Saturación de panteones lleva a ocupar una tumba para seis

Ante la falta de lugares y sin un plan para ampliar los cementerios, el ayuntamiento capitalino recurre a recuperar espacios donde no esté cubierto el pago de perpetuidad

Foto: Edwin Hernández
Estatal 31/10/2019 07:07 Lizbeth Flores Oaxaca de Juárez, Oaxaca Actualizada 14:57

Enterrar una persona fallecida en la ciudad de Oaxaca es una tarea que puede convertirse en un peregrinar, debido a la saturación que enfrentan los cementerios de la capital, donde en cada tumba llegan a sepultarse hasta seis muertos.

Según datos oficiales, en los  cinco panteones que hay en  la ciudad de Oaxaca existen 21 mil 850 tumbas: 11 mil concentradas en los cementerios General y San Miguel, 8 mil 500 en el panteón Jardín, mil 500 en el  ExMarquesado y 850 en el de Xochimilco.

La Dirección de Servicios Municipales del ayuntamiento de Oaxaca de Juárez reconoce que existe una  saturación en los panteones  y que  no hay recursos para  ampliarlos o para  construir  otro, por lo que la población ha tenido que acudir a  panteones de agencias o de otras comunidades para sepultar a sus muertos. O  solicitar  pemiso para depositarlos en tumbas usadas.

“A veces, recurren a otras agencias a pedir el apoyo y si no, buscan a un familiar para que les preste el espacio. En cada fosa pueden hacer la excavación hasta para seis espacios”, explica a EL UNIVERSAL  Gabriel Hernández Luna, jefe de Unidad de Panteones.

Otra de las medidas que ha  tomado  la administración de panteones ante la saturación, es  recuperar  tumbas que no tienen  perpetuidad o donde las personas no han cumplido con los pagos. Al año, cada fosa tiene un costo aproximado de  530 pesos.

Además de la falta de recurso para la ampliación o construcción de otro panteón, tampoco se destinan montos para el mantenimiento de estos espacios, revela el director de Servicios Municipales, Humberto Contreras.

Al año, cada fosa tiene un costo aproximado de  530 pesos.

“Como tal, no hay un presupuesto significativo, no lo tenemos”, señala el  funcionario.

Tan sólo en  2016, en la ciudad de Oaxaca murieron mil 773 personas: 927 eran hombres y 846 mujeres, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). A nivel estatal, murieron 24 mil 782 en ese mismo año.

No concluye reconstrucción.

Además de la saturación, el panteón San Miguel se enfrenta a una reconstrucción que se ha prolongado por más de dos años, luego de resultar afectado  por los sismos de 2017, por lo que, por tercera ocasión, en esta temporada  permanecerá restringido el acceso.

De acuerdo con Humberto Contreras, la reconstrucción presenta un avance de 90% y, por seguridad de las personas que acuden a los panteones en el marco  del Día de Muertos, se impedirá el ingreso al área de nichos, donde hay 2 mil 250 espacios aproximadamente.

captura1_4.jpg
Foto: Edwin Hernández

También se restringirá el acceso en la parte trasera de este cementerio edificado en 1844 y contabilizado entre los 932 inmuebles de la ciudad de Oaxaca considerados monumentos históricos por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

“Estuvimos en coordinación con Protección Civil y Obras Públicas, donde se hizo un examen y se corroboró que no corre ningún riesgo, se están apuntalando arcos, entradas y salidas. La fachada principal  se está también reforzando, para que no haya ningún riesgo. No se podrán a acceder a las tumbas de la parte trasera y de los nichos por protección”, informó.

Además, como  medida de protección, sólo se permitirá el acceso de siete de la mañana a 10 de la noche del 31 de octubre al 2 de noviembre. Con esta medida, se prevé recibir a unas 10 mil personas.

Hasta  antes de los sismos, este panteón y el General recibían hasta 40 mil visitantes entre oaxaqueños y turistas, principalmente  por las actividades culturales que se llevaban a cabo.

       —También te interesará:

Comentarios

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo