Policías de Oaxaca, bajo jornadas extenuantes y con afectaciones a la salud

Causa en Común señala que en México no existe ninguna ley que regule los horarios de trabajo de los cuerpos de seguridad
Foto: Edwin Hernández/EL UNIVERSAL
18/12/2019
01:42
Juan Carlos Zavala
Oaxaca
-A +A

El esquema laboral en las corporaciones de seguridad pública de Oaxaca tiene a los policías del estado bajo jornadas de trabajo extenuantes que les ha provocado afectaciones a la salud, según una encuesta realizada por la organización Causa en Común a policías de todo el país.

En Oaxaca, explica, el esquema de trabajo es de 24 horas continuas de trabajo por 24 horas también continuas de descanso y que se conoce 24 por 24. 

Sin embargo, según los resultados de la encuesta a los policías oaxaqueños, el 37 por ciento de ellos afirma que muy pocas veces sale a la hora que le corresponde.

Además, los encuestados aseguraron que existe una relación entre afectaciones a su salud y su trabajo: el 50% aseguró padecer estrés, el 40% cansancio, mientras que en la misma proporción los policías refirieron sufrir de dolores físicos y gastritis.

Causa en Común señala que en México no existe ninguna ley que regule los horarios de trabajo de los cuerpos de seguridad municipal, estatal y federal. 

“Esta falta de regulación asume que la heterogeneidad del país y las disparidades en necesidades y recursos, justifican, en un sentido amplio, una libertad auto-regulatoria, y en su interpretación más perniciosa, un espacio para la discrecionalidad y el abuso”.

Oaxaca está dentro de las 20 entidades del país que tienen el esquema de trabajo 24 por 24 y/o acuartelamiento.

El acuartelamiento implica que después de la jornada laboral en campo, los elementos pernoctan en las instalaciones de las corporaciones, con disponibilidad completa. Es decir, se encuentran a “disposición” y no tienen tiempo libre ni compensación económica por concepto de horas extras.

La encuesta se aplicó a más de cinco mil policías federales y estatales en todo el país. Entre los resultados, se identificó que la jornada predominante es la de 24 horas de trabajo por 24 horas de descanso (24x24), pues 34% de los encuestados aseguraron laborar bajo ese esquema.

La segunda jornada más recurrente fue la de 12x12 (18%), seguida por las modalidades de 8x12, 12x24 y 24x48 (6% cada una), además hay esquemas de acuartelamiento (5%), mientras que el 25% restante se distribuyeron en más de una docena de combinaciones.

Otro de los hallazgos fue que 44% de los policías trabajan más de doce horas al día, ya sea por cumplir alguna de las modalidades de la jornada o por estar bajo la figura de acuartelamiento, modelo en el que labora el 5% de los policíasencuestados.

El acuartelamiento, tipo de esquema laboral, es diverso y carece de regulación. “De hecho, se identificaron por lo menos siete modalidades. La más común fue de 30 días de trabajo por seis de descanso (11%), seguida por la de 14x7 días (7%) y otras como las de 6x3, 4x4 y 5x2 días (4%)”.

La organización sostiene que en México, la ausencia de límites efectivos sobre el ejercicio del poder político ha subordinado las exigencias institucionales a intereses particulares. 

Advierte, asimismo, que a pesar que el país vive una crisis de inseguridad, las corporaciones policiacas se encuentran en una situación de abandono institucional en sus distintas vertientes, esencialmente: capacitación, equipamiento y salarios, trípode que frágilmente se sostiene sobre un piso de abusos y discrecionalidad al interior de las instituciones de seguridad pública a nivel nacional.

“Los bajos salarios y las largas jornadas laborales son condiciones que impactan negativamente al desempeño de los policías y, consecuentemente, a la seguridad de los ciudadanos. A pesar de los efectos negativos que sobresalen de las condiciones laborales, la regulación de las jornadas de los policías es un pendiente que el gobierno ha dejado en el olvido”.

Dentro de la subcultura policial, finaliza, erróneamente se considera que las corporaciones policiacas deben ser organizadas bajo parámetros que convierten los horarios de trabajo en jornadas extenuantes; incluso hay quien considera que estas condiciones son concomitantes a la profesión.

Comentarios