"Errores no definen tu calidad de persona", defienden a científico acusado de espionaje

Cabrera Fuentes, quien es un destacado científico, radicaba en Singapur y fue detenido el pasado 16 de febrero en Miami, cuando pretendía viajar a México
Foto: Christian Jiménez/ EL UNIVERSAL
12/03/2020
11:15
Christian Jiménez
Oaxaca
-A +A

La voz de Lucila Fuentes Cruz se entrecorta al hablar de su hijo Héctor, pues dice sentirse muy orgullosa de él y de todos sus logros. “Desde la primera vez que se fue le di su bendición. Él luchó por pasar sus exámenes y ganar una beca para estudiar microbiología en el extranjero”, recuerda.

“Mi pavor era que ya no regresara, que se acostumbrara a estar lejos, pero aun así le dije: te doy mi bendición y nunca nos olvides, no olvides a tu Espinal, a tu raza, nosotros somos indígenas zapotecas y él me respondió: jamás los voy a olvidar”.

Hoy, el mayor de sus tres hijos, Héctor Cabrera Fuentes, enfrenta un juicio por espionaje en Estados Unidos, acusado de trabajar comisionado por el gobierno ruso para reportar los movimientos del vehículo de un funcionario estadounidense.

Cabrera Fuentes, quien es un destacado científico, radicaba en Singapur y fue detenido el pasado 16 de febrero en Miami, cuando pretendía viajar a México acompañado de su esposa mexicana.

En entrevista con EL UNIVERSAL, la madre del científico y su hermana, Nancy, piden a las personas no juzgar la vida personal de Héctor, pues reconocen que “todos cometemos errores, pero eso no define la calidad de personas que somos”.

Lucila cuenta que fue a los 17 años cuando su hijo abandonó el país para estudiar Biología Molecular en la Universidad Federal de Kazán, en Rusia. Antes de irse, Héctor era un destacado beisbolista y estudiaba en la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, institución que abandonó para convertirse en doctor en Ciencias Biomédicas.

Pide ayuda de autoridades

Por ahora la familia cuenta con un abogado a cargo de la defensa del caso; sin embargo, realizan diversas recaudaciones de fondos para poder costear los viajes de los padres de Héctor, quienes desean externar personalmente el apoyo a su hijo.

Asimismo, indicaron que para poder costear los gastos legales de la defensa, la familia ha tenido que recurrir a préstamos y a recibir donativos de conocidos del científico para pagar los elevados gastos del abogado defensor. Incluso han pensado en hipotecar su vivienda y las propiedades de otros miembros de su familia.

No obstante, ahora buscan que los padres de Héctor puedan viajar a Estados Unidos, por lo que solicitan a las autoridades federales apoyo para tramitar la visa humanitaria.

“No estábamos preparados para esto. El impacto que recibió nuestra familia fue demasiado duro, aunque hemos recibido el apoyo de algunas personas, el proceso es complicado”, señala Nancy, quien añade que a casi un mes de la detención de su hermano, sucedida en Miami el pasado 16 de febrero, no cuentan con el respaldo o acompañamiento de ninguna autoridad estatal.

“Hemos tocado puertas y se nos han cerrado”, afirma.

De acuerdo con información que las propias autoridades locales han dado a la familia, no es competencia estatal brindarles apoyo, no obstante, desde hace algunos días, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) les acompaña en el proceso.

En tanto, la Cancillería mexicana representada por Marcelo Ebrard, está al tanto del caso desde el primer día. Sin embargo, la familia tiene claro que no obtendrán respaldo económico del gobierno mexicano.

“Ha sido muy difícil enterarnos de la situación legal de mi hermano. Está aislado. Las líneas telefónicas y el correo electrónico a través del que nos comunicamos están siendo filtrados, la comunicación es controlada y limitada”, apunta.

Cabrera Fuentes es un cardiólogo molecular que ha desarrollado proyectos como una pomada regeneradora de quemaduras y un mecanismo de prevención de infartos a través de un baumanómetro, e incluso advirtió a las autoridades de Salud mexicanas sobre los riesgos del coronavirus. Sus proyectos, que hoy se encuentran pausados, según su mamá, doña Lucila, los hizo pensando en la comunidad mexicana, oaxaqueña y de El Espinal.

En los lugares donde ha vivido, las personas se han unido a su causa para poder aportar medios para costear los gastos de su proceso. El pasado 3 de marzo, Cabrera Fuentes fue acusado por el fiscal de espiar al gobierno de Estados Unidos por comisión del gobierno ruso, y durante su audiencia se declaró no culpable en una corte de Miami.

De acuerdo con el Miami Herald, Cabrera Fuentes aceptó estas tareas para que una mujer rusa, identificada como una segunda esposa, y sus hijas, pudieran obtener los documentos legales para residir en Rusia con el mexicano.

La familia desconoce cuánto durará el proceso, por eso piden que alguien pueda ofrecerles ayuda para traducir la información legal del caso al español.

“Yo no hablo inglés, hablo mi español y zapoteco”, lamenta Lucila.

“Para las personas es fácil juzgar desde una perspectiva aislada (...) es importante tener empatía, independientemente de los errores que las personas cometan”, agrega Nancy.

Comentarios