En Unión Hidalgo, más de 100 mujeres zapotecas aprenden a hacer gel antibacterial con herbolaria

Ellas pertenecen al colectivo Mujeres Indígenas en Defensa de la Vida, que se creó desde 2017 después del sismo
En Unión Hidalgo, más de 100 mujeres zapotecas aprenden a hacer gel antibacterial con herbolaria
Fotos: Cortesía
15/04/2020
12:38
Roselia Chaca
Unión Hidalgo._
-A +A

Rosalva Fuentes, Guadalupe Ramírez, Rosa Amelia Rodríguez y Rosario Cuevas son cuatro zapotecas muy conocidas en Unión Hidalgo, no sólo se organizan para defender su territorio de la invasión de proyectos eólicos o para dar de comer a cientos de familias que  perdieron todo durante el sismo de 2017, también se unen para hacer frente al Covid-19 con la creación de gel antibacterial utilizando conocimientos de herbolaria.

Ellas pertenecen al colectivo Mujeres Indígenas en Defensa de la Vida, que se creó  desde 2017 después del sismo, cuando unieron ideas para apoyar el trabajo de los comuneros  y crearon una cocina comunitaria a favor de los damnificados.

Después de descansar de la cocina, se sumaron a la lucha por la defensa del territorio y participaron en las actividades de la consulta indígena que gobiernos federal, estatal y municipal emprendieron a finales de 2018 para la construcción del proyecto eólico Gunaa Sicarú de la empresa Eólica de Oaxaca, filial de EDF,  que pretende instalar 96 aerogeneradores, y que ellas consideran violatorio a sus derechos.

gel_herbolaria__0.jpg

Por ello, cuando en México se anunció la contingencia sanitaria por el coronavirus y las medidas higiénicas que se tenían que tomar,  se volvieron a organizar para realizar talleres, con mujeres principalmente, para enseñarles a elaborar el gel antibacterial, el cual  estaba completamente agotado en tiendas y farmacias de la región.

En esta ocasión, la maestra jubilada Rosalva Fuentes Martínez, de 61 años, una conocida médico tradicional desde 1998 que se formó en el Centro Popular de Apoyo y Formación para la Salud (Cepafos) de la Diócesis de Tehuantepec, fue la encargada de capacitar a sus compañeras y luego al resto de las mujeres en la elaboración de gel antibacterial teniendo como base la sábila.

Cepafos en el Istmo ha capacitado a muchas médicos tradicionales, logrando  que el desarrollo integral en acciones como la atención a pacientes, formación de recursos humanos dirigido a promotores de salud  y el desarrollo de la medicina alternativa.

“En el colectivo  compartimos nuestros conocimientos.  Yo compartí lo que sé en herbolaria, la elaboración del gel antibacterial utilizando sábila, glicerina y 70% alcohol, además de ponerle aceite de piperita, que es un antiviral, con esto se logra en pocos minutos un producto casero y efectivo”, explicó la zapoteca.

Antes de que la contingencia entrara a la fase 2, estas mujeres lograron capacitar a más de 100 mujeres en siete grupos de siete barrios de Unión Hidalgo.

herbolaria_3.jpg

En cada taller las mujeres elaboraron 250 mililitros de gel, además de aprender a cultivar la sábila en el patio de sus viviendas.

“En estos talleres queríamos que se motivaran a cultivar la sábila, para que cuando esta contingencia pase, ellas sepan utilizar la pulpa para elaborar otros productos como shampoo, cremas, la idea es que en un futuro se logre una cooperativa de producción; mientras, les enseñamos como protegerse ante el coronavirus”, explicó  Rosalva.

Debido a que todas ellas son mujeres mayores, se decidió ya no arriesgarlas ni poner en peligro a demás mujeres, así que todas están respetando la campaña Quédate en Casa, por lo que los talleres se cancelaron, pero están satisfecha de haber compartido sus conocimientos a más de un centenar de zapotecas de Unión Hidalgo.

Comentarios