Algarabía y folclor llenan calles de la capital oaxaqueña