Radios de alertamiento sísmico sí se han entregado: CEPCO

La CEPCO negó las declaraciones del gobernador Alejandro Murat Hinojosa, quien anunció una investigación para fincar responsabilidades sobre el por qué los aparatos están en bodega

Foto: Edwin Hernández / EL UNIVERSAL
Estatal 14/09/2017 16:41 Juan Carlos Zavala Oaxaca de Juárez, Oaxaca Actualizada 16:41

La Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca (CEPCO) afirmó que los radios de alertamiento sísmico llamados “Armex” sí se han entregado y explicó la razón por la cual no se distribuyen en zonas de riesgo o con alta actividad sísmica, como las regiones del Istmo de Tehuantepec o la Costa.

Con ello, la CEPCO negó las declaraciones del gobernador Alejandro Murat Hinojosa, quien anunció una investigación para conocer y fincar responsabilidades sobre el por qué dos mil 546 de estos aparatos están en bodega y el resto se entregaron únicamente en la región de Valles Centrales y no en municipios del Istmo, con alto riesgo.

En el año 2012, el gobierno de Oaxaca adquirió seis mil radios “Armex”, los cuales se han entregado de manera paulatina en forma de comodato a dependencias públicas, instituciones educativas públicas y privadas, centros comerciales y de entretenimiento, hoteles y restaurantes, entre otros.

A la fecha se distribuido alrededor de tres mil 800 aparatos a aquellos que cumplan con los requisitos como capacitación, tener un sistema de actuación ante un temblor, designar a un responsable e integrarlos dentro de su inventario, entre otros.

Por diseño y funcionalidad, únicamente fueron otorgados en la región Valles Centrales; la última entrega de esta tecnología se realizó en el mes de noviembre.

El jefe del departamento de Análisis de Amenazas de la CEPCO, Miguel Morales Díaz, explicó que los radios son un complemento del Sistema de Alerta Sísmica Mexicano (Sasmex), del Sistema de Alerta Sísmica de Oaxaca (SASO) y de los autoparlantes que se encuentran en la ciudad de Oaxaca, los cuales se activan en el momento en que se detecta un temblor de magnitud 5.5 en la escala de Richter en adelante.

“La finalidad inicial de estos radios, muy pequeños, fue para inmuebles educativos; pero luego se entregó a otros sitios con alta afluencia de personas. Entonces son radios pequeños de tal forma que sean fáciles de transportar y por la misma situación su alcance es pequeño pero tiene la facilidad de que le pueden adaptar desde bocinas, amplificadores o un sistema de audio completo.

“Se han entregado los radios en etapas. Para poder solventar el manejo de forma adecuada para esta población central, porque es importante aclarar que los radios solamente abarcan Valles Centrales.

“Había la pregunta de por qué estos radios no se distribuyeron en la zona costera, norte e Istmo; la respuesta es porque el alcance de las antenas que se tienen para la transmisión al igual que los autoparlantes es parea áreas centrales”, dijo.

Los radios “Armex” como cualquier otro son receptores de señal y por tanto se requiere de una antena que emita una señal como lo hacen las estaciones del Sasmex y SASO a los autoparlantes; pero ni en la región del Istmo y Costa de Oaxaca existen sistemas de alerta sísmica.

Miguel Morales precisó que la mayoría de los sismos ocurren en estas dos zonas del estado y su velocidad, fuerza y propagación con la que se trasmiten es enorme.

El temblor que ocurrió en la región del Istmo, para que se diera la alerta pasó aproximadamente 20 segundos. El sistema tarda cinco segundos, bajo un algoritmo, en interpretar que es un sismo real, porque las estaciones que componen el sistema son tan sensibles que cualquier perturbación alrededor pueden provocar que se active el sistema: si pasa un camión, si pasa ganada, si pasan personas.

“Un ejemplo: ocurrió el sismo dentro del mar, en lo que llega la onda de energía y toca tierra que es donde tenemos las antenas lo detecta la primera estación, pero se necesitan que lo detecten dos o más para que interpreten que es un sismo. Pasan los cinco segundos y la onda sigue avanzando. Fueron 20 segundos aproximadamente entre lo que ocurre y lo que llegó a la ciudad de Oaxaca, entonces si consideramos la distancia en kilómetros, imagínate a qué velocidad corre.

“Ahora imagina la distancia que tuvieron en el Istmo, fue prácticamente cinco segundos o menos, que es lo que tardó el sistema en interpretarlo. Entonces, bajo esas condiciones no sirve un sistema de alertamiento sísmico, porque se va a sentir el sismo, y la alarma va a sonar mucho después. Esa es la consideración”.

El especialista de la CEPCO agregó que México es el único país que tiene un sistema de esta índole y Oaxaca es el único estado que tiene un sistema propio, porque es el principal punto de referencia de actividad sísmica.

“Es por eso que no sirven los radios en la zona costera ni en la región del Istmo, es decir, por el tiempo de percepción”, puntualizó.

Aún quedan alrededor de dos mil 200 radios, los cuales no se han repartido. Miguel Morales explicó que no se distribuyen de forma libre, porque la CEPCO pide que una persona reciba la capacitación; una credencial de elector del responsable del aparato para llevar el control; que el radio esté dentro de su inventario ya que en dos ocasiones se lo robaron; que tengan un programa interno en caso de un sismo o desastre natural, qué sepan cómo actuar ante un sismo, entre otras.

“Los radios no se regalaron, se entregaron en comodato. Porque se dio el caso de que algunas dependencias o en escuelas se le daba un mal uso: no estaba conectado y no se le daba el cuidado necesario. También hubo casos en que lo extraviaron”, afirmó.

Temas Relacionados
Oaxaca alertas sísmicas sismo CEPCO

Comentarios

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

Estas son algunas actividades que puedes hacer en Zipolite en tiempos de Covid-19

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo