Escuela “Revolución Mexicana”, educa con ciencia y valores

La primaria ubicada en la zona norte de la capital oaxaqueña, implementó hace 4 años el proyecto “La ciencia en la escuela”, así como la promoción de valores universales.
Compartir
14/04/2018
06:23
Flor Hernández
Oaxaca de Juárez, Oaxaca
-A +A

En la tercera zona de la ciudad de Oaxaca con mayor delincuencia y violencia, una escuela primaria promueve un cambio. Su estrategia: educar con ciencia y valores.

La institución pública “Revolución Mexicana”, ubicada en la unidad habitacional “Ricardo Flores Magón”, al norte de la capital, tiene una población escolar de 350 alumnos y una plantilla de 12 profesores, ocho de los cuales desde hace cuatro años implementaron el proyecto “La ciencia en la escuela”.

img_20180414_112907.jpg

La estrategia, diseñada por el colectivo Casa de las Ciencias de Oaxaca (CaCio), plantea emprender la construcción del conocimiento a través de experiencias significativas para los alumnos, apuntan los fundadores del proyecto Roel Salinas Antonio y Flor de María Ramos Navarro.

Presentes en la “Feria de la ciencia” que celebró este sábado la comunidad educativa de la “Revolución Mexicana”, son testigos de los trabajos que los estudiantes realizan: explicación de los sismos a través de maquetas, obras de teatro, rompecabezas y otras exposiciones.

Entre los gritos de los niños que corren de un lugar a otro mientras preparan las mesas donde muestran sus hallazgos, el director de la primaria, Erasto Guzmán Rosales, afirma que el trayecto no ha sido fácil, puesto que han tenido que generar conciencia en la plantilla escolar y también en los padres de familia.

“Los contenidos se enseñan desde una perspectiva que signifique para los alumnos.  En esta ocasión se trabajó la unidad de los sismos y en torno a este fenómeno se abordaron todos los contenidos de las asignaturas”, explica el profesor.

El integrante de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), reconoce que se ha tenido que realizar un trabajo de conciencia con los padres de familia, puesto que al principio mostraban inconformidad porque no se trabaja tal cual lo establece el libro.

La escuela, que brinda servicios no solo a los vecinos de la unidad habitacional, sino también a los de la colonia Volcanes, 7 Regiones y Guelaguetza, ofrece actividades extracurriculares en el marco de este proyecto: talleres de pintura y lenguas indígenas (chinanteco y zapoteco).

Además, ha realizado mini maratones, clases de futbol y deportes, como estrategia para promover los valores. Aunado al cuidado del medio ambiente y de la salud (la escuela cumplió 11 años de haber prohibido los alimentos chatarra).

 Los resultados de esta nueva forma de educar son visibles ya en la institución, asegura el director.

Hemos disminuido los niveles de violencia dentro de la escuela.  Antes teníamos hasta 60 casos de agresiones por mes entre los niños –física, verbal, psicológica— y actualmente registramos un caso al mes.  Los niños han aprendido a mediar, a dialogar, incluso en los partidos de fútbol no cometen faltas.  Hemos ido avanzado”, sostiene.

El paso siguiente, dice: consiste en echar a andar las asambleas escolares y la cultura financiera. El trabajo, concluye Guzmán Rosales, se enmarca en los planteamientos del Plan para la Transformación de la Educación de Oaxaca (PTEO) de la Sección 22.

 

Compartir

Comentarios