Caldo de piedra, en Oaxaca preservan legado gastronómico