Buscan que municipios de Oaxaca se sumen a Sistema de Transparencia; sólo cumplen 32 de 570

El responsable del Sistema de Transparencia Municipal de la entidad explica a EL UNIVERSAL la resistencia de las autoridades a transparentar los recursos que ejercen; la entidad se encuentra rezagada en este rubro, afirma
Buscan que municipios de Oaxaca se sumen a Sistema de Transparencia; sólo cumplen 32 de 570
Foto: Mario Arturo Martínez
01/12/2020
11:36
Fernando Miranda
Oaxaca
-A +A

Oaxaca de Juárez.– Para los municipios de Oaxaca, la transparencia y la rendición de cuentas sobre el uso de los recursos públicos aún es una asignatura pendiente y rezagada, lo que limita que la sociedad pueda ejercer su derecho al acceso a la información pública, pese a que está respaldado en la ley, y prueba de ello es que a tres años de su creación, el Sistema de Transparencia Municipal de Oaxaca (Sitram), apenas aglutina a 26 de los 570 municipios de la entidad. 

A ellos se suman otros cinco que por tener poblaciones de más de 70 mil habitantes, así como suficiente infraestructura económica y tecnológica están obligados por la Ley Nacional de Transparencia a contar con un portal para rendir cuentas sobre la manera y los destinos en los que se ejecutan los recursos que reciben, mismo que se vincula a la plataforma que existe a nivel nacional. 

Actualmente, los cinco municipios que por ley cuentan con portales de transparencia en el estado son Oaxaca de Juárez y Santa Cruz Xoxocotlán, en los Valles Centrales; Juchitán de Zaragoza y Salina Cruz, en la región del Istmo de Tehuantepec y San Juan Bautista Tuxtepec, en la Cuenca del Papaloapan. 

Lee también: Destacan a Oaxaca en tercer lugar en Ranking de Portales Estatales de Transparencia

A ellos se anexa Santa María Huatulco, en la Costa, que aun cuando no tiene la obligación, se unió a este modelo por convenio, lo que da un total de 32 municipios, de los 570 que existen en Oaxaca, que cumplen con la totalidad de las hasta 50 obligaciones de transparencia que marca la ley. El resto se encuentran en una área gris. 

Fernando Gómez Cuevas, comisionado del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Oaxaca (IAIP), y responsable del Sitram, reconoce que ha sido muy complicado llevar el tema de transparencia a todos los municipios del estado, principalmente porque existe una resistencia de parte de autoridades municipales; no obstante, señala que también hay otros obstáculos, como la cantidad de municipios y que 417 de los 570 se gobiernan por Sistemas Normativos Indígenas (Usos y Costumbres).

En entrevista con EL UNIVERSAL asegura que a ello se suma otras limitantes como la orografía estatal y las diversas lenguas originarias que se hablan en las comunidades, ante lo cual el Sitram ha buscado primero acercarse e incorporar a municipios de los Valles Centrales que cuenten con ciertas condiciones de conectividad, como acceso a internet y a una computadora; pese a ello, reconoce que no es mucho el entusiasmo. 

“No es atractivo para los municipios porque no reciben recursos, al contrario tienen que hacer una inversión, pero hay ventaja por ser parte de la rendición de cuentas. Es algo que como autoridades municipales y servidores públicos estamos obligados a atender porque hay leyes que lo estipulan; eso le brinda al servidor público legitimidad, que la ciudadanía confíe en que está haciendo un buen uso de los recursos y que se destinen a lo que fueron planeados”, señala. 

Gómez Cuevas dice que este año sólo cinco municipios se han sumado a esta plataforma de transparencia estatal, misma que tiene capacidad para albergar a 150 y que fue creada precisamente para evitar que se extorsionara a las autoridades municipales, pues ciertos “coyotes”, cobraban a los ayuntamientos por habilitarles portales que no estaban obligados a tener.  

Lee también: Reconoce SHCP a Oaxaca en primer lugar a nivel nacional en diagnósticos de transparencia

La plataforma del Sitram consiste en un portal en el que se carga la información municipal en un formato de hoja de cálculo y así se sube al sistema cada tres meses, para que cualquiera pueda consultarlo. El periodo para subir dicha información es de 30 días, y una vez que el ayuntamiento se ha adherido, no hay forma de retractarse. 

En dicho formato se encuentran las 50 obligaciones que van desde dar a conocer a quienes integran el cabildo, hasta cuánto ganan en salarios y dietas o en qué se gastan los fondos federales y estatales destinados al municipio.  

Ante el poco interés de los ayuntamientos en esta plataforma, el comisionado asegura que el IPAIP tiene identificados a aquellos municipios que por sus condiciones tienen facilidades para sumarse, por ejemplo los de Valles Centrales, como Santa Lucía del Camino, o Tlaxiaco y  Nochixtlán en la Mixteca, próximamente, adelanta, comenzarán a subir su información al Sitram Mesones Hidalgo y Santiago Tillo. 

Proyecto piloto

whatsapp_image_2020-12-01_at_11.24.43.jpeg

Foto: Mario Arturo Martínez

Aunque Fernando Gómez Cuevas reconoce que esta plataforma no es la única vía para rendir cuentas, y que en municipios indígenas existen mecanismos comunitarios para tal fin, como la asamblea, señala que aún así es relevante para el Instituto acercarse a dichas comunidades y por ello el próximo año lanzarán un proyecto piloto en cuatro lenguas originarias, con lo que buscan llegar a municipios como Huautla de Jiménez, cabecera distrital en la Cañada.

La idea, explica, es tener un primer acercamiento, y si ya están cumpliendo con algunas obligaciones de transparencia, guiarlos para que puedan transitar  a cumplir con el resto, pero poco a poco, y así fomentar la cultura de la rendición de cuentas y la transparencia. 

“Tenemos que ir con ellos y hacerles saber la legitimidad que te puede dar que transparentes que recibes. Si la sociedad conoce el buen ejercicio de los recursos públicos, la desconfianza disminuye. Por muchos años la autoridad fue omisa y actualmente se carga con eso en el manejo de los recursos”

“En el sistema de partidos políticos, ya existe la reelección, así que esto les ayuda si buscan seguir ejerciendo el cargo. Es un ganar ganar, el inconveniente es que no ha llegado a todos, y que a pesar de que existe la ley y el derecho a la información pública, no todos los integrantes de la sociedad oaxaqueña puede ejercerlo”, finaliza.

Comentarios