Muerte de Edward divide la opinión de la sociedad oaxaqueña

El médico Luis Alberto fue liberado, luego de protestas de su gremio que exige aún que no se criminalice la profesión
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
15/04/2018
11:35
Ismael García
Oaxaca de Juárez, Oaxaca
-A +A

[email protected]

El homicidio de Edward, de tres años con siete meses de edad, tipificado como dolo eventual en grado de responsabilidad médica, dividió y confrontó a sectores de la sociedad en Oaxaca, después de la detención del doctor Luis Alberto P. M., y su posterior puesta en libertad 10 días más tarde.

El 26 de noviembre  de 2017 por la noche, el pequeño fue ingresado al Hospital Del Valle, en la capital, por una fractura en el codo izquierdo, sin exposición de huesos, tras lo cual el traumatólogo pediatra Luis Alberto P. M. decidió intervenirlo quirúrgicamente; no obstante, luego  de seis horas y una serie de complicaciones, el pequeño fue declarado muerto.

De acuerdo con la Fiscalía General del Estado, entre los factores que provocaron la presunta negligencia destaca que la operación quirúrgica que se le practicó no era urgente y aún así se  llevó a cabo menos de cinco horas después de la ingesta de alimentos, lo cual se corroboró en  la necropsia y los estudios de patología.

Además, dice la fiscalía que no se tuvieron los cuidados necesarios para la aplicación de la anestesia; que la causa de la muerte no fue una reacción alérgica o anafiláctica a algún medicamento, sino una asfixia por broncoaspiración. Tampoco se documentó en el expediente el suministro de lidocaína, demostrándose su existencia con los dictámenes químicos. Es decir, se administró, pero los médicos omitieron documentarlo en el expediente. También existen videos que dan indicios sobre una manipulación del expediente clínico para modificar lo sucedido; incluso, los médicos llamaron a personas externas para que colaboraran en el acto.

La operación terminó alrededor de las 12 de la noche y hasta las siete de la mañana el niño fue trasladado a otro hospital con unidad de cuidados intensivos; durante ese lapso, la fiscalía determinó que  no se le dio la atención adecuada. Edward fue declarado muerto a las ocho de la mañana del 27 de noviembre.

Artículo
En términos generales, se efectuó una cirugía a un pequeño que no iba en ayunas; se aplicó exceso de anestesia; durante la operación, estuvo en posición decúbito de manera prolongada, lo que originó que se broncoaspirara.
Revelan cadena de negligencias en caso EdwardRevelan cadena de negligencias en caso Edward

La fiscalía determinó homicidio con dolo eventual con agravante de responsabilidad médica, por lo cual pidió al juez de la causa emitir una orden de aprehensión y el especialista fue detenido el pasado 2 de abril; ingresó al reclusorio de Santa María Ixcotel. Otra imputada, la anestesióloga Gabriela C. L., logró un amparo y lleva el proceso en libertad.

El 4 de abril, Hussein Luna López y Daniela Trujillo Ramos, padres de Edward, ofrecieron una conferencia de prensa en la agradecieron la ágil procuración de justicia. Exigieron aplicación de la ley, pero no pidieron reparación del daño ni indemnización.

En los días siguientes, gremios de médicos, primero en Oaxaca y luego a nivel nacional, iniciaron marchas y protestas para exigir la libertad del galeno y acusar que se criminaliza la profesión.

El día 12, en víspera de un paro nacional de actividades de médicos, Luis Alberto P. M., fue puesto en libertad, al considerar un juez que hubo errores en el procedimiento, el cual será repuesto con el indiciado en libertad.

Artículo
El niño de 3 años pereció a consecuencia de bronco aspiración, durante una operación que no era urgente
Rechaza fiscal criminalización de profesión médicaRechaza fiscal criminalización de profesión médica

Sectores sociales han exigido castigo para los presuntos responsables y defienden a los padres de Edward; mientras médicos insisten en que se legisle para que no se tipifique como dolosa una muerte causada durante un tratamiento y piden la salida del fiscal Rubén Vasconcelos.

Pese a la liberación del acusado, el Hospital Civil, donde no recibió atención el niño, se declaró en un paro de 12 horas.

Comentarios