Con 500 mdp, padres de familia levantarán escuelas dañadas por sismos

Los comités de padres podrán recibir asesoría técnica del Inifed en las obras, si así lo requieren.
Foto: Archivo EL UNIVERSAL
14/01/2020
07:57
Alberto López
Juchitán de Zaragoza, Oaxaca
-A +A

Con el propósito de acelerar la recontrucción de las escuelas dañadas por el terremoto de 2017  en el Istmo de Tehuantepec, el gobierno federal arrancó la entrega de tarjetas del Banco del Bienestar  a comités de padres de familia para que se encarguen de rehabilitar los planteles.

De acuerdo con  Emilio Montero Pérez, edil de Juchitán,  el Instituto Nacional de la Infraestructura Física y Educativa (Inifed) liberará este año más de 500 millones de pesos para que cada comité  decida a qué empresa contratará para que las escuelas estén terminadas antes del inicio del ciclo escolar 2020/2021 y estará en condiciones de   reclamar si la obra presenta fallas.

Agregó  que, por  seguridad, las dependencias y los comités acordaron reservarse el monto de los apoyos  a cada plantel.    

La  asignación directa de recursos económicos  comenzó antes de que concluyera  2019   en la primaria Stiidxa Guidxi (Palabra del pueblo), en la colonia Víctor Yodo.

En el evento, Adriana Gutiérrez Nash, de la Gerencia de Proyectos del Inifed, explicó que los recursos forman parte del Programa Nacional de Reconstrucción (PNR) y son para escuelas cuyos trabajos  no se han realizado o quedaron inconclusos.

Puntualizó que se trata de un nuevo esquema, donde el Inifed entregará apoyos directamente a los comités de padres y  que contarán con  asesoría técnica, si así lo desean.

Martín Yáñez Naranjo, comisionado de la dependencia en el Istmo, precisó que dicho programa es distinto al de La Escuela es Nuestra, que ya empezó a entregar apoyos a  las comunidades escolares. Además,  exhortó a los padres  a no dejarse sorprender por empresas que vengan a nombre de algún funcionario.

El programa comenzó con la entrega de tarjetas a  seis escuelas, como el Instituto Tecnológico del Istmo (ITI) y la Universidad Pedagógica Nacional, con sede en Ciudad Ixtepec, así como otras del nivel básico que se ubican en Juchitán, El Espinal y Xadani.

“Nos dijo el director del Iocifed que ahora las obras las ejecutarán directamente los padres. Si los comités nos invitan, claro que lo haremos, pero estamos esperando que el gobierno de Oaxaca nos pague lo que ya trabajamos desde hace dos años”, declaró  el constructor Tomás López Pineda.

Comentarios