Música desde la niñez, otra oportunidad de vida en Oaxaca

La escuela de música Santa Cecilia cumple 7 años de alejar a menores de edad de la violencia y formar talentos en la Villa de Zaachila
Compartir
Foto: Edwin Hernández / EL UNIVERSAL
15/04/2018
06:14
Lizbeth Flores
Oaxaca de Juárez, Oax.
-A +A

[email protected]

A 500 metros del basurero más grande de los Valles Centrales de Oaxaca y en medio de pequeñas  viviendas se encuentra la escuela de música Santa Cecilia, edificada hace siete años en la agencia municipal Vicente Guerrero, perteneciente al municipio de Zaachila; este centro tiene como fin brindar otra oportunidad de vida a niñas, niños y jóvenes, y evitar que sean parte del vandalismo y la drogadicción en la zona.

La disciplina y talento de las y los jóvenes les ha llevado a ser parte de tres agrupaciones musicales formadas en este núcleo de iniciación: la Banda, la Orquesta de Cámara y la Orquesta Sinfónica; esta última dará un concierto en la Ciudad de México el próximo 19 de abril, será la primera vez que se presenten fuera de Oaxaca.

La música transformó la vida de casi 100 niñas, niños y jóvenes de este municipio,  donde 76% de la población vivía en pobreza, de acuerdo con cifras de 2010, del Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval).

eh26032018002.jpg

Mabel Martínez, violinista de 11 años de edad, confirma que el arte de tocar un instrumento la ha cambiado, pues  ser músico es lo que más ama. “Yo cambié mucho, casi no me expresaba cuando nada más leía y era lo que conocía, pero conocí el violín y de ahí cambió mi forma de expresarme, empecé a comunicarme más”, relata.

Ella comenzó a tocar el violín hace tres años, desde entonces le dedica tres horas de lunes a domingo. Está convencida de que anhela ser una violinista profesional y tocar a nivel mundial. Su sueño se fortalece al participar en el primer concierto fuera de Oaxaca. “Será muy emocionante para mí”, reitera mientras ensaya el repertorio que etocarán en la Ciudad de México.

Alejarlos de la violencia

El centro de iniciación musical, platican profesores, madres y padres de familia, surgió hace siete años a iniciativa del sacerdote José Rentería, quien motivó a la comunidad a instruir a sus hijos en la música como  una oportunidad de desarrollo y alejarlos de la violencia.

eh26032018014.jpg

“Es una oportunidad que hay en la colonia porque todavía hay mucho vandalismo, mucha drogadicción”, expresa María de los Ángeles Vásquez, madre de familia.

Desde entonces, madres y padres de familia se han organizado para recaudar fondos y sostener esta escuela, misma que recibe donaciones de diversas asociaciones y de altruistas, como Isabelle de Boves, piloto de Air France, quien les ha dotado de instrumentos musicales. La piloto francesa conoció a las niñas, niños y jóvenes músicos cuando visitó a su tía en este municipio.

Kevin Maya Martínez es otro de los integrantes de la Orquesta Sinfónica, y a sus 10 años de edad desea ser un trompetista profesional. Platica que su gusto por tocar la trompeta le nació desde los siete años,  al escuchar a su abuelo.

eh26032018016.jpg

“Desde chiquito mi abuelo tocaba la trompeta, me empezó a gustar, para mí es fácil, me gusta mucho. ¡Quisiera tocar siempre!”, expresa el pequeño músico.

Como Kevin y Mabel, al igual que el resto de integrantes de la agrupación musical, han reforzado su preparación para el concierto del 19 de abril, donde participarán con el Coro Air France en el Centro Nacional de las Artes (Cenart), en la capital del país.

Para el viaje sus padres mantienen la venta de dulces y alimentos, a fin de recaudar fondos y cubrir los gastos; de igual manera, el recurso recolectado en el concierto será para mejorar las instalaciones del centro de iniciación musical.

eh26032018017.jpg

El desarrollo de las niñas, niños y jóvenes es el resultado de la enseñanza de sus profesores de música, uno de ellos es Vladimir Medina, ex director artístico de la banda filarmónica del Centro de Capacitación Musical y Desarrollo de la Cultura Mixe (Cecam), del municipio de Santa María Tlahuitoltepec, quien ha compartido su aprendizaje con el fin de impulsar el desarrollo en esta zona del estado, destacada por el conflicto social, la violencia y la pobreza.

“Veo muchas ganas de avanzar, hay talento, pero lo que veo es el empeño y las ganas de hacer las cosas bien. Vicente Guerrero le está dando una lección a Oaxaca y al mundo con este trabajo”, resalta.

El 3 de julio de 2017, el conflicto social y político derivó en un enfrentamiento entre habitantes e integrantes de la organización Frente Popular 14 de Junio, el cual dejó una persona muerta, decenas de autos y casas incendiadas, así como la expulsión de personas, quienes algunas permanecen, desde entonces, en un campamento frente al Palacio de Gobierno en la capital de Oaxaca, luego de quedarse sin hogar. En la zona, confirman habitantes, aún prevalece la inseguridad y el vandalismo.

eh26032018019.jpg

En esta comunidad se encuentra el basurero municipal de Oaxaca de Juárez, donde más de 700 toneladas de desechos de 20 municipios del Valle Central se depositan al día.

Compartir

Comentarios