Las víctimas batearon a AMLO… y luego él las bateó

Hasta ahora, la idea del perdón ha reprobado el examen de las víctimas. ¿Es el primer gran fracaso del sexenio, antes incluso de iniciar?
08/10/2018
10:14
-A +A

Quizá el mayor acierto de Andrés Manuel López Obrador en campaña fue su capacidad de resumir en ideas y frases sencillas el hartazgo de una sociedad golpeada por la corrupción, los abusos y la indiferencia oficiales.

Supo tocar las fibras adecuadas, más que con propuestas concretas, con lo que los mercadólogos políticos llaman “ideas fuerza”.

Pero hubo un tema en el que ese enfoque nunca cuajó: el del perdón como respuesta a la profunda crisis de seguridad que enfrenta el país. Desde la campaña, la idea vaga de una amnistía fue mal recibida.

Una vez que obtuvieron el triunfo electoral, AMLO y su equipo sostuvieron en términos generales las ideas y slogans de campaña.

Si había una que necesitaba traducirse en una estrategia concreta era la de “pacificar” al país. No sucedió pronto. En la transición han seguido navegando con ideas pegajosas que carecen aún de soporte.

Como ninguna otra, su idea del perdón fue rechazada de manera unánime y contundente por sus principales receptores: los familiares de desaparecidos y las víctimas de la violencia.

Desde el primer foro de pacificación, en Ciudad Juárez el 1 de agosto, las víctimas y los colectivos rechazaron a gritos el perdón que les exigía López Obrador. Familiares de desaparecidos que se han topado durante años con la ineficiencia e insensibilidad de las autoridades de los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, lo interrumpieron varias veces con un impactante: “¡Justicia, Justicia!”.

La escena se repitió en todo el país, en los 16 foros en distintas ciudades de México e incluso uno realizado en Arizona. Lejos de ajustar, el presidente electo se mantuvo en la suya y hasta pareció querer colocarse moralmente por encima de ellos: “Yo sí perdono”, les dijo.

Este fin de semana, el equipo del próximo secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, quien ha tenido que plantar cara a los reclamos, anunció que decidió cancelar los foros con víctimas programados ni más ni menos que en Veracruz, Sinaloa, Tabasco, Morelos y Tamaulipas, cinco de las entidades más golpeadas por la violencia criminal.

La razón esgrimida está empapada de una insensibilidad que choca con el discurso de años de Morena sobre el tema: el senador morenista que lo anunció, Ruben Rocha Moya, dijo que Durazo se dedicará a trabajar en la estructura de la nueva Secretaría y “ya no puede estar atendiendo foros”. Luego dio una dirección de internet para que las víctimas manden sus propuestas.

Hasta ahora, la idea del perdón ha reprobado el examen de las víctimas. ¿Es el primer gran fracaso del sexenio, antes incluso de iniciar? Lo sabremos pronto, cuando el futuro secretario Durazo salga de este repliegue táctico —así me lo imagino— y puntualice su estrategia para enfrentar la crisis que heredan. Porque AMLO es presidente de facto, y en lo que a la violencia toca, no cabe más el mitin con “ideas fuerza” del ejército de paz, la guardia civil desarmada, los abrazos no balazos, los becarios no sicarios…

 

Carlos Loret de Mola

Carlos Loret de Mola nació en Mérida, Yucatán, México, en 1976. Tiene una licenciatura en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Actualmente es el conductor del noticiero matutino ‘Primero Noticias’ de Televisa, el cual llega a una audiencia de 35 millones de personas todos los días en México, Estados Unidos y América Latina y en las tardes conduce el programa de radio ‘Contraportada’, de la cadena Radio Fórmula. Tres veces por semana publica la columna “Historias de un reportero” para el periódico de circulación nacional “El Universal”. En su cuenta de Twitter, el Sr. Loret tiene más de dos millones y medio de seguidores, más que ningún otro periodista mexicano y es bien conocido por sus reportajes y coberturas de eventos mundiales como han sido la ‘Primavera Árabe’, la revolución en Libia, la guerra en Afganistán, el golpe en Haití, los tsunamis de Indonesia y Japón, la hambruna en el Cuerno de África, el terremoto en Haití, la visita del Papa en México, la crisis actual en Siria, así como entrevistas que ha hecho a diferentes líderes mundiales. El Sr. Loret escribió el libro “El Negocio, La economía de México atrapada por el narcotráfico”, Grijalbo, 2001 y coescribió “Bitácora de Guerra”, Clío, 2002 y “Haití. Isla Pánico”, Grijalbo 2011. Recientemente lanzó el taquillero documental “De Panzazo”, el cual codirigió, escribió y narró y que se ocupa del tema de la falta de una buena educación en México. Su trabajo periodístico en México ha sido citado por medios internacionales como el New York Times, el Washington Post, CNN, Al Jazeera, entre otros. Durante su carrera profesional ha recibido varias veces el Premio Nacional de Periodismo. Loret de Mola fue incluido en la lista del 2008 de Jóvenes Líderes Mundiales del Foro Económico Mundial y ha sido distinguido como líder mexicano en la prestigiosa “Lista de los 300” de la prestigiada revista ‘Líderes Mexicanos’ durante casi una década. Televisa es la cadena en español más grande del mundo, con cobertura y transmisiones permanentes en Estados Unidos, Europa y América Latina y cuenta con una amplia red de corresponsales en todo el mundo y su cobertura noticiosa es de las más influyentes en Iberoamérica.

Comentarios