Endurecen protestas en el Istmo: 600 profesores exigen reconstrucción de escuelas

Docentes adscritos al SNTE marcharon y bloquearon carreteras, en demanda de que reinicien los trabajos de reconstrucción de escuelas
Foto: Especiales
06/09/2019
04:45
Alberto López
Juchitán de Zaragoza, Oaxaca
-A +A

El día de hoy, profesores de la Escuela Secundaria Técnica 50 de Juchitán, adscritos a la sección 22 del Síndicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), bloquearon por tercer día consecutivo la carretera Transístmica, para exigir al gobierno estatal y federal el reinicio de labores de reconstrucción de sus aulas.

Hace cinco días que los profesores no tienen clases. Sus protestas comenzaron con el boqueo de distintos edificios gubernamentales: la Secretaría de Finanzas de Oaxaca, el Registro Civil y la Secretaría de Movilidad, que duró dos días; posteriormente decidieron mantener por tercer día el bloqueo de un tramo carretero en dicha localidad.

Mientras tanto, 600 profesores de la sección 22 marcharon en la ciudad juchiteca para manifestar distintas exigencias: demandaron la reconstrucción de las escuelas dañadas por el terremoto del 2017, exigieron la desaparición de los módulos de la sección 59 y del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Educación de México (SITEM), y se solidarizaron con docentes de Chiapas y Guerrero, quienes denunciaron sufrir “persecución gubernamental”.

El representante de la sección 22 del SNTE en el Istmo, Carlos Cruz López, insistió en la petición de que se inicie de manera inmediata la reconstrucción de escuelas; de lo contrario, advirtió, el magisterio istmeño se movilizará con la mayor cantidad de gente para continuar con los bloqueos de carreteras en toda la región del Istmo de Tehuantepec.

whatsapp_image_2019-09-06_at_13.41.43.jpeg

Foto: Especiales

En tanto, en el punto conocido como El Caracol del municipio de Tehuantepec, docentes de ese sector que también pertenecen a la sección 22, bloquearon la carretera Panamericana, por lo cual se interrumpió el paso entre el Istmo y la capital oaxaqueña.

Comentarios