Lluvias y competencia, sepultan producciones de flor de Muertos

De acuerdo con los productores, actualmente la cosecha de flores representa más una tradición que una ganancia

Foto: Edwin Hernández / EL UNIVERSAL
Estatal 29/10/2017 10:54 Christian Jiménez Oaxaca de Juárez, Oaxaca Actualizada 10:54

En víspera de la temporada de Muertos, los campos de Oaxaca se visten de tonos amarillos y rojos aterciopelados, que anuncian los días dedicados a los fieles difuntos. En la entidad, decenas de pobladores que se dedican al campo siembran las flores que son parte esencial de los altares.

Aunque los campos de la Mixteca oaxaqueña no resintieron con fuerza los sismos que se registraron durante el mes de septiembre, fueron las lluvias que siguieron a los acontecimientos telúricos, las que mermaron las cosechas de las familias cuyo único sustento es el dinero obtenido por labrar la tierra. Aunque las autoridades censaron cultivos afectados, los apoyos no han llegado.

No sólo adorna

Archivos históricos revelan que antiguamente, los aztecas usaban la flor para que aquellos que fueran parte de un sacrificio humano se bañaran en ella y de este modo fueran insensibles a la muerte.

Ésta es una especie de antiguo y extendido uso medicinal en gran parte de México, donde se recomienda para dolor de estómago, parásitos intestinales, empacho, diarrea, cólicos, afecciones hepáticas, bilis, vómito, indigestión; forma parte de las plantas más empleadas en la herbolaria.

eh25102017014.jpg

Panorama nublado

En Silacayoápam, municipio colindante con Huajuapan de León, las lluvias inundaron los cultivos que prometían ramos de flores de gran tamaño. Homero Guerrero, productor de la zona, destaca que regularmente, en la región, las lluvias suceden cada septiembre, sin embargo, el paso de los huracanes y tormentas tropicales prolongó la persistencia pluvial por más de dos semanas.

“Las lluvias fueron muy fuertes, nosotros trabajamos por lo regular por la mañana y la madrugada, pero en este año la lluvia no dejaba trabajar. Se inundaron los cultivos y eso afectó considerablemente a la forma en la que las flores se dieron este año”, comenta el campesino.

Además de las flores de muerto, el suelo mixteco es propicio para sembrar maíz, frijol y verduras, no obstante, para preservar la tradición, los campesinos siembran flores de la temporada de muertos año con año.

Homero y sus hermanos se dedican al campo desde hace más de 20 años y desde entonces, cada noviembre cosechan flores de muertos, aunque reconocen que las ganancias cada vez florecen menos para quienes trabajan la tierra.

Desde la época prehispánica, relata Homero, las flores de cempasúchitl que se conoce como “de muerto”, son las que adornan tumbas y altares. Su uso refiere a que son ideales para soportar las bajas temperaturas que son comunes durante el mes de noviembre.

Además, implica bajos costos de producción y de venta, pues un manojo llega a venderse hasta en 50 pesos. Los precios en los que se oferta al público hacen a este tipo de flores accesibles para todas las familias que las adquieren en la temporada.

eh25102017021.jpg

Las afectaciones

A causa de las lluvias, en Silacayoapan y sus agencias, campos enlodados mermaron el desarrollo de las flores de muerto. Homero explica que a consecuencia del exceso de agua las plantas no ramean lo suficiente y les salen pocas flores.

Por ello, para conformar los manojos que llevarán a la cabecera municipal y sus agencias, deberán cortar más flores y afectar así sus ganancias.

Las flores de muertos como el cempasúchitl y la cresta de gallo o flor de terciopelo, se siembran desde el mes de agosto. Homero reseña que se prepara la tierra, se limpia el terreno y se llevan las semillas, un costal, apunta, cuesta hasta dos mil pesos; se necesitan al menos cinco para levantar la producción en una hectárea.

Las ganancias que los productores oaxaqueños obtienen por su cosecha no rebasan los 10 mil pesos, monto que obtuvo Homero y su familia durante 2016 por el total de flores que crecieron en su terreno. En Silacayoapan hay al menos otra veintena de campesinos que llevan sus productos a ofrecer a calles y mercados.

A los daños por lluvias se suma la creciente competencia de otros productores que llegan desde Puebla o Estado de México a vender flores a territorio oaxaqueño y como producen en mayor medida, suelen abaratar los precios para ganar clientes.

El productor oaxaqueño resalta que se trata de flores que nacen y crecen apoyadas de productos químicos, por ello, alcanza para llenar camiones que recorren la mayoría de las localidades de la región, quitando la oportunidad a los campesinos oriundos de la zona de colocar sus productos.

Lo que nosotros producimos no tiene químicos, en ocasiones, cuando hace mucho frío lo que hacemos es abonar y poner fertilizante, para que la tierra se caliente, sólo se hace una vez durante todo el periodo de siembra, señala.

Las flores de muerto son cosechadas durante la madrugada para ofrecer los ramos lo más fresco posible a los clientes, que a pesar de conocer a los productores, prefieren a los que vienen de fuera, por los precios de sus productos.

“Con lo que nosotros producimos, no alcanza para comer, es una actividad con una ganancia simbólica que se ha convertido más que en un trabajo, en una actividad tradicional”, reitera.

La lluvia afectó también a los cultivos de maíz, que dieron mazorcas “pegadas”, es decir, que carecen de granos y son de menor tamaño. “Un elote que se pega ya no da grano y no sirve, teníamos pensado cosechar 20 toneladas este año y no alcanzamos ni la mitad”, comenta Homero.

eh25102017012.jpg

En cifras

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) registra que en la Mixteca, un total de 47 mil hectáreas, se destinan a cultivos de flor de cempasúchil; para este año, se tiene previsto que la producción alcance las 326 toneladas.

Los principales municipios que reportan cosecha son: Asunción Cuyotepeji, Tezoatlán de Segura y Luna, Huajuapan de León, Mariscala de Juárez, San Agustín Atenango, San Andres Dinicuiti, San Jorge Nuchita, San Lorenzo Victoria, Santa María Camotlán, Santiago Huajolotitlan, Santiago Miltepec y Santo Domingo Tonalá.

De acuerdo con los datos de la dependencia, Santiago Huajolotitlán es el municipio que más flores produce, con 73.5 toneladas, le sigue Santo Domingo Tonalá con 43 toneladas.

La Sagarpa indica que durante 2016 se sembraron 46 mil hectáreas de flor de muerto, de las cuales se obtuvieron 318 toneladas. Asimismo, resalta que la mayor producción corresponde al estado de Puebla.

eh25102017019_1.jpg

¿Y los apoyos?

En la Mixteca, según la Sagarpa, se contabilizan al menos mil 270 hectáreas de granos básicos afectados por lluvias. Los daños son ubicados en 29 municipios, dedicados a la producción de maíz, frijol y trigo, que en su conjunto suman 100 mil hectáreas.

Ante ello, personal de la dependencia realizó recorridos para constatar la afectación a los cultivos básicos en la región.

Posterior a la inspección y verificación de los cultivos, cada productor afectado por ese tema, recibiría la cantidad de mil 500 pesos por hectárea afectada. Homero indica que hace algunas semanas, personal de la dependencia recolectó datos de los afectados, sin embargo, los apoyos no han sido entregados.

“Cada que hay lluvias, sequía o afectaciones es igual, nos prometen apoyos y nos apuntan en listas para recibir cantidades de dinero que no se comparan con lo que se invierte en el campo, con las pérdidas de cada campesino… nos dejan esperando”, lamenta.

 

Comentarios

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

Estas son algunas actividades que puedes hacer en Zipolite en tiempos de Covid-19

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo