Seguro Popular violó ley en contratos millonarios

De acuerdo con información de la Secretaría de la Contraloría y Transparencia, 16 empresas firmaron 25 convenios por más de 112 millones de pesos; la cifra de los contratos rebasó el máximo establecido en el Presupuesto de Egresos
26/11/2017
11:57
Juan Carlos Zavala
Oaxaca de Juárez, Oaxaca
-A +A

En Oaxaca, el Seguro Popular otorgó sin licitación 25 contratos a 16 empresas por un monto de 112 millones 473 mil 682 pesos, pese a que las cantidades  rebasaban el máximo establecido en el Presupuesto de Egresos de la Federación, lo que violenta la Ley de Adquisiciones y Arrendamiento.

De acuerdo con la auditoría OAX/SEGURO POPULAR-REPSS/16 de la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental, el ex director del Seguro Popular, Rogelio Hernández Cázares,  benefició con adjudicaciones directas  principalmente a cuatro empresas. Con dichas compañías se acordó la compra de un kit de reactivos, servicio de oxígeno medicinal, pruebas de laboratorio y hasta servicio de lavandería.

También,  entre los contratos figuran  compras de pruebas antidoping a un particular, además de adquisición de llantas y pagos por la impartición de  cursos y talleres de contaduría.

Entregas irregulares

La Ley de Aquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público establece en el artículo 42 que las dependencias y entidades, bajo su responsabilidad,  sólo  pueden hacer adquisiciones o contratar servicios sin licitación pública,  adquisiciones, arrendamientos y servicios “cuando el importe no exceda los montos máximos que al efecto se establecerán en el Presupuesto de Egresos de la Federación”.

De acuerdo con el anexo 9 del Presupuesto de Egresos de la Federación 2015, año en  que se otorgaron los contratos, el monto máximo a entregar por  adjudicación directa es de 450 mil pesos, siempre que el presupuesto asignado a la dependencia para adquisiciones, arrendamientos y servicios sea mayor a 1 millón de pesos, tal y como lo fue en este caso.

Según  la Ley de Adquisiciones, en el artículo 41, sólo pueden entregarse por adjudicación directa contratos mayores a 450 mil pesos cuando “sólo existe un oferente, peligre el orden social, la economía, los servicios públicos, la salubridad, la seguridad o el ambiente de alguna zona o región del país”, o cuando  existan circunstancias que puedan provocar pérdidas o costos adicionales importantes. Sin embargo,  niguno de estos supuestos  se cumple en este caso.

Los más beneficiados

La empresa con los mayores montos adjudicados de manera directa fue Centro Promotora Internacional S. A. de C. V., que obtuvo cuatro contratos por  más de 47 millones 46 mil pesos; además están Selecciones Médicas del Centro S. A. de C. V. con cuatro contratos por 19 millones 398 mil 202  pesos, e INFRA del Sur S. A. de C. V. con cuatro contratos por  la cantidad de 8 millones 904 mil 947 pesos. Además, se encuentra la empresa JM Lavanderías S. A. de C. V., que obtuvo contratos sin licitación  por  12 millones 404 mil 478 pesos.

EL UNIVERSAL dio a conocer el 19 de noviembre  que según revisiones  fiscales que se han hecho a  estos recursos, el Seguro Popular no entregó documentos probatorios que acrediten  el gasto de al menos  12 millones 86 mil 274 pesos que se realizó con esta empresa de lavandería. 

Pero estas adjudicaciones directas no sólo beneficiaron a empresas. La dependencia también adquirió sin licitación  pruebas antidoping con un particular de nombre Diego Armando Ramos Estavillo por un costo  de 777 mil 200 pesos, así como llantas con  Servillantera Mayorista S. A. de C. V. por 641 mil 884 pesos. Además,  pagó dos talleres y cursos de contabilidad con Macedo Urquiza y Asociados, por un monto de 750 mil pesos  y con  Despacho C. P. Elio T. Zurita García y Asociados S. C.,  por la misma cantidad.

Para la adquisición de material de osteosíntesis y su asistencia técnica contrajo un contrato por 5 millones 662 mil 207 pesos con la empresa XAO Technologies, para mantenimiento preventivo y correctivo de equipo médico sostuvo contratos con Comercializadora MTS por 3 millones 968 mil 639 pesos, con Servicios de Ingeniería en Medicina de Oriente por 474 mil 290 pesos, con Biomedical Instruments por 1 millón 366 mil 944 pesos y con Todo para la Salud de México GAATL por 1  millón 474 mil 360 pesos. Todos estos contratos fueron entregados sin licitación.

Entre las adquisiciones se incluyen    pruebas de laboratorio por 991 mil 371 pesos con la empresa ABALAT, insumos para laboratorio con el  Centro de Productos Médicos por 945 mil 476 pesos y la contratación del servicio de “actualización de las propiedades” con la Comercializadora Siete de México por 717 mil 460 pesos; esta última se  dedicada a la comunicación,  mercadotecnia y  publicidad, de acuerdo con   su sitio web.

Por estas anomalías, la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental ordenó “instrumentar los procedimientos de responsabilidad que resulten en contra de los servidores públicos responsables de las irregularidades detectadas, debiendo enviar a la Unidad de Operación Regional y Contraloría Social de la Secretaría de la Función Pública, copia certificada de dicha instrumentación”.

Medicamentos con IVA

La Contraloría también encontró que aunque  el 20 de septiembre de 2015 la empresa INFRA del Sur S. A. de C. V. le notificó al Seguro Popular que a partir de septiembre de ese año se facturaría el oxígeno medicinal con tasa 0.0% de IVA para cumplir con los requisitos establecidos por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para definirlo como medicamento, el Seguro Popular  siguió pagando las facturas con el 16%   del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a medicamentos, aún cuando  están exentos de este gravamen.

Estos pagos sumaron un total de 143 mil 834  pesos que se detalla en  31 facturas por el concepto de abasto de medicamentos, material de curación y otros insumos.

Comentarios