Juchitán, sin recursos para combatir la basura

La planta de residuos que costó 47 mdp está parada desde 2015, por falta de financiamiento de las autoridades para su operación

La planta de residuos se aprecia en deterioro; autoridades acusan que las compañías cobran altos costos por ponerla a funcionar. Foto: Alberto López / EL UNIVERSAL
Especiales 26/03/2018 20:04 Alberto López Juchitán de Zaragoza, Oaxaca Actualizada 20:04

[email protected]

Trepado en el pescante de un desgastado carretón jalado por un caballo que quiere comerse las hojas de los árboles que encuentra a su paso, Genaro García recorre las calles de la Primera y Segunda Sección de Juchitán, ubicadas en el norte de la ciudad. En ese transporte Genaro realiza cuatro viajes y recolecta todos los días un promedio de dos toneladas de residuos sólidos urbanos (RSU), llamados comúnmente basura.

Genaro, de 55 años, es uno de los carretoneros veteranos en este oficio. Explica que esta forma de recoger la basura, mediante una carreta tirada por animales, data de 1988. Treinta años después, los abuelos que iniciaron con triciclos han cedido sus lugares a hijos y nietos, quienes continúan con este método  arcaico,  a pesar de que Juchitán  es la cuarta ciudad más poblada de Oaxaca, pues según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), aquí viven  casi 75 mil personas.

Cecilio Villalobos Fuentes dirige desde hace 16 años a unos 200 carretoneros, dice que varios de sus integrantes quieren modernizarse y una opción para lograrlo sería  “la modalidad de moto recolectores”; no obstante, explica que  para hacerlo necesitarían  invertir montos de dinero  que ellos no tienen, pues apenas cobran 5 pesos en cada vivienda donde recogen los residuos.

Nadie opera una planta de 47 mdp

Además de los  200 carretoneros que dirige Cecilio y que están organizados en la Alianza de Recolectores de Basura,  en Juchitán  el servicio también es prestado por  cuatro camiones tipo compactadora, dos volteos y tres moto recolectores del  gobierno municipal, los cuales no cobran. Entre todos ellos cada día se recolecta  entre 150 y 200 toneladas de basura.

Para contener todos esos desperdicios Juchitán cuenta, desde 2015, con  una planta de tratamiento integral de RSU, la cual significó una inversión de 47 millones de pesos, provenientes de  recursos federales, de acuerdo con el contrato Fonregión MHCJ2 N8923 2015. El problema es que la planta a la fecha  no ha iniciado  operaciones.

De acuerdo con el coordinador del Foro Ecológico Juchiteco, Gonzalo Bustillo Cacho, la planta sólo se está deteriorando, pues lleva casi tres años expuesta al viento, al sol y las lluvias, mientras en la ciudad la basura sigue tirándose a cielo abierto. 

basura_urge_58161813.jpg

Los 200 hombres que recolectan los residuos en carretones han buscado modernizarse, pero se ven imposibilitados ante sus bajos ingresos. Foto: Alberto López / EL UNIVERSAL

Pero los habitantes de Juchitán no son los únicos afectados, debido a que  la obra estaba proyectada  para beneficiar a 285 mil habitantes de 11 municipios del Istmo de Tehuantepec. Además de  Juchitán de Zaragoza, estaban considerados los municipios de Salina Cruz, Tehuantepec, Unión Hidalgo, El Espinal, Santa María Xadani, Asunción Ixtaltepec, Ciudad Ixtepec, Jalapa del Marqués, San Blas Atempa y Magdalena Tequisistlán.

Para poder echar andar dicha planta de tratamiento, que por ahora  nadie opera, las actuales autoridades juchitecas han acudido a Puebla, la Ciudad de México y  Querétaro, en busca de empresas especializadas en manejo de residuos urbanos.

Gloria Sánchez López, presidenta municipal de Juchitán, asegura que su gobierno ha buscado concesionar la planta de tratamiento; sin embargo, señala que las compañías especializas quieren cobrar al ayuntamiento hasta 500 pesos por tonelada de recolección. A ese precio el municipio tendría que pagar unos 100 mil pesos diarios sólo para que la ciudad no se ahogara  en sus desechos. Se trata, literalmente, de tirar el dinero a la basura. 

¿Qué hacer con los residuos infecciosos?

A esta planta de tratamiento que lleva tres años sin funcionar  el director de Servicios Municipales, Fabián Vásquez López, suma otras problemáticas.

Dice que  después de los sismos de septiembre los directivos de  clínicas y hospitales privados piden que las autoridades municipales se encarguen de recolectar los Residuos Peligrosos Biológico Infecciosos (RPBI), como gasas y jeringas, por lo que al final terminan en el basurero municipal junto con otros desechos.

Bustillo Cacho, coordinador del Foro Ecológico Juchiteco, señala que dicha práctica “es irresponsable y pone en riesgo la salud”, pues indica que los RPBI deben tener un destino diferente a los basureros de la ciudad  y, por lo tanto, exige a las autoridades locales a buscar un esquema que permita salvaguardar la salud pública.

 

Comentarios

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

Estas son algunas actividades que puedes hacer en Zipolite en tiempos de Covid-19

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo