Jóvenes dan nueva vida a la cerámica en Oaxaca

Dos oaxaqueños se aventuran en el mundo del barro y el vidrio creando piezas con las que han revolucionado la forma tradicional de elaborar artesanías.

Natalia Bolaños y Brayan Corres, ambos de 25 años y de origen oaxaqueño, terminaron sus estudios en la Escuela de Artesanías de la Ciudad de México en 2016. 

Desde el primer año de arranque del taller " Cuarto Suspiro", ubicado en Huayapam,  las piezas de Natalia y Brayan fueron reconocidas en ferias y exposiciones más allá de México.

El método que empelan permite que las figuras no tengan filtrado de líquidos, por lo que aumenta su resistencia. Las piezas son selladas a una temperatura superior a los mil 200 grados centígrados en la cocción.

Definen su trabajo como arte objeto, pues si bien sus piezas son utilitarias, les agregan un valor estético.

A dos años de haber iniciado el proyecto las artesanías que nacen en su taller han llegado a Estados Unidos y Francia.