Se estanca el Sistema de Justicia Penal en Oaxaca

Aunque fue pionero, Oaxaca se encuentra entre los 10 estados con mayor rezago, según el Cidac; existe un grave atraso en cierre de las causas penales, señala
Compartir
Ilustración: Rosario Lucas
02/01/2018
08:58
Juan Carlos Zavala
Oaxaca
-A +A

[email protected]

A 10 años de su implementación, el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio (SJPA) en Oaxaca está lejos de su consolidación. El titular del Poder Judicial del Estado, Raúl Bolaños Cacho Guzmán, reconoce que está estancado y tanto especialistas como asociaciones civiles sostienen que presenta deficiencias para impartir justicia.

De acuerdo con  el seguimiento y evaluación del Centro de Investigación para el Desarrollo (Cidac), referente a cómo operó dicho sistema en 2016, existen cuatro componentes básicos para determinar su avance: condicionantes, habilitantes, resultados e impacto.

El nivel de consolidación de las “condicionantes” es la base del ranking para valorar en qué medida se está cumpliendo el SJPA en las entidades.

Según esa metodología, Oaxaca se encuentra entre las 10 entidades que presentan mayores rezagos, pues el estado ocupa el décimo lugar con una puntuación de 217 de un total ideal de mil; incluso está muy por debajo de la puntuación media estándar que es de 500.

De pioneros a rezagados

El nuevo sistema arrancó en el estado de Oaxaca el 9 de septiembre de 2007 en la región del Istmo de Tehuantepec; un año después, en la Mixteca; en la Costa, en 2012; en la Cuenca del Papaloapan, en 2013, y en la Sierra Norte y Sur, en 2015. Fue hasta el año 2016 cuando se lanzó en la Cañada y en los Valles Centrales

Artículo
El Centro de Justicia “Víctor Bravo Ahuja” se culminó hace tres años y aún no arranca operaciones; las operaciones del Tribunal en la Cuenca se realizan desde un edificio deteriorado
Centro de Justicia, una larga espera en la CuencaCentro de Justicia, una larga espera en la Cuenca

El SJPA entró en vigor en todo el país el 18 de junio de 2016, por lo que la entidad oaxaqueña fue considerada, en su momento, entre las más avanzadas.

Pese a que el estado fue pionero, el titular del Poder Judicial, Raúl Bolaños, afirma que en los últimos años se generó una serie de problemas que “paradójicamente” ubica a Oaxaca “entre los estados que no han tomado las mejores decisiones para la consolidación de dicho sistema”.

Entre las causas el rezago, destaca Bolaños, sobresale un atraso significativo en la culminación de las causas penales, lo que se traduce en un impedimento al  acceso a la justicia, tanto para víctimas como para imputados.

Los datos lo respaldan. De enero a noviembre de 2017, el Poder Judicial estatal abrió  dos mil 743 expedientes  en materia de justicia para adolescentes en el sistema penal acusatorio. De ese total, dos mil 397 están en trámite (87.38%) y sólo 346 se concluyeron. Las cosas no son diferentes en el sistema tradicional, pues sólo en la primera instancia se registraron 12 mil 367 expedientes, sin  reporte de su estatus. 

Además, de acuerdo con el Censo Nacional de Impartición de Justicia Estatal 2017, que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en Oaxaca los retrasos son una constante, pues de las cuatro mil 737 causas penales que ingresaron en 2016, sólo se concluyeron tres mil 313, a las que se suman 22 mil 107 expedientes que ya estaban rezagados.

Otro dato para medir el avance del SJPA es el número de causas que se resuelven mediante mecanismos de justicia alternativa. En Oaxaca sólo 9.3% de las causas penales finalizaron por acuerdos reparatorios, 3.9% por suspensión condicional del proceso, 3.5% por procedimiento abrevado y 14.3% en justicia cotidiana y Medios Alternos de Solución de Conflictos (MASC), según el Inegi.

Además, la efectividad del sistema contempla a las corporaciones de seguridad pública, a las procuradurías o fiscalías y al sistema penitenciario. Según el Cidac, en Oaxaca  99% de los asuntos ingresados a los tribunales fueron con alguien detenido, es decir, casos con flagrancia.

Artículo
Existe crisis judicial en el país, declara The Washington Post; faltan resultados en sistema que creó juicios orales, dice
Acusan que sistema penal de México es caóticoAcusan que sistema penal de México es caótico

Esto permite evidenciar “la ausencia de capacidades en procuradurías y fiscalías, pues no están siendo capaces de judicializar los asuntos en los que no hay una persona detenida”, advierte el estudio. En cuanto a las cárceles, la organización señala que 70% de la población penitenciaria estatal aún está en prisión preventiva, lo que se traduce en que 7 de cada 10 reclusos no han visto concluido su proceso.

“Las deficiencias institucionales relacionadas con la investigación criminal han propiciado no sólo impunidad, sino también violaciones graves de derechos humanos”, dice el Cidac con base en cifras que indican que en Oaxaca el índice de impunidad en los delitos es de 70%.

Justicia social, otro pendiente

Para el especialista  Gustavo Cruz López, catedrático de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) y presidente de la asociación Praxis Universitaria, la justicia social es otra de las materias que aún no se alcanzan, pues señala que con este sistema la percepción de la sociedad, en su mayoría, es que en este nuevo sistema los crímenes quedan en la impunidad y es por ello que “la gente empieza a hacer justicia por propia mano”.

Lo anterior, explica, se presenta debido a que, pese a que lleva 10 años la implementación, aún “existe una gran deficiencia en el tema de la capacitación de los operadores del sistema de justicia”.

El catedrático se refiere a las instancias investigadoras como los ministerios públicos e incluso los jueces, así como los primeros respondientes como los elementos de las corporaciones policiacas, quienes son los primeros que conocen del hecho donde se cometió un delito. La sociedad, agrega, tampoco estaba preparada.

“Creo que esto es un poco el hartazgo de la ciudadanía hacia el nuevo sistema de justicia penal y que se entiende que no está cumpliendo a cabalidad”, señala.

Cruz López apunta que se deben buscar mecanismos que permitan que efectivamente funcione el SJPA, “de lo contrario este nuevo sistema de justicia que, parece que está colapsando, no va a funcionar”.

Compartir