Aún no son diputados y ya tienen sus vales

Todavía no son electos, pero San Lázaro ya tiene aprobado el gasto para compensaciones de despensa, gasolina y alimentación, al menos para los primeros cuatro meses
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL.
26/02/2018
07:20
Horacio Jiménez
-A +A

A pesar de que los partidos políticos apenas están conformando sus listas de candidatos para diputados federales para la 64 Legislatura que inicia en septiembre, la Cámara de Diputados ya tiene listos sus vales de despensa, alimentación y gasolina para los nuevos legisladores, asesores y empleados de alto nivel.

En diciembre pasado, la Cámara de Diputados aprobó la licitación pública para los vales de despensa, alimentación y gasolina para 2018, que incluye el final de la 63 Legislatura (31 de agosto) y los primeros cuatro meses de la 64 Legislatura (septiembre-diciembre).

Por esta licitación, que incluye tres partidas: vales de despensa, alimentación y gasolina, la Cámara de Diputados acordó el pago de 264 millones 749 mil 703 pesos para todo el año, lo que representa un incremento de más de 8 millones de pesos en comparación con los vales que se solicitaron para el 2017.

El pasado 13 de enero del 2017, EL UNIVERSAL publicó que ante la crisis económica que se generó por el aumento en el precio de las gasolinas, los diputados federales se blindaban y el área administrativa del Palacio Legislativo de San Lázaro aprobó pagar más de 256 millones de pesos para cubrir los vales de despensa, alimentación y gasolina que utilizarían los diputados federales y los funcionarios de alto nivel de la Cámara de Diputados para el año pasado.

Por los tres años de la 63 Legislatura, la Cámara Baja gastó más de 750 millones de pesos para costear los vales de despensa, alimentación y gasolina de diputados, asesores y funcionarios de alto nivel.

EL UNIVERSAL solicitó desde el lunes 19 de febrero una postura a la Cámara de Diputados sobre el tema, sin embargo no se obtuvo respuesta.

El fin de semana se volvió a insistir a para contar con un comentario, pero de nueva cuenta, no se obtuvo.

25feb2018-gastodiputados.gif

Fallos. Para este 2018, se adjudicó la licitación de Vales de Despensa a la empresa Sí Vale S.A. de C.V. por un monto de 202 millones 959 mil 819 pesos. Para el 2017 se aprobó una partida de más de 194 millones para los vales de despensa que también fue adjudicada a esta empresa, mientras que en 2016 el gasto fue de 170 millones.

Sí Vale también ganó la licitación para los vales de alimentación y se acordó un pago de 52 millones 468 mil pesos. Para el 2017, también ganó esta licitación y el pagó fue de más de 52 millones para suministrar los vales de alimentación que se utilizan en los restaurantes de la Cámara de Diputados, y otros expendios de fuera del Palacio Legislativo de San Lázaro. En el 2016 se pagaron 51 millones de pesos.

Asimismo, para el 2018 se acordó pagar 9 millones 321 mil pesos a Efectivale S. de R.L. de C.V. por los Vales de Gasolina. La misma empresa ganó la licitación para suministrar los vales del hidrocarburo para el 2017, por lo cual se pagó 9 millones 354 mil pesos, mientras que ese gasto en 2016 fue de 7.7 millones.

De acuerdo con el fallo emitido, se adjudicaron las partidas para dichos rubros debido a que los licitantes resultaron técnica y económicamente solventes y “satisfacen la totalidad de los requerimientos solicitados por la Cámara de Diputados”.

Otras percepciones. Cabe recordar que a cada diputado federal se le depositan cada mes, 73 mil 910 pesos por concepto de dieta, 45 mil 786 por asistencia legislativa y 28 mil 772 por atención ciudadana. También se les otorgan 2 mil 780 pesos de vales de despensa mensualmente y en cada sesión ordinaria se les entrega un vale de comida de 170 pesos que pueden utilizar en los restaurantes y cafeterías concesionados y que operan en el recinto legislativo.

Este diario solicitó conocer por transparencia cuántos y a qué funcionarios se les otorgan estos tres tipos de vales, además de los 500 diputados federales que integran el Palacio Legislativo de San Lázaro; sin embargo, no se detalló la lista de los empleados y solamente otorgó la Normatividad Administrativa de la Cámara de Diputados con fecha de julio de 2009.

