Renuncia presidente del Poder Judicial de Oaxaca

La nueva presidenta del Tribunal sería la magistrada María Eugenia Villanueva Abraham
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
05/12/2018
05:17
Juan Carlos Zavala
Oaxaca de Juárez, Oax.-
-A +A

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), Raúl Bolaños Cacho Guzmán, presentó esta mañana su renuncia al cargo que ejercía por segunda ocasión desde el 13 de marzo de 2017.

Mañana a las 11:00 horas, informó el TSJE, habrá una sesión del pleno de magistrados en donde se  hará oficial su dimisión a la presidencia del Poder Judicial de Oaxaca; para ello, presentará una licencia y volverá a su estatus de magistrado jubilado. También, durante la sesión se presentará una terna para elegir al nuevo titular y para el cual se perfila María Eugenia Villanueva Abraham.

La renuncia fue tomada por sorpresa, luego de que Cacho Guzmán presentara su informe de actividades 2018.

Los motivos de su dimisión no han sido dados a conocer; oficialmente debía ocupar el cargo hasta el 31 de diciembre de 2019, ya que fue elegido presidente interino por el periodo 2017-2019 tras la solicitud de licencia del ex presidente del TSJE, Alfredo Lagunas Rivera.

De manera extraoficial se presume que su renuncia se debe a que cumplió con el periodo ser presidente del TSJE que la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado establece como ocho años; la primera vez que fue titular de este poder lo ocupó por seis años y en este periodo, estaba cerca de cumplir dos más – el 13 de marzo de 2019 –.

Una segunda versión responde a la reforma aprobada este año en la 63 Legislatura del Congreso de Oaxaca en la que desaparecen el Consejo de la Judicatura y también modifican la edad para ser magistrado. Con la reforma se estableció como edad mínima para ser magistrado los 35 años de edad y máxima los 70 años, edad que Bolaños Cacho Guzmán cumplió el pasado 13 de noviembre de 2018.

Por otra parte, trascendió que podría deberse  al conflicto político por el control del TSJE que ha mantenido desde que asumió el cargo por segunda ocasión con un grupo de magistrados liderados por Alfredo Lagunas Rivera.

Sumado a ello, Bolaños Cacho enfrenta un proceso en su contra acusado de usurpación de funciones al aceptar el cargo de presidente del TSJE cuando ya era un magistrado jubilado desde el año 2010.

En la demanda promovida por el abogado Rafael García Zavaleta reclama su destitución y que sea procesado penalmente e inhabilitado de manera permanente para no desempeñar empleos, cargos o comisiones de cualquier naturaleza en el servicio público.

García Zavaleta argumenta que al jubilarse renunció al carácter de magistrado y por disposición de las leyes laborales, fue indemnizado con el pago de todas sus prestaciones, asignándose mensualmente una pensión como jubilado, “cantidad que es fácil de entender que sigue cobrando aún en este momento”.

“Así que al jubilarse el señor licenciado Raúl Bolaños Cacho Guzmán, cesó, terminó y quedó sin efectos su nombramiento de Magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Estado, por lo que desde el 1 de enero de 2010, es un simple particular e impedido para que fuera indebidamente nombrado nuevamente como Magistrado y como integrante del Tribunal Superior de Justicia del Estado”.

Además, afirmó que su nombramiento por segunda ocasión implicó violaciones graves a diversas disposiciones de la Constitución Política de México, de la Constitución Política del Estado de Oaxaca y de la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado.

Según el abogado, para ser magistrado nuevamente debió esperar una convocatoria de selección de aspirantes y cumplir con una serie de requisitos y exámenes ante el Consejo de la Judicatura; posteriormente, el gobernador de Oaxaca estaba obligado a presentar una terna de propuestas para la presidencia del TSJE ante el Congreso del Estado. Pero no se cumplieron ninguno de estos pasos.

Además, un requisito para ser presidente del tribunal es haber integrado sala durante un periodo mínimo de tres años, lo que tampoco cumplió Bolaños Cacho Guzmán.

 

Comentarios