Piden apresurar Línea de Transmisión de CFE en el Istmo

Campesinos esperan su construcción desde el año 2011, exigen se haga un comité regulador con empresas eólicas
En la región del Istmo, empresas privadas y la CFE operan 21 parques eólicos que en conjunto producen unos 2 mil 300 megawhatts de electricidad. Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
08/08/2018
06:00
Alberto López Morales / Corresponsal
Juchitán de Zaragoza, Oaxaca
-A +A

Los integrantes de la Unión de Propietarios de Energías Renovables del Istmo (Uperi) demandaron del actual y el próximo gobierno federal que apresuren la licitación y construcción de la Línea de Transmisión Corriente Directa, anunciada por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), para conducir la electricidad que se genere en los nuevos parques eólicos que se van a construir.

El presidente de la Uperi, Porfirio Montero Fuentes, dijo que es urgente la construcción  para que los inversionistas puedan iniciar con la construcción de los parques eólicos, porque desde  2011 hay 14 empresas que están pagando un promedio de 2 mil 500 pesos por una hectárea de tierra reservada, pero que no se ocupa.

En la región del Istmo de Tehuantepec, empresas privadas y la CFE operan 21 parques eólicos que en conjunto producen unos 2 mil 300 megawatts de electricidad que son evacuados desde las subestaciones de Juchitán II e Ixtepec Potencia.

Ambas plantas ya están saturadas y por esa razón la CFE consideró la construcción de la línea  que costará mil 700 millones de dólares e iniciará funciones en  2021.

Los campesinos integrantes de la Uperi señalaron que desde 2011 están en espera de la construcción de la Línea de Transmisión Corriente Directa que saldrá desde el Istmo y transportará hasta la Ciudad de México, pasando por nuevas subestaciones eléctricas en las entidades de Oaxaca, Veracruz, Morelos, Puebla y el Estado de México.

Por ello, la Uperi demandó además la creación de un comité regulador, integrado por los inversionistas eólicos,  autoridades municipales y estatales, y los dueños de las tierras, con la finalidad de que  se resuelvan  problemas que han desatado los bloqueos de los accesos a los parques eólicos,  por parte de campesinos, y  por los que  33  personas   han sido aprehendidas.

Uno de los problemas, dijeron los campesinos en una asamblea, es la gran diferencia en el pago por la renta de las tierras. Algunas empresas pagan hasta 18 mil pesos por hectáreas y otras sólo pagan 7 mil.  “Queremos que se pague por igual a todos y que sea el máximo valor”, señalaron.

Los  también dueños de las tierras  destacaron otros problemas que se han resuelto por la vía de la presión, por ejemplo, se ha obligado a las empresas que reparen los caminos porque son éstas las que los destruyen con sus enormes maquinarias, como grúas que contratan para darle el mantenimiento a los aerogeneradores.

Esos temas no están especificados en el contrato, pero las empresas quieren que el dueño de la parcela pague los costos del arreglo de los caminos, aseguran los campesinos.

Es urgente, dijo Porfirio Montero Fuentes, la creación de ese comité regulador porque desde hace más de 12 años, cuando empezaron a operar los primeros parques eólicos, no hay una instancia que contribuya a resolver, por la vía del diálogo, los problemas que surgen constantemente por la falta de claridad en los contratos.

Comentarios