El Parián, la vida sin la bonanza del ferrocarril