Se encuentra usted aquí

Cumplir sueños, apoyo para sanar

Una fundación ha “aterrizado” deseos de 16 niños que luchan por su salud
Foto: Juan Carlos Zavala / EL UNIVERSAL
30/07/2019
06:00
Juan Carlos Zavala
Oaxaca de Juárez, Oaxaca
-A +A

Abraham tiene seis años y un sueño: tener una batería musical. Hace unos meses, mientras se lavaba la  cara, repentinamente se desmayó y golpeó; el accidente se complicó: su cabeza se llenó de agua y tuvo que ser drenada. 

Fue por ese accidente que se enteraron  de una noticia terrible. Los médicos del Hospital de la Niñez Oaxaqueña le encontraron un tumor en el tallo cerebral que, por su ubicación, no hay forma de curarlos: es intratable.

Como este caso, según los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), en el estado se registran entre 90 y 120 casos de cáncer en niños menores de 18 años; en cuatro de cada 10 casos los menores mueren. 

Ante es panorama, este  25 de julio, la asociación civil Aterrizando Sueños cumplió el de Abraham  y le regaló  una batería grande como él la deseaba. 
La organización fue fundada por Johana Ramírez Cuevas, hace cuatro años, con la idea de  dedicarse a cumplir los sueños de niños y niñas que viven situaciones delicadas de salud y económicas. En este tiempo, han cumplido los deseos  de 16 menores.

“Las personas se han acercado a nosotros para tratar de cumplir los  sueños y darles  ánimos a los niños para que sigan luchando”, relata Johana, quien agrega que participan 35 miembros. 
 

Con un año de edad, la hija de Johana enfermó de acidosis tubular renal y fue así que esta mujer  vivió en carne propia  las carencias que hay en el Hospital de las Niñez, así como la situación económica de los padres de los menores, en la que carecen de los recursos para cubrir la atención médica de sus hijos.

“Algo muy importante para que estos niños salgan adelante y tengan la fuerza para seguir luchando contra estas terribles enfermedades. Al tratar de cumplirse sus sueños, los motivamos para que su estado de ánimo sea un poco  mejor,  se ha comprobado que las sonrisas  influyen mucho en la salud”, relata Johana.

Entre los sueños que han cumplido está la realización de fiestas de 15 años o llevar a los menores a conocer la playa.

La fundadora de Aterrizando Sueños cuenta que una de las experiencias más conmovedoras   fue la de  una niña de 12 años que deseaba tener su fiesta de XV, porque decía  que  no le alcanzaría el tiempo para llegar a esa edad. La asociación logró rápidamente donaciones de un vestido, una muñeca, un ramo de flores y lo necesario para la fiesta: “Es uno de los sueños que me ha movido más en lo personal”, expresa.

Emocionalmente, dice, también es difícil. Cinco de los menores a los que le han cumplido sus sueños fallecieron, pero también, señala, les ha enseñado a valorar la vida y  la salud.
Johana cuenta que el  caso de Abraham le recuerda a su hija porque tienen la misma edad. Para cumplirle su sueño tuvieron que hacer boteo y vender dulces  para  así juntar el dinero y   comprar la batería.

“Deseamos ser muchos más los que podamos ayudar a cumplir sueños”, dice Johana

Comentarios