Habrá segundo censo para afectados: alcaldesa

Incluirá a 2,724 casas, tras acuerdo entre gobierno estatal y autoridades de Juchitán
Compartir
En el primer censo, siete mil 500 casas fueron clasificadas con daños parciales; sin embargo, éstas se desplomaron por completo en el segundo sismo. (EDWIN HERNÁNDEZ. EL UNIVERSAL)
04/12/2017
04:13
Alberto López
Juchitán de Zaragoza, Oaxaca
-A +A

El gobierno de Oaxaca y autoridades de Juchitán acordaron un segundo censo para dos mil 724 viviendas dañadas por las más de 10 mil réplicas que se registraron en el Istmo de Tehuantepec, tras el terremoto del 7 de septiembre.

La presidenta municipal,  Gloria Sánchez López, afirmó que el acuerdo para validar el segundo censo fue construido con el gobierno de Oaxaca en el transcurso de la semana.

De acuerdo con cifras del gobierno municipal, este segundo censo incluye a  dos mil 724 viviendas: dos mil 503 que no fueron foliadas, por lo que no se sabe si tienen daños totales o parciales, y 221 que sí recibieron folio por el sismo del 7 de septiembre, pero cuyos propietarios están exigiendo la reclasificación de las afectaciones tras el temblor del 23 de septiembre.

“Hemos hablado con los funcionarios del gobierno de Oaxaca. Ya acordamos la validación del segundo censo en Juchitán. Ahora sólo falta definir cómo y cuándo se verificarán las afectaciones y  cómo se aplicarán los apoyos”, explicó la alcaldesa.

Según el primer censo realizado por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), el primer  terremoto dañó unas 16 mil viviendas. De ellas, siete mil 400 fueron clasificadas con pérdida total e ingresaron al programa de demolición.

Otras siete mil 500 casas registraron pérdidas parciales; sin embargo, algunas de ellas se desplomaron con la réplica de 6.1 que sacudió la tierra la mañana del sábado 23 de septiembre.

La presidenta municipal declaró que hasta el momento el gobierno de Oaxaca no ha definido de dónde saldrán los recursos para apoyar la reconstrucción de esas viviendas del segundo censo. “Lo que exigimos es que todas las personas inscritas en el segundo censo, resultado del cruce de información de los gobiernos estatal y municipal, reciban el mismo trato que recibieron los damnificados beneficiados en el primer censo”, señaló.

Incertidumbre. Pese al anuncio hecho por la presidenta municipal sobre la aprobación del  segundo censo, entre los dos mil 503 damnificados que no han recibido el folio, aún prevalece la confusión.

“¿Vendrán a censarnos o solamente tomarán en cuenta a los que nos inscribimos después que terminó el primer censo?”, pregunta Claudia, cuya casa fue afectada con los sismos, pero que no fue censada, pues  se ausentó de la ciudad por motivos familiares.

En su más reciente visita a Juchitán, el  29 de noviembre, el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, abonó a la incertidumbre al señalar que las viviendas  no censadas serán reconstruidas con el apoyo de las fundaciones privadas, como Grupo Carso.

Por ello, un grupo de 40 personas que se identificó como Mujeres en Resistencia de la Red de Vecinos Damnificados, de esta ciudad zapoteca, se trasladó primero a la capital y luego a la Ciudad de México para demandar  apoyos, entre ellos que la Comisión Federal de Electricidad  (CFE) congele el cobro por seis meses.

Además, la Red de Damnificados, que coordina el ex alcalde Leopoldo de Gyves, demandó que se amplíe por tres meses el pago del programa de Empleo Temporal y se liberen recursos para reconstruir los hornos de mujeres que producen panes y totopos.

En otros municipios del Istmo, también hay exigencias similares. En Unión Hidalgo la población aún demanda la entrega de recursos del programa Empleo Temporal y pide la realización de un nuevo censo para atender a casi mil damnificados. Lo mismo sucede en Santa María Mixtequilla y en Santiago Astata.

Compartir

Comentarios