Van 200 mil mdp para inversión turística

Mario Maldonado

El sector turismo, uno de los más afectados por la crisis del coronavirus, será una prioridad en el anuncio de inversión que se hará esta semana —hoy lunes si no hay un cambio de última hora— por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador y las cúpulas de la iniciativa privada. 

De acuerdo con información de la Secretaría de Turismo que encabeza Miguel Torruco, se tienen considerados 193 mil 543 millones de pesos en 578 proyectos. Los estados con mayor inversión serán Nayarit, Baja California Sur y la Ciudad de México.

Como adelantamos la semana pasada, Andrés Manuel López Obrador designó a Jorge Nuño, jefe de la Unidad de Inversiones de Hacienda, como el encargado de aprobar o desechar los proyectos de inversión en infraestructura de la iniciativa privada que superarían los 200 mil millones de pesos, sin incluir el sector energético, y con el compromiso del gobierno de activar un mecanismo que permita incluir nuevos proyectos y que estos cuenten con una rápida expedición de los permisos.

El presidente condicionó a los empresarios a que el plan se enfoque a los estados más rezagados económicamente y con conexión a sus cuatro proyectos estrella y sus programas sociales.

En el anuncio estará el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar, y el del Consejo Mexicano de Negocios, Antonio del Valle, así como el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, y el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo. 

Hoy, por cierto, la Secretaría de Turismo presentará una nueva estrategia de promoción para los Pueblos Mágicos y de paso se anunciará el día nacional para estos destinos turísticos. 

Turismo médico

Entre los sectores de negocio que florecieron durante el sexenio de Enrique Peña Nieto se encuentra el del denominado turismo médico, actividad en la que México logró instalarse como la segunda potencia mundial, para construir internamente un mercado que anualmente representaba más de 9 mil millones de dólares. 

No obstante, como casi todo lo que se operó en ese periodo, la actividad se vio plagada de irregularidades, especialmente en el ámbito fiscal, pues al igual que los pacientes tuvieron que viajar grandes distancias para realizar procedimientos quirúrgicos a menor precio, la facturación y los ingresos de los servicios también viajaba constantemente a otras latitudes. 

Aun así, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, acostumbrado a desaparecer las estrategias o negocios neoliberales, decidió hacer una excepción en este terreno y buscó aferrarse a esta actividad a través de la Secretaría de Turismo de Miguel Torruco, quien mantuvo el anzuelo para los 3 millones de extranjeros que decidían viajar a México a practicarse cirugías con un costo hasta 80% inferior al que prevalecía en sus países de origen. 

A detalle, el turismo médico se centra en procedimientos quirúrgicos programables y hasta cierto punto de bajo riesgo, tales como las cirugías plásticas o dentales, las cuales son atendidas en centros turísticos de México con cadenas de hospitales y médicos dedicados exclusivamente a otorgar este tipo de servicios a los extranjeros. 

Las reglas de esta industria no son del todo claras, por lo que la 4T puso a trabajar en el tema al presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados, Luis Alegre Salazar, quien se ha reunido ya con representantes del sector privado para diseñar las políticas públicas que pongan orden a la actividad, con elementos como certificación, promoción, regulación y visados. 

Pero el elemento sobre el que deberá ponerse mayor atención es el de la facturación, ya que según un análisis de los números de la consultora Deloitte, tan sólo la mitad del valor del negocio se queda en el país, es decir, del total de ingresos por procedimientos, tan solo 18.6% se queda en el sector turístico mexicano y nada más 31.3% en el sector salud nacional. 

También deberán revisarse los casos de facturación cruzada entre las entidades, como el de Holding Amerimed S.A.P.I de C.V., empresa constituida en 2005 en Los Cabos, Baja California Sur, y controladora de las razones sociales Hospital Amerimed Cabo San Lucas, SA. de CV. y Hospital Amerimed San José del Cabo, SA. de CV. 

Las firmas que aparecen registradas en el estado peninsular como operadoras de servicios de salud no cuentan en realidad con presencia física en aquella región, sino que centralizan sus actividades en Quintana Roo y más específicamente en Cancún, justo donde arriba casi 50% del turismo internacional. 

Esta compañía es propiedad del actual Consejero Independiente de Petróleos Mexicanos, Rafael Espino de la Peña, quien aparece como socio accionista y presidente del Consejo de Administración de Amerimed, además de que en la práctica se desempeña como director general de los hospitales. 

Reyes Baeza, bajo la lupa

En este espacio abordamos el 16 de septiembre “Los fantasmas en el clóset de Reyes Baeza”, pues todo indica que se viene una cascada de denuncias por parte de la Auditoría Superior de la Federación, de David Colmenares, por diversas irregularidades en la gestión del chihuahuense al frente del ISSSTE. 

Una de las líneas de investigación apuntaría a la Subdirección de Infraestructura, que de enero de 2016 a noviembre de 2018 estuvo a cargo de Juan Carlos Larrieu Creel, área en donde se ejercieron alrededor de 15 mil millones de pesos, siendo una de las empresas beneficiadas con contratos millonarios TENMAS S.A. DE C.V. SOFOM ENR, firma en donde Larrieu Creel cuenta con 20% de participación, sumado a que de julio de 2013 a febrero de 2016 se desempeñó como Director Comercial de esta. 

mario. [email protected] gmail.com

Twitter: @MarioMal

Comentarios