Vence segundo plazo para habilitar hospital alterno en el Istmo

Luego de 4 meses del sismo, las obras de reconstrucción tampoco han iniciado
En un recorrido realizado por EL UNIVERSAL se constató que las obras para levantar el Hospital Civil aún no inician; sólo se observaron camiones de volteo y una retroexcavadora, pero no hay trabajadores. (ALBERTO LÓPEZ. EL UNIVERSAL)
08/01/2018
10:47
Alberto López
Juchitán de Zaragoza, Oaxaca
-A +A

Al cumplirse cuatro meses del colapso del Hospital Civil Macedonio Benítez Fuentes por los sismos de septiembre, su reconstrucción sigue suspendida y tampoco hay fecha para ocupar el edificio que se habilitará como sede alterna, que debió estar listo el 20 de diciembre y luego el 4 de enero, según autoridades municipales.

La noche del terremoto, médicos y enfermeros evacuaron el edifico y trasladaron a los pacientes a un predio desocupado, ubicado frente a las instalaciones médicas.

En un recorrido realizado por EL UNIVERSAL, en la zona donde se demolió el hospital de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), se constató que las obras para levantar el hospital aún no inician; sólo se observaron dos camiones de volteo y una retro excavadora, pero no hay trabajadores.

En el amplio terreno que albergó las instalaciones toda la zona está vacía; nadie labora en el lugar. El área luce abandonada y llena de terrones y muebles metálicos destruidos.

De acuerdo con Óscar Cruz López, secretario municipal del Ayuntamiento de Juchitán, las autoridades locales no han sido informadas de la razón por la que no se avanza en los trabajos de la única unidad médica con la que cuenta la ciudad, asignados a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

“Cuando empezaron a derribar el hospital, nos dijeron que la Sedena demolería y construiría el nosocomio en siete meses”, explicó la líder sindicalista, Yolanda Sánchez Ulloa, cuando ella y otros médicos, entre cantos se despidieron de su centro de trabajo a inicios de octubre.

El funcionario municipal, Óscar Cruz López, asegura que a en noviembre la alcaldesa Gloria Sánchez López se reunió con el gobernador Alejandro Murat, y en dicho encuentro le informaron que en breve arrancaría la construcción del Hospital Civil y el Hospital de Especialidades que ofreció el presidente Enrique Peña Nieto en 2012, cuando estaba en campaña por la presidencia. No obstante, dice el secretario, habrá que esperar y centrarse en el espacio que se habilitó como hospital provisional al aire libre, donde “no hay hospital, no hay quirófanos, no hay medicinas y tampoco insumos”.

El hospital provisional, al que se refiere el funcionario, está ubicado un kilómetro del hospital anterior, en el sector norponiente de la ciudad, donde al lado de un campo de béisbol se habilitó el área de atención médica.

En ese espacio, pacientes y médicos han soportado los sismos, las lluvias de octubre y los fuertes vientos del Norte con rachas de hasta 169 kilómetros que equivalen a un huracán categoría dos y ahí seguirán, pues, de acuerdo con Félix Merlín, subdelegado sindical, no hay fecha para mudarse a lo que se anunció que sería una sede alterna.

La sede alterna del Hospital Civil de Juchitán se habilitaría en el edificio del Instituto de Cultura Zapoteca (Inculza), el cual debió quedar listo el 20 de diciembre pasado, pero la fecha se recorrió y  después se anunció que estaría lista el 4 de enero. No ocurrió así.

 El retraso en la habilitación de estos espacios médicos afecta por lo menos a 100 mil istmeños, que no cuentan con ningún otro hospital en la región.

Comentarios