Asesinan a opositor de parques eólicos en el Istmo de Oaxaca

La Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio acusó del homicidio a un policía municipal de Juchitán de Zaragoza.
Foto: Roselia Chaca / EL UNIVERSAL
23/07/2018
03:55
Juan Carlos Zavala
Oaxaca de Juárez, Oaxaca
-A +A

Rolando Crispín López, opositor a la instalación de parques eólicos en el Istmo de Tehuantepec y miembro de la policía comunitaria de la localidad Álvaro Obregón, fue asesinado la mañana de ayer con armas de fuego, denunció la Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio.

La organización culpó del homicidio a policías municipales de Juchitán de Zaragoza, quienes presuntamente dispararon contra el activista cuando ingresaba a una tienda en la calle Benito Juárez.

El crimen ocurrió ayer 22 de julio de 2018 alrededor de las 8:00 horas de la mañana en la comunidad de Álvaro Obregón, agencia municipal del municipio de Juchitán.

Según la denuncia, Crispín López, quien desde hace cinco años forma parte de la policía comunitaria de Álvaro Obregón, fue asesinado cuando terminó su turno de guardia en la agencia municipal se acercó a una tienda para realizar unas compras pero un sujeto encapuchado que bajó un mototaxi rojo le disparó en varias ocasiones; en el ataque armado, aseguró, una niña de ocho años resultó herida de bala.

Algunos testigos de los hechos, apuntó, afirmaron que el agresor corrió hacia el mototaxi en el que viajaba y huyó del lugar. “Varios vecinos de la comunidad pudieron identificar al agresor, cuyo apodo es “escarda” y quien responde al nombre de Alejandro Matus Chávez, conocido por ser policía municipal activo del ayuntamiento de Juchitán de Zaragoza.

La Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo agregó que desde el 2012 la comunidad de Álvaro Obregón se encuentra en lucha defendiendo su territorio en contra de la empresa eólica Mareña Renovables, y en febrero de 2013 se constituyó la policía comunitaria con el objetivo de cuidar su territorio y defenderse contra las agresiones de la empresa eólica y de las autoridades.

“A partir de ese día, tanto el compañero como los demás integrantes de la policía comunitaria han sufrido agresiones que han puesto en peligro sus vidas, por parte de quienes intentan ocupar la barra Santa Teresa para desarrollar el proyecto eólico Mareña Renovables, y despojar del territorio a quienes dignamente lo defienden”, puntualizó.

En un comunicado, exigió justicia por el asesinato de Crispín López y responsabilizaron del homicidio al gobierno federal y estatal por su incapacidad para dar seguridad a los defensores de derechos humanos.

Comentarios