Tras siniestro en refinería de Salina Cruz, Pemex no comprobó 409 mdp

El incendio provocó la quema de unos 500 mil barriles de crudo, lo que representó una pérdida de más de 3 mil millones de pesos.
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
02/12/2018
01:15
Juan Carlos Zavala
Oaxaca de Juárez, Oax.-
-A +A

 

En 2017, Petróleos Mexicanos (Pemex) Transformación Industrial reportó haber gastado mil 337.8 millones de pesos para atender las contingencias ocasionadas por fenómenos naturales en la refinería Ing. Antonio Dovalí Jaime, ubicada en Salina Cruz, municipio del Istmo de Tehuantepec, pero en 30.6%  de esos recursos, es decir, en 409.8 millones de pesos no existe contrato, factura u otro documento que justifique el gasto.

Además, se erogaron 20 millones 611 mil 500 pesos en “pagos indebidos” por simulación de trabajo.

El 13 y 14 de junio de 2017 ocurrió una inundación que derivó en el incendio de las áreas de efluentes de la refinería. Los daños  imposibilitaron ponerla nuevamente en operación, “lo que motivó la necesidad urgente de rehabilitar las instalaciones dañadas”, señala en el reporte 2017-6-90T9M-04-0508-2018 de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

El incendio provocó la quema de unos 500 mil barriles de crudo, lo que representó una pérdida de más de 3 mil millones de pesos, según informó en su momento Pemex; además que perdió, en promedio, 359 millones de pesos al día por el paro que se prolongó hasta el 22 de agosto pasado.

Los contratos

De acuerdo con la ASF, Pemex Transformación Industrial reportó en la Cuenta Pública 2017 gastos por mil 337 millones 862 mil 400 pesos para el proyecto “Mantenimiento de la capacidad de producción de la Refinería de Salina Cruz (2013-2017)”, el cual consistió en la adjudicación de contratos de manera directa —conforme el supuesto de excepción a la licitación pública derivado de caso fortuito o fuerza mayor— para atender la emergencia en la refinería.

ICA FLÚOR DANIEL, filial de Ingenieros Civiles y Asociados (ICA),  fue la empresa que obtuvo el mayor contrato con un monto superior a  599.1 millones de pesos más IVA, relativo al “siniestro en la planta de alquilación en la Refinería Ing. Antonio Dovalí Jaime en Salina Cruz”.

La empresa Consultoría Integral en Ingeniería, S.A. de C.V. obtuvo un contrato por 9.2 millones de pesos por “elaboración de la ingeniería de costos, respecto de los trabajos derivados del siniestro”, y la empresa GMG ENVIROSERVICE, S. C. obtuvo uno de 117.1 millones para la “contención, recuperación, limpieza y disposición de residuos derivados de la emergencia en el área de efluentes y área de almacenamiento de 500 mil litros, así como en el área de Boca del Río y limpieza de drenajes”.

Los tres contratos fueron revisados por la ASF y representaron 725.3 millones de pesos,  54.2% del gasto total para la atención de la contingencia. Adicionalmente, la paraestatal sostuvo ocho contratos para atender la emergencia en la refinería por un monto de 202.6 millones de pesos para la “revisión de los contratos por la emergencia ocurrida por la inundación e incendio”. Es decir,  927.9 millones de pesos soportados con facturas, codificaciones de pagos y descuentos (Copades), y transferencias bancarias.

Sin justificación

En los restantes 409.8 millones de pesos que Pemex también reportó como gasto no se encontró ninguno de los soportes anteriores, ni comprobantes de pago relativos a rehabilitaciones, adquisiciones o servicios, reportó la ASF.

En oficios dirigidos a la ASF con fechas 24 y 27 de agosto de 2018, Pemex respondió que esos recursos se destinaron para la atención de la emergencia, y el 21 de septiembre entregó una lista de gastos, como sueldos, prestaciones de inversión, adquisición de materiales, investigación, viáticos a personal de inversión, entre otros. Sin embargo, la ASF explicó que “sólo presentó una relación de conceptos no comprobados con la documentación soporte”.

A estas irregularidades por 409.8 millones se añaden otras por más de 20 millones 611 mil 500 pesos en “pagos indebidos” a la empresa ICA FLÚOR DANIEL que consisten en la simulación de jornadas de trabajo, con el pago de secretarias, choferes y recepcionistas que no tenían  relación con el personal que realizó los trabajos, por un monto total de 3 millones 766 mil 377.38 pesos.

También, pagos de obra no ejecutada por un millón 665 mil 300 pesos y 15.1 millones de pesos en “pagos indebidos” para el suministro, instalación y puesta en operación de un sistema de circuito cerrado de televisión.

La ASF explicó que el sistema de circuito cerrado de televisión contaba con fianzas por “vicios ocultos”, pero que Pemex no las hizo efectivas, lo cual hubiera evitado pagar esa cantidad.

EL UNIVERSAL buscó al titular del Área de Responsabilidades de Pemex, Carlos Alberto Sención González, quien respondió que no tiene conocimiento y por normatividad no puede dar información a terceros que no son parte en los expedientes de la paraestatal. La empresa ICA FLÚOR también rechazo brindar su versión.

Comentarios