Desconoce IOAM situación jurídica y de salud de migrantes oaxaqueños

La dependencia informó que el Consulado de Texas se ha mostrado hermético en el manejo de información, lo que ha impedido obtener mayores datos de la situación que viven actualmente los oaxaqueños
Foto: Edwin Hernández / EL UNIVERSAL
01/08/2017
06:06
Juan Carlos Zavala
Oaxaca
-A +A

Los dos oaxaqueños que se encontraban dentro del grupo de migrantes abandonados en un tráiler en San Antonio, Texas, continúan en los Estados Unidos y se desconoce sus condiciones de salud y situación jurídica. Mientras tanto, otros de los mexicanos que ya fueron dados de alta fueron repatriados a sus lugares de origen.

La directora general del Instituto Oaxaqueño de Atención al Migrante (IOAM), Aída Ruiz García, explicó que el Consulado de Texas ha evitado dar más información sobre los dos oaxaqueños; lo único que se ha dado a conocer es que el pasado viernes se encontraban estables de salud, al interior de un hospital, y que responden a los nombres de Aquiles Cruz Quintas y Mayolo Franco Cruz, uno de ellos menor de edad.

“No sabemos sí ya fueron dados de alta. Nos dijeron que su familia ya tiene contacto con ellos, pero no nos dijeron de qué región y comunidad. Se portaron herméticos en ese tema. Pienso que por la misma situación de ellos”.

El pasado lunes 24 de julio, la Secretaria de Relaciones Exteriores (SRE), dio a conocer que un grupo de 39 migrantes, 37 de ellos mexicanos – dos oaxaqueños – fueron abandonados en un tráiler en un estacionamiento en San Antonio, Texas.

La falta de ventilación y las altas temperaturas provocaron la muerte de 11 de ellos y más de 25 fueron encontrados en condiciones delicadas de salud. Algunos de los sobrevivientes de entidades como Nuevo León, San Luis Potosí, Zacatecas, Jalisco, Nayarit, Estado de México, Coahuila y Michoacán, que lograron mejoría en su salud y dados de alta, ya fueron repatriados a sus lugares de origen, informó el IOAM.

En el momento en que sean dados de alta del hospital donde se encuentran los dos oaxaqueños, detalló, es probable que el gobierno de los Estados Unidos los requiera como testigos y su estancia en ese país se prolongue por varios meses hasta que concluya la investigación; o puede suceder lo contrario y sean repatriados.

El otro escenario, es que también se configura un delito contra ellos por ingresar de manera ilegal al territorio estadounidense y si el oaxaqueño adulto es reincidente, entonces deberá cumplir una condena en alguna cárcel del vecino país del norte.

“Nosotros tenemos que esperar a que el Consulado de Texas o la delegación de Relaciones Exteriores, nos diga cuál es la situación jurídica de cada uno de ellos”, apuntó.

En el momento en que ellos sean repatriados, el Instituto Nacional de Migración (INM) informará al IOAM ya que podrían ser repatriados en alguno de los 11 centros de detención que hay en toda la frontera.

Una vez que se encuentren en territorio nacional, abundó Ruiz Díaz, el IOAM les apoyaría con el pago del transporte para Oaxaca y la persona adulta sería ingresada al programa de Fondo de Ayuda al Migrante, a través del cual se le entrega un apoyo de 30 mil pesos para que pueda emprender un proyecto dentro de su hogar que le genere autoempleo.

“Pero para ello, necesitamos que las familias vengan al IOAM y que nos solicite el apoyo. Porque si no lo hacen, aunque nosotros queramos ayudar, no podemos intervenir, porque necesitamos un oficio donde ellos nos autorizan intervenir en el caso”, declaró.

También dijo que es necesaria la solicitud de la familia, en caso que requieran un abogado de oficio si van a quedarse detenidos en los Estados Unidos: “Si los van a detener y van a pasar delante del juez y este le impone en una condena, entonces ya no se convierte en una repatriación sino en una deportación”.

 

Comentarios