Ignoran en Oaxaca sanciones por maltrato a animales

Activistas exigen castigo contra el dueño del perro asesinado en Lachigoló
Tras el ataque a la bebé de nueve meses, “Guarumo” y dos perros con los que cohabitaba, fueron sacrificados por su dueño. Foto: Edwin Hernández / EL UNIVERSAL
16/12/2018
06:10
Christian Jiménez
Oaxaca de Juárez, Oax.-
-A +A

El caso de "Guarumo", el perro pitbull que atacó a una niña de nueve meses en San Francisco Lachigoló, dejó en evidencia que no se aplican las sanciones contempladas en la  Ley de Protección Animal del estado.

El 1 de diciembre "Guarumo" se soltó y agredió a la bebé de nueve meses que gateaba en el patio, quien por las heridas falleció.

Artículo
La familia se cuestiona qué hacer con el animal, pues nadie querrá adoptarlo; la única salida posible es abandonarlo en un cerro lejano
Mata perro a bebé y lo encarcelanMata perro a bebé y lo encarcelan

Tras el ataque, "Guarumo" junto con otros dos perros con los que cohabitaba, fueron sacrificados por su dueño, el abuelo de la niña.

Luego de que los animales fueran asesinados a balazos, agrupaciones animalistas  exigieron que se impusieran las sanciones correspondientes, tanto a la familia propietaria de los perros como al edil de la localidad, Carlos García Morales.

Los animalistas demandaron una investigación veraz, debido a que a la bebé no se le realizó la autopsia  para determinar la causa de la muerte, y  reprobaron que Guarumo haya sido encerrado por 48 horas en la cárcel municipal.

Artículo
Contactaron a un vecino de la comunidad para que colaborara con el sacrificio del can
Sacrifican a perro que atacó a bebé en LachigolóSacrifican a perro que atacó a bebé en Lachigoló

En un principio, Abdón Jerónimo, dueño del can, contempló la posibilidad de abandonar a su perro en algún cerro para librarlo de la muerte. A pesar de que la idea fue condenada a través de las redes sociales por grupos animalistas, ninguna organización dotó de asesoría a la familia.

Según la Ley de Protección Animal, el asesinato del pitbull debería significar prisión para quien lo ejecutó, pues en su capítulo segundo, artículo 414, se indica que “se castigará con cárcel de seis meses a cuatro años y con multa de 500 a mil 500 días de salario a quien dolosamente prive de la vida a un animal vertebrado”.

De acuerdo con el artículo 416 de esta ley, sólo está permitido que un animal sea sacrificado “por causa justificada y bajo cuidado de un especialista o persona debidamente autorizada y que cuente con conocimientos técnicos de la materia”, situación que no se cumplió, debido a que  el propietario recibió un ultimátum para deshacerse del can en 24 horas.

Según lo que estipula esta ley, el asesinato del pitbull debería perseguirse por oficio, pues quien lo cometió fue el mismo propietario.

A pesar de que la ley entró en vigor en Oaxaca en 2015 y contempla castigos con cárcel a quien lastime, asesine o utilice para fines sexuales, decenas de casos que se denuncian a través de las redes sociales permanecen sin sanción.

La LXII Legislatura aprobó una reforma al Código Penal de Oaxaca para tipificar como delito el maltrato animal y castigarlo hasta con cuatro años de prisión.

Comentarios