Acusan al gobierno de destruir patrimonio arquitectónico sin previo dictamen

Un total de ocho colectivos y organizaciones civiles de la región del Istmo de Tehuantepec denunciaron el desinterés de los tres niveles de gobierno de tomar en cuenta a los pueblos en el proceso de reconstrucción
Compartir
Foto: Edwin Hernández / EL UNIVERSAL
30/09/2017
03:02
Roselia Chaca
Asunción Ixtaltepec, Oaxaca
-A +A

Un total de ocho colectivos y organizaciones civiles de la región del Istmo de Tehuantepec denunciaron el desinterés de los tres niveles de gobierno de tomar en cuenta a los pueblos en el proceso de reconstrucción, imponiendo supuestamente prototipos de viviendas que nada tienen que ver con la cultura e identidad de los pueblos.

En conferencia de prensa, Rey Toledo, integrante de la Coordinadora Única de Damnificados de Ixtaltepec (Cudi); Carlos Manzo, del Concejo Ciudadano por la Reconstrucción de Unión Hidalgo; Gerardo de Gyves, arquitecto de Ixtepec, mostraron su preocupación por los derribos del 90 por ciento de las viviendas tradicionales sin un dictamen técnico profundo por parte del gobierno" como si tuvieran prisa", sin considerar que la mayoría de esas casas tienen aún remedio de rescatar.  

En la rueda de prensa exigieron que de manera inmediata los tres niveles de gobierno establezcan viviendas temporales a familias que quedaron sin techo por el sismo o por la demolición de las autoridades.

Además, que contribuyan a tranquilizar a la población que desde el sismo vive en zozobra respecto a lo que está sucediendo, al no haber información geológica oficial, sería, responsable y suficiente, en un lenguaje accesible a la mayoría, sobre el suceso y sus consecuencias que designe percibiendo.

De igual manera dejaron claro la exigencia de detener de manera inmediata la destrucción de viviendas tradicionales en pie, así como la presión a las propiedades por parte de las autoridades, ya que atenta con ello contra el patrimonio familiar, cultural y la identidad de los pueblos, patrimonio que al contrario deberían de proteger, porque en vez de destruir deberían apuntalar para luego reconstruir.

También exigieron poner en marcha un programa de reconstitución de la economía local y regional apoyando a la producción y comercialización de alimentos locales, así como implementar un plan contingente para prevenir una posible crisis sanitaria derivada de las condiciones insalubres en que vive gran parte de la población y detener la confiscación por parte de las fuerzas armadas de la ayuda humanitaria de la sociedad civil.

"Rechazamos la participación de los grandes consorcios de la construcción que se llevarán la mayor parte de los recursos económicos producto de esta etapa. Demandamos un proceso de auto construcción con materiales de la región, mejorados estructuralmente, con asesorías adecuadas, para derramar y reactivar la economía local", demandó Rey Toledo.

Compartir

Comentarios