Totoperas del Istmo, sólo con promesas de la ayuda

Municipios 07/01/2018 19:27 Alberto López Morales / Corresponsal Juchitán de Zaragoza, Oaxaca Actualizada 19:28

Aunque existe un censo de daños que registra 4 mil 300 hornos destruidos, sólo en Juchitán, no hay dinero para su reconstrucción

Foto: Mario Arturo Hernández / EL UNIVERSAL

Foto: Mario Arturo Hernández / EL UNIVERSAL

Foto: Mario Arturo Hernández / EL UNIVERSAL

Foto: Mario Arturo Hernández / EL UNIVERSAL

Foto: Mario Arturo Hernández / EL UNIVERSAL

Foto: Mario Arturo Hernández / EL UNIVERSAL

Foto: Mario Arturo Hernández / EL UNIVERSAL

Foto: Mario Arturo Hernández / EL UNIVERSAL

[email protected]

Alrededor de cuatro mil mujeres zapotecas que se dedican a la producción de totopos y panes, aún no reciben el apoyo gubernamental para que reconstruyan sus hornos dañados por el terremoto del 7 de septiembre del año pasado.

A principios de diciembre pasado, personal de la Comisión Nacional para el Desarrollo de Pueblos Indígenas (CDI), del gobierno de Oaxaca y del   Ayuntamiento juchiteco verificaron la destrucción de los hornos y elaboraron un censo en el que registraron a  cuatro mil 300 mujeres afectadas.

“Vinieron a mi casa, tomaron fotografías y dijeron que el gobierno me ayudaría para volver a construir mi horno, pero ahora hemos escuchado en las noticias de que dicen que no hay dinero para apoyar a las mujeres que elaboramos totopos”, dijo  Amalia López Vásquez, quien con sus propios recursos reconstruyó un pequeño horno junto a  su vivienda derruida.

El regidor de Desarrollo Económico del Ayuntamiento juchiteco, Hageo Montero López, explicó que a solicitud del gobierno de Oaxaca se levantó el censo de las mujeres totoperas y panaderas y se verificaron los daños en los hornos,  después la delegada de la CDI en Oaxaca, Miriam Liborio Hernández, “nos dijo que no hay dinero del presupuesto del 2017”.

Montero López añadió que, según   la versión de la  delegada, la CDI buscaría recursos del presupuesto de 2018 para cubrir la ayuda que demandan las mujeres juchitecas que elaboran totopos y panes  y que de manera inexplicable fueron excluidas del programa de reconstrucción de hornos dañados.

El programa para reconstruir los hornos fue aplicado después del terremoto por la CDI y otorgó 46 millones de pesos para totoperas de los municipios de Santa María Xadani, Unión Hidalgo, Asunción Ixtaltepec y para la comunidad San Dionisio del Mar.

 “No entiendo porque discriminaron a Juchitán. ¡No se vale!”, dijo Tomás Chiñas Santiago, dirigente de la Unión de Productores Tona Taati.

Chiñas Santiago añadió que las totoperas juchitecas fueron las que le presentaron a la CDI el proyecto para la reconstrucción de los hornos e incluso, con la asesoría de la Unión de Productores Tona Taati, se presupuestó la reconstrucción de cada horno por casi 19 mil pesos. “No sabemos si marginaron a las totoperas de Juchitán por razones políticas”, acusó.

Para apoyar a las cuatro mil 300 mujeres que se dedican a elaborar totopos y panes en el municipio, se necesitan 80 millones de pesos y, por ahora, la CDI no tiene ese dinero, de acuerdo con las versiones de la delegada estatal de esa dependencia.

Escasea el totopo en Juchitán

En el barrio de Cheguigo Sur o Saltillo, la mayoría de las mujeres se dedicaban a la elaboración del totopo, sin embargo, tras los sismos de septiembre, la producción descendió porque los hornos y las cocinas  en los que se elaboraban quedaron reducidos a escombros.

Amalia López Vásquez, una mujer viuda con cuatro hijos que viven  bajo  las lonas y sábanas en el barrio de Saltillo, al sur de la ciudad, elaboraba y vendía en el mercado municipal un promedio de 300 totopos por día. Ahora, con un  pequeño horno que mandó hacer, sólo alcanza a  producir unas  150 piezas.

Frente a su vivienda, al otro lado del callejón, vive el matrimonio formado por Lorenzo Celaya Sánchez y  María Inés Morales Jiménez. La mujer  perdió toda su cocina   y   el horno donde elaboraba el totopo. Su esposo, que elaboraba las ollas de barro para los hornos totoperos, perdió toda su producción.

“Sólo salvé una olla y de ahí elaboré ese pequeño horno que está ahí, pero no alcanza para hacer ni 100 totopos por día, pero al menos sirve para que mi esposa tenga donde hacer las tortillas para comer”, explicó Lorenzo Celaya y añadió que  aún siguen  en espera de que llegue la ayuda que prometió el gobierno, debido a que   ya verificaron  que se cayó toda la cocina.

Por su parte, Sodelva Romero Ruiz ahora se dedica a lavar y planchar ropa ajena. “Soy mujer sola con cuatro hijos y no tengo dinero para construir otro horno y la cocina, por eso ahora lavo y plancho ajeno. Espero que la ayuda del gobierno llegue pronto”, dijo preocupada, pues escuchó que no tienen dinero para la ayuda que les prometieron. La mujer   también perdió su casa y ya se encuentra elaborando sus bloks.

Comentarios

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

¿Qué hacer en la playa nudista de Zipolite, Oaxaca?

Estas son algunas actividades que puedes hacer en Zipolite en tiempos de Covid-19

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

¿Cuándo y cómo regresarán a clases presenciales?

Como el número de casos de Covid-19 han disminuido, las autoridades comienzan a estimar la vuelta a clases presenciales

Fiambre potosino, platillo típico de la capital del estado

Esta preparación es típica de la región; el platillo contiene carne de pollo, de res y de cerdo