Nace Xhuni, muñeca que difunde lengua zapoteca

El juchiteco Gonzalo Santiago, estudiante del IPN, fue el creador del prototipo que puede traducir más de 2,500 vocablos; así busca preservar su cultura
FOTO: JUAN CARLOS REYES GARCIA / EL UNIVERSAL
03/10/2018
04:00
Pedro Sánchez
Ciudad de México
-A +A

[email protected]

Gonzalo Santiago Martínez es un joven de 25 años originario de Juchitán, Oaxaca; estudia en el Instituto Politécnico Nacional  (IPN) y es el creador de Xhuni, una muñeca de la cultura mazahua adaptada para hablar en zapoteco.

Aunque apenas es un prototipo, el creador afirma que la muñeca puede traducir más de 2 mil 500 vocablos del español al zapoteco.

Por cuestiones de diseño, la muñeca sólo cuenta con cuatro botones para decir la misma cantidad de palabras. Por eso, el joven pretende sacarle el máximo provecho  con una aplicación que espera lanzar en enero de 2019.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Gonzalo relató cómo nació  la muñeca de trapo con la que busca acercar la lengua zapoteca a los niños de Oaxaca y de otros estados.

Hace más de 15 años, Gonzalo y su familia tuvieron que emigrar al Estado de México para que su madre recibiera atención médica.

A pesar de llevar varios años lejos de su tierra, el juchiteco nunca se olvidó de sus raíces zapotecas. “Los oaxaqueños pueden estar fuera de Oaxaca por mucho tiempo, pero siempre seguirán apegados a su cultura”, manifestó.

muneca_que_habla_zapoteco_68152580.jpg

Aprender mediante el juego

La idea de Xhuni surgió hace casi un año, cuando Gonzalo compró una muñeca conocida como “María” a un vendedor de artesanías afuera de Plaza Torres Lindavista, en Azcapotzalco. Motivado en conservar la lengua zapoteca, Santiago Martínez vio en la muñeca de trapo la posibilidad de que los niños aprendieran palabras básicas  mediante el juego.

 “La lengua es de lo poco que nos queda. Los conquistadores pudieron quemar lo que encontraron, matar gente, hacer y deshacer, pero nunca nos quitaron lo nuestro, como algunas costumbres y el lenguaje”, relata el ingeniero en software que ahora cursa la maestría de Ciencias en sistemas computacionales móviles. Algunas piezas del circuito las mandó a traer de China y Estados Unidos;  a Xhuni la vistió de tehuana con accesorios y ropa hecha por artesanos zapotecas. Su nombre   surgió de la abreviación de la palabra  xhunashi que significa virgen.

Para que Xhuni tuviera una pronunciación natural del zapoteca, Gonzalo realizó un casting con niñas de Juchitán para darle voz.

 “Los artesanos y las niñas que hicieron las voces recibieron dinero por su colaboración, con Xhuni podríamos darle trabajo a  gente de la región”, destacó.

Dice que ha gastado más de 5 mil pesos en el prototipo de Xhuni, por eso pide apoyo a instituciones  para disminuir los costos de producción y poder sacarla a la venta a precios accesibles.

Este no es el primer proyecto de Gonzalo para difundir la lengua. En 2014 lanzó para Android la aplicación Didxazapp, la cual traduce palabras del inglés, francés, español, japonés y ruso al zapoteco. Pese a tener más de 100 mil descargas, el joven no busca lucrar con la app y soló pretende que conozcan parte de la cultura oaxaqueña.

“Nunca he cobrado por la aplicación, aunque hay una opción para la gente que quiera donar. Con lo que he ganado en estos cuatro años apenas me alcanzaría para llevar a mi novia al cine”.

En espera de algún patrocinio o apoyo gubernamental, Gonzalo pretende combinar sus dos proyectos para que Xhuni puede tener una conversación en zapoteco con los usuarios.

Comentarios