Rechaza fiscal criminalización de profesión médica

El niño de 3 años pereció a consecuencia de bronco aspiración, durante una operación que no era urgente
Compartir
Foto: Especial
13/04/2018
11:55
Flor Hernández
Oaxaca
-A +A

El fiscal General de Justicia del Estado, Rubén Vasconcelos Méndez, aseguró que la ley se tiene que aplicar firmemente, sin complacencias, distingos ni privilegios, ya que “no puede haber grupos ni personas exentas de la justicia” y tampoco puede interpretarse la investigación de una denuncia como un acto de criminalización o afectación de una profesión.

En un mensaje videograbado, detalló que el pasado dos de abril, la Fiscalía ejecutó una orden de aprehensión librada por la juez de control de Valles Centrales en contra de uno de los probables responsables de la comisión del delito de homicidio con la agravante de responsabilidad médica en perjuicio de un niño.

Al día siguiente, abundó, otro juez distinto, vinculó a proceso al imputado y le impuso la medida de prisión preventiva oficiosa, por tratarse de un homicidio con dolo eventual, y otorgó cuatro meses para la investigación complementaria.

No obstante, la resolución del recurso de apelación contra el auto judicial de vinculación a proceso, los magistrados de la Sexta Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia decidieron, reponer el procedimiento y, por tanto, otorgaron la libertad al médico procesado.

 

“Respetuosos de la decisión de los Magistrados y conocedores de la importante labor social que realizan los médicos del país, me permito afirmar que en este caso la Fiscalía presentó datos de prueba suficientes que hicieron que dos jueces distintos declararan la probable responsabilidad del imputado en la comisión del delito referido”, dijo.

Apuntó que los datos de prueba presentados son de diversa índole: testimonios, videos, documentos y dictámenes de peritos y especialistas de distintas materias, y de instituciones diversas como el Instituto de Servicios Periciales, la Comisión Estatal de Arbitraje Médico de Oaxaca y la Procuraduría General de la República.

Enlistó ocho puntos de los que la Fiscalía tiene evidencias:

1) El niño llegó al hospital con solo una fractura del codo izquierdo y horas después salió muerto.

2) La operación quirúrgica que se le practicó no era urgente.

3) La operación se llevó a cabo menos de cinco horas después de la ingesta de alimentos, lo cual se corrobora con los hallazgos de la necropsia y los estudios de patología.

4) No se tuvieron los cuidados necesarios para la aplicación de la anestesia.

5) La causa de la muerte no fue una reacción alérgica o anafiláctica a algún medicamento sino una asfixia por broncoaspiración.

6) No se documentó en el expediente el suministro de ciertos medicamentos, como la lidocaína, demostrándose su existencia con los dictámenes químicos correspondientes. Es decir, se administró pero los médicos omitieron documentarlo en el expediente.

7) Tenemos videos que hacen suponer que se produjo la manipulación del expediente clínico para modificar lo sucedido. Es más, los médicos llamaron a personas externas para que colaboraran en dicho acto.

8) La operación terminó alrededor de las 12 de la noche y hasta las 7 de la mañana el niño fue trasladado a otro hospital con unidad de cuidados intensivos. Es decir, más de 7 horas después de terminada la operación. Durante ese lapso de tiempo no se le dio atención adecuada al niño. En el hospital al que se le trasladó se le brindó atención médica por reanimación porque ya había tenido paros cardiacos declarándose a las 8 de la mañana su muerte.

Vasconcelos Méndez recalcó que la instancia que encabeza está comprometida por construir una procuración de justicia imparcial, autónoma, objetiva, técnica y respetuosa de los derechos humanos.

Señaló que se requieren instituciones de procuración de justicia que integren investigaciones sólidas; que investiguen con eficiencia los delitos sin sujeciones políticas o sociales externas; que presenten ante los jueces, en un proceso adversarial, imputaciones o acusaciones fundamentadas y bien argumentadas; y que procuren y hagan efectivos los derechos de las víctimas, principalmente el de acceso a la justicia.

Paran hospitales

Por otra parte, aun cuando a nivel nacional y estatal se cancelaron las movilizaciones para este viernes, al menos tres hospitales de Oaxaca pararon labores.

El “Dr. Aurelio Valdivieso”, dependiente de los Servicios de Salud de Oaxaca; el general del ISSSTE en la capital, y el Hospital de Alta Especialidad, de la Secretaría de Salud federal, ubicado en San Bartolo Coyotepec, al sur de la ciudad.

A su vez, otro grupo de médicos se manifestó en la sede principal del Tribunal Superior de Justicia del Estado, en la llamada Ciudad Judicial, para reiterar su rechazo a la criminalización de la actividad médica.

En el Hospital Civil, el secretario General de la subsección 07 de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud, Alberto Vásquez Sangermán, indicó que la salida de prisión no es suficiente, por lo que se debe legislar para evitar acusaciones dolosas en contra del gremio de la medicina.

A su vez, en encuentro con medios de comunicación, el médico Luis Alberto P. M., reiteró que no actuó con dolo en el caso del fallecimiento del pequeño Edward, que se sujetará al proceso y que regresará a laborar en los hospitales donde presta sus servicios. No obstante, se negó a responder qué fue lo que pasó tras la intervención del menor, que falleció el 27 de noviembre de 2017.

Compartir

Comentarios