Entre lágrimas y gritos de justicia despiden a “Solecito”

La fotorreportera María del Sol Cruz Jarquín, fue asesinada la madrugada del sábado en Juchitán
Foto: Mario Arturo Martínez / EL UNIVERSAL
04/06/2018
07:19
Christian Jiménez
Oaxaca de Juárez, Oaxaca
-A +A

Con un nutrido aplauso a “Solecito” partió el cortejo de la funeraria hacia el panteón San Miguel de la capital oaxaqueña.

Así inició la despedida final a la fotorreportera María del Sol Cruz Jarquín, asesinada la madrugada del sábado en Juchitán. Pero también, en silencio y con pancartas, no faltaron las exigencias: “No más violencia de género”. “Justicia para Sol”; “Alerta de Género, ya”.

Este lunes después del mediodía, los restos de la joven fueron llevados al panteón San Miguel, en una marcha fúnebre que fue también una protesta silenciosa pero firme para exigir justicia.

La madrugada del domingo, el cuerpo de María del Sol, quien perdió la vida tras un atentado en el que también murió la candidata a concejal por una coalición encabezada por el PRI, Pamela Terán, y su primo y chofer, Adelfo Guerra, fue trasladado de Juchitán, localidad de la región del Istmo de Tehuantepec a la capital oaxaqueña.

Luego de una misa de cuerpo presente, oficiada en una funeraria en la colonia Reforma, donde familiares y amigos acompañaron a María del Sol en su última morada, la carroza inició su recorrido al camposanto.

Tras el vehículo que transportó el féretro, integrantes de la familia de "Solecito", como le llamaban sus amigos, caminaron sosteniendo una fotografía de ella: alegre, risueña y feliz, como la recuerdan quienes la conocieron.

En el recorrido, hombres y mujeres, algunas de ellas integrantes de organizaciones feministas, levantaron cartulinas con consignas, que levantaron durante todo el trayecto que recorrieron familiares, amigos, compañeros de trabajo e integrantes del gremio periodístico que se solidarizaron con la madre de María del Sol, la periodista Soledad Jarquín Edgar.

Luego del sepelio, el pronunciamiento de la familia Jarquín fue claro, continuar en la exigencia de justicia por la muerte de una joven que se encontraba cumpliendo una consigna ajena a sus funciones laborales.

"Quiero que recuerden a mi hermana como era... siempre alegre y feliz, pero sobre todo quiero pedir justicia para Sol", dijo una de sus hermanas.

Comentarios