Con vestidos zapotecas recuperan su identidad en escuela de Juchitán

Impulsan preservación de vestimenta y la lengua madre
La escuela recibió un reconocimiento del Museo Textil por cuatro años de revitalización de la lengua zapoteca. Fotos: Roselia Chaca
17/07/2018
10:58
Roselia Chaca
Juchitán de Zaragoza, Oaxaca
-A +A

[email protected]

“La gataná. La sa ¡Jma! (Escolta: Atención). Firme el paso. Redoblado ¡Ya!”, ordena en zapoteco Lucila a sus cinco compañeras de la escolta escolar durante el homenaje. Todas responden de inmediato ante la mirada y señas de Dalthon Pineda, profesor de educación física del Jardín de Niños Juan Escutia, de la colonia Heliodoro Vallejo Santander.

Lucila Sicarú García Aquino, Kitzia  Santiago Ruiz, Keila Sánchez Ruiz, Luna Dxhirianii Jacinto Luis, Abril  Ruiz Ramos y  Naomi Hernandez Gómez son las nuevas integrantes del proyecto Lári Nandxó/Escolta, que impulsa la vestimenta tradicional en las escuelas  y que desde hace cuatro años es  implementado por el profesor y  también poeta zapoteca.

El proyecto de preservación de la vestimenta tradicional y la lengua zapoteca comenzó luego de  tres años de insistir a los padres de familia para que se sumaran, hasta que la necedad de Dalthon dio frutos y arrancó el sueño de  acercar a los niños  la  identidad  zapoteca. Dalthon explica que al principio fue difícil, pues “muchos de los padres no eran zapotecas, sino de otras zonas y no se identificaban con la vestimenta ni la lengua;  otra complicación fue la  diversidad de creencias religiosas”, refiere.

Fue hasta al tercer año de insistir que el docente con 10 años de experiencia logró concretar su propuesta, en parte “porque teníamos más padres de familias de Juchitán.  Ahora nos imitan y nos reconocen”, destaca.

1_0.jpg

En este cuarto año la institución recibió el reconocimiento del Museo Textil de Oaxaca por el trabajo de preservación de la vestimenta y la revitalización de la lengua zapoteca, pues las niñas marchan a ritmo de las órdenes en la lengua materna y  el profesor canta el himno nacional  en zapoteco; a esta última iniciativa se han sumado todas las maestras de la institución.

“Somos ejemplo en la región. En los Valles Centrales algunas escuelas ya implementaban en sus escoltas el traje tradicional de sus zonas, pero en el Istmo fuimos los primeros y sentamos un precedente”, dice la directora María Elena Toledo Esteva, y agrega: “Ahora,  buscamos implementar que toda la escuela, niños y maestras, usemos la    ropa tradicional zapoteca al menos en el acto de homenaje de los lunes”.

Más barata 

Estela Ruiz López es madre de Lucila y ella confeccionó el bordado de su hija en el huipil, también realizó el que porta su sobrina.

Otras madres tuvieron que pagar el servicio de una bordadora, pero todas pagaron al menos 700 pesos por el traje que las niñas usan; la mitad del precio que cuesta un uniforme de escolta tradicional.

img_6002.jpg

“El traje de  huipil y enagua, más trenzas y guaraches, costó 700 pesos, más barato que los mil 200 a mil 500 pesos que cuesta un uniforme de marinero o cadete. Además, todas las mamás participamos en el diseño del huipil, la selección de los colores. El reconocimiento es también de todas las mamás que hemos hecho nuestro el proyecto”, explica.

Las madres de familia refirieron que a las niñas les emocionan mucho participar con la vestimenta  tradicional todos los lunes, por lo que son las primeras en insistir en arreglarse y llegar puntual al acto cívico. Por ello,  aseguran que vestirse con el traje típico las ha acercado más a la identidad, no sólo a las niñas, sino  también a  las madres.

Comentarios