Fuentes de la Cámara de Diputados informaron que hay aproximadamente cinco mil trabajadores en el Palacio Legislativo y se dividen en “honorarios, confianza, mandos medios y sindicalizados” y todos reciben vales, menos los empleados de honorarios (salvo algunas excepciones).

En la Normatividad Administrativa se establece que tendrán derecho a recibir los vales para alimentos en días hábiles: los legisladores, grupos parlamentarios, órganos de gobierno, comisiones, comités y áreas administrativas, y será la Junta de Coordinación Política, o en su caso, el Comité de Administración, quienes fijarán el monto en dinero para la dotación de vales para alimentos para cada grupo de beneficiarios en función del trabajo legislativo y la disponibilidad presupuestal.

En el rubro de los vales de gasolina, describe que la Dirección General de Recursos Materiales y Servicios, entregará, dentro de los primeros cinco días hábiles de cada mes, la dotación de vales de gasolina autorizada a los titulares o personas acreditadas ante dicha dirección, contra acuse de recibo de los mismos.

Agrega que es responsabilidad de cada una de las áreas administrativas o legislativas, la distribución interna de los vales de gasolina a los legisladores y personal de la Cámara de Diputados que lo requieran para el adecuado cumplimiento de sus funciones.

“Los vales de gasolina tienen como finalidad, apoyar y facilitar el desarrollo de las tareas legislativas y administrativas de los legisladores y el personal de la Cámara [de Diputados], que por su cargo y la naturaleza de las funciones que desempeñan, así lo requieran, por lo que la cantidad o monto que les sea entregada no constituye, ni debe considerarse como una prestación económica o laboral”.

Prestación con pasado. El mes de febrero del 2016, EL UNIVERSAL publicó que la Cámara de Diputados gastó más de 229 millones de pesos para pagar los vales de despensa, alimentación y gasolina que utilizaron los 500 diputados y unos cinco mil colaboradores y empleados del Palacio Legislativo de San Lázaro durante 2016.

Según la licitación pública que hizo la Cámara de Diputados en diciembre pasado, y de la cual EL UNIVERSAL posee una copia, se adjudicó a la empresa Sí Vale, una partida de más de 170 millones 604 mil pesos para cubrir los vales de despensa y más de 51 millones 61 mil pesos para los vales de alimentación.

Además, la empresa Efectivale, S. de R.L. de C.V., ganó la licitación para suministrar los vales de gasolina por más de siete millones 768 mil pesos.

El pasado 29 de diciembre del 2016, EL UNIVERSAL publicó que a los diputados y senadores no les afectará el incremento en las gasolinas, pues los 128 senadores y los 500 diputados federales reciben mensualmente apoyos para gasto en este energético.

Vales 2018. En las bases de la licitación se especifica que los vales de despensa se deberán entregar en fajillas impresas y en depósitos, mediante tarjetas electrónicas para adquirir productos de consumo básico. Los vales de alimentación serán entregados mediante fajillas impresas y serán para comprar productos y también servicios de alimentación.

En cuanto a los vales de gasolina, serán entregados también en fajillas de papel para adquirir combustible (gasolina, diésel, aceites y lubricantes).

Los vales de despensa y de alimentos, ya sea en papel y/o electrónicos, tienen cobertura nacional, y se podrán hacer efectivos en toda la República Mexicana en tiendas y cadenas de autoservicio, departamentales y, en general, en todos los establecimientos afiliados al sistema del licitante ganador.

“Los usuarios del vale en papel y de la tarjeta electrónica podrán realizar compras fraccionadas que no requieran el consumo total del vale ni el saldo de la venta. Cuando el monto de la compra sea superior al monto disponible en vale de papel o en la tarjeta electrónica, el usuario pagará la diferencia que resulte; respecto del vale de papel, los usuarios podrán realizar compras cuyo total sea menor a la denominación del vale y recibirán la diferencia en moneda de uso corriente, la cual no podrá ser superior a 10% del monto del vale”, detalla la segunda página del anexo de las bases de la licitación.

Comentarios