En 3 años, crecen hasta 200% delitos sexuales en Oaxaca

Casos de violación y acoso crecieron hasta 200% entre 2016 y 2018
Foto: Ismael García / EL UNIVERSAL
08/04/2019
09:30
Juan Carlos Zavala
Oaxaca de Juárez, Oaxaca
-A +A

En los últimos tres años, en Oaxaca se duplicó el número de denuncias de delitos sexuales  y en algunos aumentó hasta 200 por ciento, de acuerdo con las cifras oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Entre 2016 y 2018,  datos que se nutren con la información de ministerios públicos indican estos incrementos en las carpetas de investigación abiertas por delitos como abuso sexual, acoso, hostigamiento, violación simple y violación equiparada.

En los casos de abuso sexual, el SESNSP reportó que en este periodo  se abrieron  mil 267 carpetas de investigación, cada año el número aumentó respecto al anterior. Se iniciaron 359 indagatorias en 2016, 383 en 2017 y 525 en 2018. Es decir, en promedio se perpetraron 35.2 de estos delitos cada mes, poco más de uno al día. En lo que va de 2019 la cifra es de 83.

La situación es similar en los casos de acoso sexual. En esos tres años se abrieron  201  indagatorias: 38 en 2016, 49 en 2017 y 114 en 2018. Hasta febrero de este año sumaban otras 30. El aumento es de 200%.

En el caso de hostigamiento sexual se  abrieron 102 carpetas de investigación: 26 en 2016, 22 en 2017 y 54 en 2018. Entre enero y febrero de 2019 se reportaron ocho  casos.

Artículo
Datos oficiales apuntan que en la entidad en 2018, hubo 89 muertes violentas contra mujeres y 29 feminicidios.
Oaxaca, un estado violento para las mujeresOaxaca, un estado violento para las mujeres

Respecto al delito de violación, el aumento es de más de 100%. En esos tres años se iniciaron mil 138 carpetas, a los que se suman 53 que se presentaron en los dos primeros meses de  2019. La evolución de este delito muestra que tras un descenso, al bajar   de  402 casos en 2016 a 313 en 2017, para 2018 la cifra llegó hasta los  423. En promedio se presentaron 31.2 violaciones  al mes, una al día.

En los casos de violación equiparada se reportan  205 carpetas de investigación en este periodo, a los que se suman 21 incidencias en 2019.

Impunidad

Según la  organización Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, las regiones que concentran estos delitos son los Valles Centrales, la Mixteca y la Costa. Señala que de  154 casos registrados en la prensa local durante 2017 y  2018, 36   fueron cometidos contra niñas y adolescentes, principalmente de 11 a 14 años (33%).

“Estas cifras reflejan la negligencia por parte del gobierno y sus instituciones que son incapaces de garantizar una vida libre de violencia para las niñas y adolescentes”, denuncia.

La Fiscalía General de Oaxaca ha reportado entre 2017 y 2018 la aprehensión de 33 hombres: 25 por el delito de violación (de los cuales sólo cinco fueron vinculados a proceso) y ocho por  abuso sexual.

Artículo
En 36 de los 154 delitos sexuales contra mujeres, ocurridos entre el 2017 y el 2018, las víctimas son niñas entre los 11 y 14 años.
Aumentan agresiones a niñas y adolescentes en OaxacaAumentan agresiones a niñas y adolescentes en Oaxaca

 Además, en esos dos años, sólo  15 hombres recibieron sentencias condenatorias: 14 por violación (una de las sentencias involucró a tres hombres que participaron en el delito) y uno por abuso sexual; la sentencia más alta que se ha impuesto es de 73 años y la más baja  es de 12. El pasado 21 de marzo, la fiscalía  dio a conocer  la  aprehensión  de otros seis probables agresores sexuales.

Si se compara el número de carpetas de investigación con el número de detenidos y sentencias, la cifra de impunidad es alta. Sólo entre 2017 y 2018 se registraron 892 violaciones sexuales (736 casos de violación simple y 156,  equiparada) y 908 casos de abuso sexual, los cuales fueron denunciados ante un Ministerio Público.

La presidenta del Grupo de Estudios sobre la Mujer Rosario Castellanos (GESMujer), Angélica Ayala Ortiz, advierte además de la existencia de una cifra negra de casos que no son denunciados y una de las razones es que,  en la mayoría de las veces, el agresor  resulta ser un familiar o una persona cercana. Una segunda razón es  la revictimización de los propios ministerios públicos.

“La impunidad tiene  un componente adicional: la vergüenza que sufren las víctimas cuando buscan justicia. Otros de los elementos es que algunos delitos sexuales se vuelven delitos privados porque, en muchas de las ocasiones, los agresores son de la propia familia, las víctimas se enfrentan a que  no les creen”, lamenta.

Comentarios