El Istmo tendrá dos escuelas solares, tras el sismo del 7S

Los topos de Tlatelolco donaron paneles a dos planteles de nivel básico que fueron afectados tras 7-S.

Fotos: Roselia Chaca / EL UNIVERSAL
Especiales 27/02/2019 09:32 Roselia Chaca Juchitán de Zaragoza, Oaxaca Actualizada 09:25

[email protected]

El terremoto del 7 de septiembre de 2017 aún tiene en ruinas cientos de escuelas del nivel básico en la región del Istmo de Tehuantepec. La reconstrucción es lenta en espacios con daños mayores, algunas avanzan más rápido por la intervención de organismos civiles y fundaciones,pero sólo son dos en todo el estado las que, después de su reconstrucción, ahora se alimentarán con energía solar.

La Secundaria Técnica número 50 y la primaria Año de Juárez, ambas en Juchitán, son las únicas dos escuelas públicas de nivel básico que utilizarán paneles solares para alimentar con energía limpiaparte de sus salones y baños, y así ahorrarle dinero al Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO). Todo gracias a los Topos de Tlatelolco.

La Brigada de Rescate Topos Tlaltelolco es una asociación civil integrada por voluntarios que prestan sus servicios de rescate, apoyo y asistencia.Son un equipo ligero de respuesta inmediata, capacitado para atender desastres como terremotos, huracanes, inundaciones, accidentes aéreos y ferroviarios, así como explosiones e incendios.

Tras aquel terremoto que devastó al Istmo, los topos de Tlatelolco no sólo brindaron apoyo humanitario, ahora participan en la etapa de reconstrucción de escuelas públicas.

img_20190212_114254.jpg

En la Secundaria Técnica número 50, por ejemplo,se encargaron dela construcción de tres aulas equipadas con mobiliario, mismas que fueron dotadas de cuatro paneles solaresde 1.2 kilowatts,con capacidad para generar 276 kilowatts hora de energía al mes, suficientes en una casa normal para alimentar un refrigerador, aire acondicionado, televisores y demás electrodomésticos.

José Juan Carrasco López, director de la escuela, explica que cada bimestre el pago de la energía eléctrica es cubierto por el IEEPO, por un monto de hasta 30 mil pesos. Con los paneles, la dependencia educativa tendrá un ahorro de hasta 15 mil pesos.

Carlos López, asesor del IEEPO, dice que la institución celebró la iniciativa de donación y dotación de energía limpia a las escuelas en reconstrucción, por lo que ya se hicieronlas gestiones ante la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para que las aulas operen con la modalidad alternativa y se ahorre el costo del consumo.

A pesar de estos apoyos, la normalidad aún está lejos de alcanzarse en esta secundaria, pues por el atraso del Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física Educativa (Iocifed) en los pagos a las empresas constructoras, la escuela aún no ve concluidas 16 aulas, que llevan un 80% de avance, pero por las necesidades apremiantes de tener espacios dignos para que800 alumnos tomen clases, los salones ya se ocupan así.

img_20190212_114748.jpg

Lento avance

En el otro extremo de la ciudad de Juchitán, en el corazón de la Séptima Sección,los 397 alumnos de la Primaria Año de Juárez —con 53 años de antigüedad— siguen en 16 aulas provisionales, pues la empresa contratada porel Iocifed lleva apenas 50% de los trabajos en ocho aulas. En las restantes ni siquiera ha comenzado la obra.

Según Raquel Matus Montaño, director de la primaria,fueron 16 las aulas demolidas completamente por los daños que dejó el terremoto; sólo se salvó un domo y un salón. Es debajo del domo donde se construyeron las aulas provisionales que, a pesar de ser seguras, se calientan mucho después del mediodía, por lo que tras un año y medio, los alumnos ya están desesperados por la situación.

La buena suerte cayó en ellos cuando los Topos de Tlatelolco les donaron los baños solares, pues aunque tenían provisionales, eran insuficientes. Ahora, después de cinco meses de trabajos acaban de estrenar seis sanitarios para niños y seis para niñas, que cuentan con siete lavamanos y tres mingitorios, así como espacio para niños con capacidades diferentes.

“Son sanitarios de calidad, mucho más resistentes que los que está construyendo el Iocifed. Para construirlos, llegaron especialistas para seleccionar el material que se iba a emplear, desde el cemento hasta la arena. Tiene una estructura muy fuerte, pero lo mejor es que son solares. Ninguna escuela de la región tiene baños solares”, explica el directivo.

Y todo, dice, gracias a los topos, cuyas acciones comienzan cuando la capacidad del gobierno es superada.

Comentarios

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo