Inconcluso. Hospital de la Mujer, una espera de tres sexenios

Se estima que 1ra etapa concluya en abril de 2018; Oaxaca ocupa cuarto lugar en muerte materna
Hasta el momento se han destinado 553 millones de pesos a este hospital, cantidad a la que se sumará una inversión de 181 millones de pesos para la fase final. (EDWIN HERNÁNDEZ. EL UNIVERSAL)
02/01/2018
04:14
Lizbeth Flores
San Bartolo Coyotepec, Oaxaca
-A +A

[email protected]

Aunque Oaxaca se mantiene entre los estados del país con más casos de muerte materna, que hasta octubre de 2017 sumaron 30, han pasado más de tres sexenios y aún no se concluye el Hospital de Especialidades de la Mujer, ubicado en el municipio de San Bartolo Coyotepec.

El edificio ni siquiera ha terminado de construirse y todavía no ha sido equipado para la primera etapa del proyecto, que contempla 30 camas de un total de 120.

hm1.jpgLa inauguración del hospital se programó para junio pasado, pero tras los sismos de septiembre se pospuso.

La inauguración del hospital había sido anunciada para junio pasado, pero tras la emergencia que enfrentó la entidad por los sismos de septiembre, argumenta el gobierno de Oaxaca, el arranque volvió a posponerse de manera indefinida.

El actual titular de los Servicios de Salud de Oaxaca, Celestino Alonso Álvarez, dice en entrevista que el retraso está justificado por todas las modificaciones que ha tenido el proyecto y ahora, también por las afectaciones a la infraestructura hospitalaria estatal causadas por los sismos del 7 y 19 de septiembre.

“Tuvimos una contingencia que nos llevó mucho dinero, hubo que reorientar recursos”, señala.

El edificio se proyectó inicialmente como un inmueble para oficinas administrativas de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), en el sexenio de José Murat (1998-2004), y cuando Juan Díaz Pimentel era titular de esa dependencia; en 2006, en el gobierno de Ulises Ruiz, se modificó el proyecto e inició su construcción como el Hospital de Especialidades de la Mujer.

Pasó el sexenio de Gabino Cué, con Germán Tenorio, hoy en prisión acusado de un desvío millonario de recursos, y Héctor González, como titulares de Salud y tampoco se concluyó. Al término del primer año de la administración de Alejandro Murat el hospital aún no inicia operaciones.

Por las múltiples modificaciones que ha tenido el hospital de alta especialidad, actualmente sólo se contempla que albergue las áreas de ginecobstetricia y pediatría, pero no será pronto, pues se planea que los trabajos de obra y equipamiento se concluyan a finales de abril de 2018. Esos trabajos consisten en cortes de algunas tuberías y en la instalación de otras para oxígeno, dice Alonso Álvarez; luego se proyectará la apertura.

hm10.jpgLa construcción que se proyectó en el sexenio de José Murat, inició en 2006, ya en el gobierno de Ulises Ruiz.

La información financiera de los Servicios de Salud indica que hasta el momento se han destinado 553 millones de pesos a este hospital, cantidad a la que, según el funcionario estatal, se sumará una inversión de 181 millones de pesos para la fase final de los trabajos, de los cuales 141 millones serán aportados por el gobierno federal y se destinarían para el equipamiento; los 40 millones restantes saldrán de la bolsa estatal y se emplearían para ultimar detalles de construcción.

El secretario de Salud también dio a conocer que no se contratará más personal médico, pues la plantilla actual será la misma que se reubique, ante la falta de recursos. “Ese proyecto debe de seguir en función de las posibilidades presupuestales”, afirma Celestino Alonso.

Es por ello, tras equipar las primeras 30 camas el próximo año, las 90 restantes, para sumar las 120 que se contemplaban, se acondicionarían hasta el año 2019, de acuerdo con el funcionario.

Un hospital inconcluso y otro rebasado

Junto a la Ciudad Judicial, a 15 kilómetros de la capital, el imponente edificio del Hospital de la Mujer se  observa abandonado. El espacio está dominado por maleza, basura, pintas, casetas para venta de comida y un fétido olor a aguas negras. A ese deterioro se suman grietas en acabados y algunos  cristales rotos.

 Se trata, dice el funcionario de Salud, de los saldos que dejaron los sismos y que serán atendidos en enero de 2018.

El lugar está desolado, sólo es custodiado por un guardia de la empresa Seglim, una compañía del Estado de México que brinda servicios de seguridad a la infraestructura hospitalaria pública estatal, y la misma a la que pertenece un elemento que fue arrestado en septiembre por la Agencia Estatal de Investigaciones, tras el robo de un recién nacido del Hospital Civil Dr. Aurelio Valdivieso.

hm13.jpgEl edificio aún no ha sido equipado para la primera etapa del proyecto, que contempla 30 camas de un total de 120.

Precisamente, dicho hospital es el encargado de atender todos los partos que no pueden ser canalizados al hospital que aún no se concluye, lo que genera que esté rebasado y trabaje por encima de su capacidad, de 120 camas, para atender los ocho mil partos que se registran anualmente. “No hay espacios ni condiciones en este hospital para atender a esa magnitud”, reconoce el secretario de Salud.

Ambos hospitales, el rebasado y el inconcluso, tal vez, puedan ser parte de las razones del por qué la muerte materna no disminuye en la entidad y mantiene a Oaxaca en el cuarto lugar a nivel nacional, sólo por debajo de Chiapas, Guerrero y Chihuahua.