Pese a violencia, Cuenca sin “focos rojos” en problemas sociales y políticos

De acuerdo con la Secretaría de Gobierno, el único problema latente en la Cuenca es en San Lucas Ojitlán, donde sus habitantes piden la destitución de su presidente municipal
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
08/01/2018
12:25
-A +A

Aunque la violencia marcó el 2017 como otro año de ejecuciones a la región de la Cuenca del Papaloapan, la Secretaría General de Gobierno (Segego) califica a esta zona al norte de Oaxaca sin “focos rojos” que alteren la paz social.

El delegado de la Segego, Sergio Alamilla, señaló que la única situación que consideran como un problema latente se ubica en San Lucas Ojitlán, donde un grupo de personas mantiene la exigencia para la destitución del edil, Porfirio Díaz Córdova.

Por este conflicto político- social se registraron retenciones de autoridades, entre ellas en presidente y funcionarios de la Segego; la “toma” del palacio municipal, quema de una patrulla, así como bloqueos carreteros en su comunidad y en Tuxtepec.

Dicho problema también ha impactado en el tema educativo, donde ambas secciones del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Sección 22 y 59, se disputan escuelas en la comunidad de Loma de Piedra.

Por esto, los padres y maestros realizaron protestas en la sede delegacional de la Segego.

El funcionario apuntó que otro municipio que registró problemas sociales y políticos fue Ayotzintepec, donde también en diferentes ocasiones funcionarios y pobladores resultaron retenidos para exigir solución a problemas de sociales y de obra pública.

Sergio Alamilla agregó que en el resto de la región no existen situaciones problemáticas que alteren el orden social.

“No tenemos focos rojos, todo está tranquilo”, destacó el funcionario estatal.

Comentarios