Inauguran en Juchitán el parque eólico más grande de América Latina

La consulta con la que se aprobó este proyecto violentó los derechos de los pueblos indígenas, consideran instituciones como la UNAM.
Foto: Edwin Hernández / EL UNIVERSAL
28/05/2019
12:53
Roselia Chaca
Juchitán de Zaragoza, Oaxaca
-A +A

Este día fue  inaugurado el controvertido parque eólico propiedad de la empresa Energía Eólica del Sur, y que se conforma de dos polígonos:  "Bi Nisa" (viento del sur) y Stia Bi (la fuerza del viento); se trata del primer parque que se aprobó en tras la primera consulta indígena realizada por el gobierno federal en el país,  y también considerado el más grande de América Latina.

El parque de 132 aerogeneradores cuenta con inversión de un conglomerado de empresas encabezado por la japonesa Mitsubishi Corporation, requirió una  inversión de mil 200 millones de dólares, en una extensión de 5 mil hectáreas en terrenos de los municipios de Juchitán y El Espinal, en el Istmo de Tehuantepec.

La inauguración estuvo  encabezada por el gobernador del estado,  Alejandro Murat Hinojosa y la titular de la Secretaría de Energía  del gobierno federal Rocío Nahle García, con la presencia del director general de Eólica del Sur, Eduardo Zenteno Garza Galindo.

El complejo eólico cuenta con 132 aerogeneradores de la más alta tecnología, con capacidad para generar 396 mega vatios cada uno. Los 132 aerogeneradores están distribuidos en dos polígonos: Polígono Bii Nissa, con 60 aerogeradores para 180 MW y el Polígono Xtipa Bii, con 72 aereogeneradores para 216 MW.

Cuenta además con dos subestaciones, una en cada polígono, las cuales se interconectan a la subestación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) llamada “Ixtepec Potencia”, por medio de líneas de transmisión.

La operación del parque evitaría la emisión anual de 879,000 toneladas de gases de efecto invernadero (GEI) a la atmósfera. La energía producida es completamente segura y no afecta la salud.

La construcción de este parque eólico no estuvo exenta de polémica, pues de acuerdo con la UNAM la consulta en la que se aprobó su construcción violentó el derecho del pueblo zapoteca a decidir sobre el proyecto de manera previa, libre e informada, pues el ejercicio consultivo comenzó en octubre de 2014, cuando el gobierno de Enrique Peña Nieto había entregado los permisos desde cuatro meses antes. 

El caso llegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), quien finalmente falló a favor de la empresa eólica.

Habitantes de la región vinculados a organizaciones políticas locales protestaron afuera del evento para que se les asignen tarifas eléctricas más bajas. 

 

Comentarios