Municipio mixe de Oaxaca cumple un año sin agua potable

Comuneros y autoridades municipales denuncian negligencia de los gobiernos estatal y federal
Compartir
Mario Arturo Martínez
14/05/2018
02:07
Lizbeth Flores
Oaxaca de Juárez, Oaxaca
-A +A

Autoridades locales y agrarias de San Pedro y San Pablo Ayutla exigieron hoy al gobierno de Oaxaca su intervención para la solución del conflicto con Tamazulápam del Espíritu Santo, el cual ha dejado sin agua desde hace casi un año a la población de este municipio de la etnia Mixe, ubicado en la región de la Sierra Juárez.

En conferencia de prensa en un restaurante de la ciudad capital, la presidenta municipal, Yolanda Pacheco Morales, explicó que aunque desde hace varias décadas mantienen un problema por la posesión de un paraje donde se encuentra un manantial que surte de agua a ambos pueblos, el 18 de mayo de 2017, Tamazulápam y su agencia Tierra Blanca invadieron tierras comunales y se posesionaron de la zona citada; el 5 de junio de 2017, al tener control total, ordenaron cortar el suministro del vital líquido a Ayutla.

En la misma fecha ocurrió una agresión armada en que fue asesinado Luis Juan Guadalupe, además de lesionar a otros comuneros y secuestrar a cuatro mujeres. El 25 de agosto del mismo año, tras la intervención de la Secretaría General de Gobierno, les destruyeron su tanque de captación en dicho paraje.

A casi un año de los hechos, señaló que ni el Gobierno del Estado ni la Procuraduría Agraria ni la Comisión Nacional del Agua han hecho caso para solucionar la problemática. Luego de recientes acuerdos, el pasado 8 de mayo, Tamazulápam debió permitir la reconexión del sistema de agua al tanque provisional, lo cual no ocurrió.

“La ineficacia es rotunda y estamos en completo abandono, no existe Estado de Derecho, los agresores siguen avanzando en las invasiones; tenemos el temor fundado de que nuestra ciudadanía actúe en legítima defensa de su patrimonio”, dijo la alcaldesa.

Por su parte, Alejandro Martínez Ramírez, representante de Bienes Comunales de Ayutla, advirtió de otro posible enfrentamiento entre las comunidades en disputa ante la falta de acuerdos, de lo cual responsabilizó al gobierno estatal por considerar que ha sido pasivo.

Además de ello, señaló, valorarán en asamblea comunitaria las medidas a tomar a fin de exigir que Tamazulápam libere el manantial de la zona, el cual ha permanecido bloqueado desde hace 11 meses. Entre estas posibles acciones, dijo, están el impedir la instalación de casillas para las elecciones del 1 de julio. Pidió al gobernador Alejandro Murat Hinojosa su intervención para atender el conflicto.

El 9 de agosto del año pasado la comunidad de Ayutla ganó un amparo con el cual jurídicamente la ley la protege de las medidas tomadas por Tamazulápam, a quien acusan de impedirles el acceso al manantial. Sin embargo, los habitantes y autoridades de la primera población denuncian que hasta el momento siguen sin acceder al agua.

Las autoridades y los representantes de los comuneros exigieron al gobierno castigo a los responsables del homicidio, secuestro y agresiones; la presencia del Ejército Mexicano o la Marina Armada de México; “no queremos más mesas de diálogo, si no que se restablezca el servicio de agua, tomaremos acciones más contundentes”, señalaron.

Compartir

Comentarios