México es goleado; Corea del Sur lo mete a Octavos

Corea del Sur derrotó a Alemania y clasificó a México a Octavos de Final como segundo lugar del Grupo F
Compartir
Foto: Especial
27/06/2018
11:36
Édgar Luna / Enviado
-A +A

En Ekaterimburgo, a miles de kilómetros de distancia la gente lo festeja. Pero… el tanto asiático va al VAR, minutos de angustia para México y Alemania. El árbitro en Kazán señala el centro del campo. Corea anota, Y México clasifica por la puerta de atrás a octavos de final.

La Selección Nacional da el peor partido en el peor momento, es goleada 3-0 por Suecia pero con la ayuda de Corea, que derrota a Alemania 1-0 avanza por séptima ocasión consecutiva, novena en su historia de la fase de grupos. Humillante sabor es el logro conseguido para el equipo de Juan Carlos Osorio, que traicionó sus principios, que no cambió, que repitió alineación por primera vez en 51 partidos, pero que fue barrido por los suecos que evidenciaron a une quipo mexicano desconcentrado y sin poder de reacción. Los goles de Augustinsson, Granqvist y el autogol de Edson Álvarez, finiquitaron la historia. Al final del juego, ningún jugador mexicano celebró la clasificación, el deber está cumplido pero a un precio muy doloroso, porque desde 1978, en Argentina, México no era goleado de tal manera.

Ahora a viajar a Samara, el grupo E definirá en unos momentos a su rival, pero sea el que sea: Brasil, Suiza y Serbia, el cuadro de Juan Carlos Osorio deberá de presentar otra cara, deberá de presentar otra actitud. Hoy, el pase es muy doloroso, pero al final, la clasificación a octavos está completa. Están vivos, aunque salieran de Ekaterimburgo como zombies. MAL A los 15 segundos, la amonestación a Jesús Gallardo, puso nervioso al equipo mexicano, ya que no se sabía qué tipo de arbitraje llevaría a cabo del argentino Néstor Pitana, por lo que el contacto físico de la Selección, estaba más que condicionado.

Gracias a eso Suecia se fue encima a base de pelotazos al área, y todos tuvieron finalización. En el primero, Gallardo le quitó la pelota a Berg cuando estaba a punto de dispara en el área chica; en la segunda, Memo Ochoa saca un remate de Larsson; en la tercera Berga la vuela a pesar de estar sin marca y en la cuarta, otra vez Ochoa tiene que volar. Ante esto México respondió moviendo el balón a ras de césped. Con toque intrascendente, que no gana terreno, pero que quita tiempo al reloj.

La jugada de salida se repetía una y otra vez, pero cuando se llegaba al balón detenido era cuando había problemas y venía el vendaval amarillo, con rápidas transiciones de defensa al ataque. Cuando todo parecía controlado vino la polémica. Minuto 28, Javier Hernández en labores defensiva trata de salir del área pero su mala técnica provoca que el balón le dé en la mano. Pitana nada marca pero de “arriba” le indican que la jugada se revisará. Segundos, minutos de angustia para el cuadro mexicano. Hernández se pasea nervioso reclamando, los suecos están seguros de que se marcara el penalti, pero… El argentino decide que su decisión se respetará, y todo sigue igual… En Suecia dirán “Sí fue penal… día 1”. El primer tiempo termina con oportunidades mexicanas desperdiciadas. El balón y el campo es de ellos, pero las jugadas de peligro de Suecia.

Y DE MALAS Es hasta el segundo tiempo cuando los nórdicos tendrán su recompensa. Minuto 49. Jugada llena de rebotes, de mala fortuna y mal resuelta por los mexicanos. Álvarez no puede ganar la pelota, Herrera tampoco. Esta llega al borde del área donde Larsson manda un centro al área, Claesson rebana la pelota pero su buena fortuna hace que le caiga a Augustinsson, quien sin marca vence con tiro cruzado a Ochoa que alcanza a manotear la pelota. México no reacciona, de la banca no hay mensaje, no se ligan dos pases seguidos.} Y las cosas se ponen peores cuando Herrera pierde la pelota en el centro del campo, los suecos avanzan, Berg está apunto de disparar y Héctor Moreno se barre, no parece, pero Pitana marca penalti.

Minuto 61, el capitán Andreas Granqvist convierte el segundo gol del juego y el juego Alemania-Corea, hasta ese entonces empatado a cero, cobra mayor importancia. La respuesta de Osorio es meter a Marco Fabián, lo primero que hace el volante es tirar de larga distancia. El tiempo pasa y México no reacciona. Los cambios sólo provocan que Suecia se tire hacia atrás y aproveche el espacio largo. Es una mala noche. Saca de banda, prolongado, la pelota puede ser controlada por Edson Álvarez, no, el joven se tropieza mete el balón en la portería mexicana, a los 73 el juego está más que perdido. Y en Kazán, Corea sigue siendo el héroe mexicano al empatar a cero con Alemania.

“Tecatito” lanza un centro pasado, Hernández recentra pero nadie la mete… y en Kazán siguen cero a cero… El amor por el Tri se acaba. La gente de verde abandona el estadio de Ekaterimburgo. Osorio mete a Oribe Peralta “¿homenaje?”, mientras que Hummels falla un cabezazo en el área chica que significaría la clasificación de Alemania. El estadio de Ekaterimburgo explota. Gol de Corea, con todo y revisión del VAR, México está dentro.

La gente que había abandonado a su amado “Tri” regresa. Otro gol de Corea, Alemania ha entregado la corona a favor de la Selección Mexicana. Y nadie festeja. Edson sale llorando. Memo está enojado y Osorio muy serio, demasiado, quizá salirse de su librito no fue lo mejor, pero en el fondo ha cumplido, por lo menos México está vivo, pero no feliz ni coleando.

Compartir

Comentarios