Se "esfumaron" polizas de 623 jubilados del SNTE

Docentes retirados fueron víctimas de un fraude por 15 millones de pesos; IEEPO y aseguradora “se echan la bolita”
Compartir
04/02/2018
01:42
Juan Carlos Zavala
Oaxaca de Juárez, Oaxaca
-A +A

Después de 39 años de servicio, en 2014  la profesora Nihiví Villa Ruiz se jubiló como docente de una escuela secundaria de Santa María Atzompa. Durante  casi cuatro décadas  se le descontó de su salario,   de manera quincenal,   para pagar un seguro de vida por un monto de 25 mil pesos, el cual le debió ser entregado luego de jubilarse. Más de tres años después, sigue sin poder cobrar la póliza de ese seguro.

El caso de Nihví es similar al de  623 maestros retirados, quienes,  de acuerdo con Zenón Ruiz Ruiz,  auxiliar de la Secretaría de Jubilados y Pensionados de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), fueron víctimas de un fraude. Ruiz señala al Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) y la empresa Seguros  AXA S. A. de C. V., como responsables directos de no pagar  a los jubilados; ambas instancias, señala, se culpan mutuamente y nadie sabe dónde está el dinero.

El presunto fraude que denuncia Zenón Ruiz asciende a más de 15 millones de pesos; aunque algunos delegados sindicales como Elsa Guzmán, de la delegación D-4-05, aseguran  que  el número de   afectados supera las 900 personas, por lo que el monto defraudado sería mayor  a los  22 millones 500 mil pesos.

Según la Guía para el Maestro de Nuevo Ingreso del IEPPO, el seguro de vida que Nihiví no ha podido cobrar se otorga a todos los servidores públicos “sin importar sexo, edad u ocupación”. Ese documento también indica que esta prestación   se paga en cuatro modalidades: seguro de vida para personal activo y jubilado, incapacidad total y permanente para personal activo, seguro de vida para jubilados y retiro para personal que cause baja del servicio. (jubilado o pensionado). En el caso de los 623 maestros jubilados, el monto que no han podido cobrar se calcula al sumar  18 meses del último salario base (concepto 001).

El pago de esa prestación estaba respaldada en contratos  entre el IEEPO y la aseguradora, en ese momento  Seguros AXA. Uno de los constratos, celebrado en  2014 y con número IEEPO/SV/004/2014, asciende a más de 185 millones 953 mil pesos, bajo el concepto de “Póliza Grupo vida institucional”. Para pagar ese convenio,  la dependencia utilizó   recursos del Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal (FAEB).

Artículo
El ISSSTE y el Gobierno de Oaxaca les adeudan este pago a alrededor de 16 mil ex trabajadores de la educación
Reclaman jubilados de la Sección 22 pago de prima de antigüedad y bonoReclaman jubilados de la Sección 22 pago de prima de antigüedad y bono

Cambio de empresa

AXA tuvo a cargo la administración de los fondos hasta el  31 de diciembre de  2016, pues en noviembre de ese año  el IEEPO  cambió de empresa.  A partir de 2017, el seguro de vida institucional para los trabajadores quedó a cargo de Thona Seguros S. A. de C. V,  por 140 millones 256 mil  pesos, según el contrato IEEPO/SV/029/2016.

El monto que exigen los maestros jubilados está respaldado en los pagos que directamente realizaba el IEEPO a la aseguradora pero, según Zenón Ruiz, además quincenalmente se  les descontaba   vía nómina  entre 3   y 15 pesos, dependiendo de su salario,  bajo el concepto número 77.  

“Les descontaban en promedio 10 pesos, en función de  categoría y años de servicio. Son más de 80 mil trabajadores activos de la educación en este momento que se les descuenta quincenalmente durante todos los años de servicio, de 40 a 50 años”, sostiene el uxiliar de la Secretaría de Jubilados y Pensionados de la Sección 22.

Los 623 trabajadores jubilados a quienes  no se les ha pagado la póliza, precisa, se retiraron en 2014, 2015 y 2016, pero por  los adeudos sólo existen 200 expedientes en el SNTE,  el IEEPO sólo ha reconocido la deuda  con 97 jubilados, y   la aseguradora, sólo   ha emitido órdenes de pago para tres personas, pero al  ir a cobrar al banco, resultó que  la cuenta no tenía fondos.

Sin responsables 

De acuerdo con la versión institucional del  IEEPO,  el adeudo por  dicho seguro es  un tema que debe resolver únicamente  la empresa, pues se trata de  un asunto entre particulares. “La obligación en el contrato está en el trabajador como persona y la empresa  AXA, y ahí el tema jurídico es una relación entre particulares. Lo que tendría que pasar es que AXA demandara al instituto para que le pagara, pero el IEEPO  sí le pagó a AXA”, señala. 

Zenón Ruiz refuta la versión del IEEPO, dice que  el adeudo es por un seguro institucional y no  algo que adquiera el trabajador a título personal. “El trabajador solamente se acerca a la aseguradora, requisita la póliza y deja un beneficiario. No hay contrato individual, es un contrato del IEEPO con la aseguradora”.

A su vez, la aseguradora señala que el IEEPO fue quien no  pagó. Consultado por EL UNIVERSALAXA, a través de Ixchel Arce Torres, responsable de Relaciones Públicas, asegura que no presenta ninguna obligación pendiente con el IEEPO o sus pensionados, “dado que se dio el adecuado cumplimiento a los alcances que el contrato refería”.

Explica que entre las obligaciones contractuales con el instituto para el pago del apoyo por retiro, la dependencia se obligaba a realizar aportaciones mensuales al Fondo administrado por AXA para que ésta realizara los pagos correspondientes. Contractualmente, apunta, la responsabilidad para el pago de los apoyos  se  limita al saldo existente en el fondo, por lo que, de agotarse, el IEEPO asume la responsabilidad total frente a sus trabajadores.

La empresa sostiene que al término del contrato  regresó al IEEPO 623 expedientes de jubilados que no pudieron ser pagados por  falta de aportaciones mensuales; es decir, 15 millones 158 mil 750 pesos. “En múltiples ocasiones, AXA ha notificado al IEEPO y canalizado cualquier  requerimiento de sus empleados o jubilados, buscando que la actual administración tenga conocimiento de estas inconformidades, que no dependen de la aseguradora”, finaliza.

Compartir