Van 24 mdp invertidos en hospital abandonado donde dio a luz una mujer de la Cuenca

Era un anhelo de la población que tiene 12.5% de rezago en salud, según Sedesol
La obra de lo que sería el hospital actualmente padece de filtraciones de agua que han acabado con los muros, los plafones se caen a pedazos y parte del cableado ha sido robado. Fotos: Yuridiana Sosa / EL UNIVERSAL
09/10/2018
04:15
Yuridiana Sosa
San Felipe Jalapa de Díaz , Oaxaca
-A +A

[email protected]

A una semana de su sexto alumbramiento, a Laura Bibiano todavía le duele la precariedad en la que nació su hija. Ocurrió en medio de un sucio pasillo de la obra abandonada del Hospital Básico Comunitario. La mujer de 33 años parió sola, de pie.

Desde su diminuta casa, en la pendiente de una colina, la joven mazateca aprecia la enorme obra hospitalaria construida por el gobierno federal en la  parte alta de la población, la cual comenzó en 2007, durante el sexenio de Ulises Ruiz Ortiz y que nunca fue concluida.

Apenas en 2017 el estatus de la construcción era de  “obra nueva” y se encontraba en proceso con  la clave CDN-6870/OAX-611/15, de acuerdo con el reporte de la Dirección General de Planeación y Desarrollo en Salud, del Plan Maestro de Infraestructura Física en Salud (PMI).

Para este año  la obra presenta una nueva clave: CDN-6870/OAX-611/15 y nuevo estatus: “suspendida”, sin que existan modificaciones en el costo estimado en su inversión: 18 millones de pesos con los que se equiparía con cinco consultorios, área de urgencias, un quirófano, 12 camas de hospitalización  y un laboratorio clínico.

Estas cifras del gobierno federal son distintas a las reportadas por los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO). La dependencia asegura que la obra acumula una  inversión de 24 millones de pesos y lleva un avance del 40% tras ocho años de abandono. Además, asegura que se requieren otro 30 millones para culminar el complejo.

Artículo
La madre dio a luz a su quinto hijo sobre uno de los pasillos del nosocomio el cual quedó abandonado desde el año 2005.
Nace bebé en hospital abandonado de comunidad indígena de OaxacaNace bebé en hospital abandonado de comunidad indígena de Oaxaca

Pobreza y rezagos

Jalapa de Díaz es un municipio  pobre, así lo sentencia la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol)  en su  informe de 2017 sobre la situación de pobreza en el país. Jalapa de Díaz, con más de 28 mil habitantes, registró en 2015 alto grado de rezago social y para el año pasado  ya se habían  declarado  tres zonas de atención prioritarias.

Pese a  ello, el informe presume la disminución de carencias por acceso a los servicios de salud, pues  asegura que en ese tema el rezago pasó de  55.8% en  2010 a 12.9%  en  2015. Periodo que comprende  cinco  de los ocho años que llevan paradas las obras en el hospital donde  Laura dio a luz. 

Carlos, su esposo, está enojado por las condiciones en las que nació su hija. Lamenta que el edificio, en el que trabaja como velador, esté en olvido institucional mientras los plafones se caen a pedazos, las filtraciones acaban con las paredes y parte del cableado ha sido robado. El moho y las cuarteaduras lo invaden, y los cristales y puertas lucen destrozados.

Al ubicarse en el paso entre  los extremos de la comunidad, el hospital era un anhelo  de la población que sólo cuenta con  un  Centro de Salud en la cabecera municipal, el cual  tiene dos camas y es  atendido por 12 médicos, 14 enfermeras y  un médico en  turno nocturno, pero no  se realizan cirugías.

Para cualquier intervención  o emergencia, se debe viajar más de 60 kilómetros para llegar a Tuxtepec, donde se encuentra el Hospital Regional de la Cuenca del Papaloapan, el único en el  norte de Oaxaca.

mujer_hospital_abadonado_.jpg

Nacer en cualquier lugar

La cama de Laura Bibiano es un montón de bloques cubiertos con un petate. A un costado, un par de tablas hacen otra cama y a unos pasos, separada por más tablas, está la cocina. Ahí, a menos de 20 metros cuadrados, vive una familia de siete.

Con dificultad para expresarse en español, la mujer mazateca relata que sus cinco alumbramientos anteriores fueron atendidos por una partera, pues la atención que brinda “es más humana” y  le da miedo un mal servicio de las clínicas oficiales.

Días antes de dar a luz,  el médico que llevaba su control le indicó que su bebé “venía al revés”; por eso, al sentir los dolores de parto, trató de acudir a la clínica y lo más próximo que encontró fue el hospital en ruinas, mientras su esposo se  quedó en casa cuidando a su hijo más pequeño.

Además de Laura, al menos dos semanas antes, vecinos explican que otra mujer dio a luz en su casa, pues en el Centro de Salud le indicaron minutos antes que aún no tenía la dilatación suficiente para el parto.

 La Jurisdicción Sanitaria 03 asegura  que en Jalapa de Díaz la mayoría de las mujeres dan a luz en lugares distintos al Centro de Salud.

Según  el Subsistema de Información sobre Nacimientos, de 116 alumbramientos registrados en la comunidad de enero de  2017 a agosto de 2018 sólo 44 ocurrieron en instalaciones de los SSO y 72, en otros espacios; se desconoce el  lugar y  circunstancias.

Además, entre  2013 y 2017  cuatro  mujeres de Jalapa de Díaz dieron a luz sin condiciones médicas, casos que han ameritado recomendaciones tanto de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) como de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO). Actualmente, el Centro de Salud lleva el control de 78  embarazadas.

Laura y Carlos han decidido que esta niña será su última hija, pero desconocen  qué  método anticonceptivo pueden usar, pues no tienen información sobre  salud reproductiva.

Comentarios