Rastro TIF de Tuxtepec opera al 9%; costó 43 mdp

La planta inició trabajos en 2016 sin certificación de la Cofepris; estimó refrigerar a 200 animales, pero sólo recibe 9 reses diariamente

En marzo de 2017, la Sagarpa solicitó al Ayuntamiento la comprobación de las observaciones o de lo contrario debía regresar el recurso aplicado. (YURIDIANA SOSA. EL UNIVERSAL)
Especiales 16/01/2018 10:06 Yuridiana Sosa San Juan Bautista Tuxtepec, Oaxaca Actualizada 19:59

[email protected]

En este municipio de la Cuenca del Papaloapan se construyó el primer rastro de Tipo Inspección Federal (TIF) en Oaxaca, pero desde hace poco más de un año sólo opera al 9% de su capacidad, sin certificaciones de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y hasta con “diablitos” para tener energía eléctrica.

El rastro TIF comenzó operaciones el 1 de septiembre de 2016 sin ningún tipo de documentación que avalara su funcionamiento, según el jefe del área de Rastro del Ayuntamiento de Tuxtepec, Jesús Pérez Ramírez.

El funcionario municipal también indica que la administración actual “no recibió ni encontró” documentos que respalden la obra a cargo de la administración anterior, ni del proyecto arquitectónico, ni de su funcionamiento.

img_0949.jpgEl rastro TIF se encuentra ubicado a más de cinco kilómetros del centro de la ciudad de Tuxtepec.

De acuerdo con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), a través del Fideicomiso de Riesgo Compartido (Firco), el rastro tuvo una inversión de 43.65 millones de pesos, destinados para su construcción y el equipamiento necesario para el sacrificio y refrigeración de 100 bovinos y 100 porciones.

Mitad paralizada. Las funciones del rastro se encuentran limitadas, pues sólo opera el área de bovinos y con deficiencias, mientras que la de porcinos se encuentra paralizada por falta de demanda pero sobre todo por fallas en los equipos de refrigeración. Trabajadores que operaron en el rastro durante la administración del ex alcalde Antonio Sacre Rangel indicaron que el aparato sólo se instaló, pero nunca funcionó.

La reparación del frigorífico para conservar el porcino sacrificado costaría al menos unos 400 mil pesos, de acuerdo a un diagnóstico reciente, donde encontraron piezas “hechizas”.

Jesús Pérez Ramírez explica que algunas maquinarias que se instalaron para el corte de los animales son modelos antiguos, de más de 20 años, y en contraste con el proyecto que financió la Sagarpa con capacidad  para almacenar 100 reses y 100 cerdos, el jefe del rastro asegura que los frigoríficos cuentan con espacio para almacenar sólo la mitad.

Pero ni si quiera con esa capacidad disminuida el rastro Tipo Inspección Federal luce lleno. Al día sólo recibe nueve reses, 91 animales menos de la capacidad proyectada por la Sagarpa y la mitad de lo que recibe al día el rastro municipal.

img_0917.jpgOtros refrigeradores especiales para guardar las vísceras de res no funcionan, por lo que deben conservarse en el mismo espacio donde guardan los canales.

En la mira. A simple vista, las instalaciones del rastro parecen de primera. Equipos aéreos que garantizan que ninguna pieza del animal toque el suelo; higiene en las áreas y en la res antes de entrar al área de sacrificio, pero la realidad es que el lugar arrastra observaciones desde su construcción.

En marzo de 2017, la Sagarpa solicitó al Ayuntamiento la comprobación de las observaciones solventadas realizadas con anterioridad, o de lo contrario debía regresar el recurso aplicado.

Entre esas observaciones se hallaba la falta de una planta generadora de energía y una planta de emergencia. Por parte de la Cofepris se indicó la ausencia de  un incinerador de ganado.

Jesús Pérez Ramírez indica que durante la actual administración ya se aplicaron 8 millones 649 mil pesos para adquirir el incinerador, la planta de energía, una báscula y un equipo de laboratorio. Además se adquirieron  piezas para tratar de reparar el frigorífico del área de cerdo, pero aún hay  observaciones por solventar.

“Esa inversión no garantiza el funcionamiento al 100% del rastro, pues hay otros detalles”, indica el funcionario municipal.

En un recorrido que EL UNIVERSAL realizó en las instalaciones del rastro se constató que otros refrigeradores especiales para guardar las vísceras de res no funcionan, por lo que deben conservarse en el mismo espacio donde guardan los canales (la res partida por la mitad).

img_0936.jpgLas funciones del rastro se encuentran limitadas, pues sólo opera el área de bovinos y con deficiencias.

Además, el jefe de la unidad destacó que la construcción no está protegida de las variaciones de la corriente eléctrica y que las instalaciones que procuran el tratamiento de las aguas residuales también están en malas condiciones. El aviso de funcionamiento ante la Cofepris se encuentra en proceso, asegura.

El rastro se encuentra ubicado a más de cinco kilómetros del centro de la ciudad, entre cultivos de plátano de fincas particulares que prestan parte de sus propiedades para el acceso, mismo que es cerrado frecuentemente por diferencias con las autoridades municipales.

Aunque el Ayuntamiento cuenta con más de 4 millones de pesos para la pavimentación del camino entre la finca San Rosendo, a un costado de la carretera a Zacate Colorado, el recurso no se aplicará hasta que concluya la donación de un predio particular.

Temas Relacionados
Tuxtepec rastro TIF COFEPRIS SAGARPA

Comentarios

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

Estas son algunas actividades que puedes hacer en Zipolite en tiempos de Covid-19

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo