Investigan en Congreso a acreedores fantasma

Anterior Legislatura contrajo una deuda por más de 100 mdp, de la cual 70 % no fue avalada por la Secretaría de Finanzas
Foto: Edwin Hernández / EL UNIVERSAL
25/08/2017
09:05
Juan Carlos Zavala
Oaxaca
-A +A

Los diputados de la 62 Legislatura del Congreso de Oaxaca dejaron una deuda superior a los 100 millones de pesos, en la  que más del 70 % se contrajo sin cobertura presupuestal y gran parte de ella, con “empresas fantasma”.

El tesorero de la 63 Legislatura local, Eduardo Javier Aldana González, precisó que sólo 19 millones de pesos de la deuda estuvieron avaladas por Cuentas por Liquidar Certificadas (CLC) y otros 12 millones de pesos fueron avalados por la Secretaría de Finanzas estatal.

Refirió que al recinto del Poder Legislativo llegaron acreedores que elevaron la deuda adquirida por los ex diputados desde el año 2014.

“Llego una persona a la que supuestamente se le adeuda un millón de pesos, pero no viene en hoja membretada, sino con un documento con la firma de dos personas que laboraron en el Congreso en la anterior Legislatura. La respuesta que cualquier persona es que no dice Congreso del Estado, no es una factura, no es ni siquiera un pagaré, señaló Aldana González.

Se han dado casos, refirió, de empresas que vienen con documentación que sí se tramitó, pero que carecen de un amarre financiero para reconocer la deuda.

Aldana González aseguró que se han detectado empresas que nunca existieron o están dedicadas al outsourcing. Entre ellas, mencionó a una persona que afirmaba representar a 10 empresas a las que el Congreso del Estado les adeudaba dinero, pero cuando se verificó ante la Secretaria de Hacienda se encontró que ninguna existe. El argumento del supuesto acreedor es que todas cambiaron de razón social.

De los 19 y 12 millones de pesos que sí estaban avalados en CLC y por la Secretaría de Finanzas se ha cubierto casi el 90 %. Del resto, que ascienden a más de 70 millones de pesos y que no estaban justificado, se ha pagado alrededor del 40%, con previa verificación de las empresas. Mientras tanto, aún continúa revisando la existencia real de las empresas, porque “si nos hemos llevado sorpresas que existen deudas desde el año 2014 que no están avalada.

El tesorero agregó que los acreedores que piensen que se están violando sus derechos, pueden demandar al Congreso si así lo desean, “pero hasta ahora no hay un caso de demanda”, aclaró.

Desparecen documentos

A través de una solicitud de información realizada al Congreso del Estado, Aldana González informó que el 8 de diciembre de 2016 recibió las oficinas de la Tesorería sin documentación ni archivo general. Es decir, que los diputados de la 62 Legislatura “no dejaron o desaparecieron” los documentos que comprueban en qué se gastaron más de mil 747 millones de pesos, que ejercieron durante tres años.

La solicitud de información fue sobre los montos asignados y los informes semestrales del ejercicio presupuestal del uso y destino de los recursos financieros otorgados a los órganos de Gobierno, comisiones, comités, fracciones parlamentarias, a cada uno de los diputados, y centros de estudio u órganos de investigación. Así como información sobre los contratos de servicios personales en los que contenga el nombre del prestador y del solicitante.

En la 62 Legislatura difungió como tesorero Mauro Alberto Sánchez Hernández, y estuvieron a cargo de la Junta de Coordinación Política Alejandro Avilés Álvarez, del PRI; Anselmo Ortiz, Rosendo Serrano y Jesús López Rodríguez, del PRD; Natividad Díaz Jiménez y Gerardo García Henestrosa, del PAN.

Aldana dijo que al recibir las oficinas sin documentación lo imposibilita para proporcionar la información solicitada respecto a la 62 Legislatura en forma directa.

Comentarios