En el jardín de niños en San Antonio de la Cal estudian bajo latente riesgo

Junto a las aulas, además, una torre de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) destaca como un gigante de acero sobre el cual los padres temen que pueda desplomarse
Foto: Juan Carlos Zavala / EL UNIVERSAL
24/05/2019
01:37
Juan Carlos Zavala
Oaxaca de Juárez, Oax.-
-A +A

Las recientes lluvias revivieron la preocupación por la seguridad de niños y niñas que estudian en el jardín de niños “Francisco Toledo” en San Antonio de la Cal, municipio conurbado a la ciudad de Oaxaca. El deslave del cerro sobre el que está construida arrastra toneladas de tierra que llegan hasta los salones de clases y el espacio al aire libre destinado para el esparcimiento de los menores y actividades extramuros.

Junto a las aulas, además, una torre de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) destaca como un gigante de acero sobre el cual los padres temen que pueda desplomarse. Pero no es lo único que enfrentan: la institución educativa ha sido víctima de al menos cuatro robos recientemente.

La escuela fue fundada hace aproximadamente 20 años y hace 13 años que llegó a impartir clases la profesora Marycel Ríos Pérez. Los alumnos son atendidos por cinco profesores y en donde la directora, también imparte clases.

Desde entonces, dice, se han realizado gestiones ante las autoridades municipales y estatales para que se atiendan las necesidades infraestructura y de seguridad que requiere el jardín de niños; pero no hay respuesta.

Con 92 niños y niñas, dice, únicamente se cuentan con una unidad de sanitarios deteriorada que se ha podido mantener funcional por el apoyo de los padres de familia; cada año, durante la temporada de lluvias la escuela se inunda de tierra por el deslave del cerro y que llega hasta la cancha; se les ha negado la construcción de un techado para proteger a los menores del calor y la luz solar; la energía eléctrica es deficiente y no cuenta con bardeado para protegerlos contra los robos y finalmente, continúan sin una solución respecto de la torre de la CFE.

“Se ha gestionado, se han hecho oficios, pero no hay ninguna respuesta”, manifiesta la profesora Marycel Ríos. “Se ha pedido el apoyo del presidente municipal para insistirle pero nunca cumplen. Solo nos vienen a engañar con estudios de suela”, agrega Lorena Reyes Luna, presidenta del Comité de Padres de Familia.

Las recientes lluvias también sacaron a flote un nuevo problema en la institución educativa; los cimientos de una las aulas está quedando al descubierto por el deslave del cerro y persiste la preocupación sobre un posible daño estructural que ponga en riesgo a los menores. “No sabemos si es por el tipo de suelo, pero el cerro también se está desgajando sobre donde están las aulas”, señala la profesora.

Posterior a los sismos de septiembre de 2017, relata, fueron visitados por funcionarios de la Comisión Estatal de Protección Civil de Oaxaca (CEPCO) quienes únicamente hicieron observaciones sobre el arbolado; y aseguraron que la torre de la CFE no representa ningún riesgo porque ya no distribuye energía eléctrica y que “la antena no funciona”.

Mientras que la CFE ha respondido que no la quitará porque ellos llegaron primero y no tienen la culpa que el jardín de niños se haya autorizado la construcción de la escuela junto a la antena.

Frente a este escenario, Lorena Reyes denuncia que la institución educativa está en el completo olvido porque no reciben ningún tipo de apoyo pese a las gestiones tanto de los padres de familia como de las profesoras.

“Les pedimos a las autoridades municipales y estatales que dejen de guardar el dinero para sus bolsillos y que antes de gastar en fiestas prioricen la educación de los niños. Muchas veces les hemos insistido en un techado porque las actividades se hacen a la intemperie y el calor es insoportable. En sus campañas siempre prometen que van a apoyar pero nunca lo hacen”, expresó.

La Directora del jardín de niños “Francisco Toledo” recuerda que recientemente el presidente municipal de San Antonio de la Cal, Eliseo Méndez Martínez, se comprometió a la construcción de un techado e incluso afirmó que el proyecto de obra y los recursos ya estaban aprobados a través de la gestión de un diputado local. Pero luego, sin ninguna explicación clara, la obra no se realizó por supuestas “cuestiones políticas”.

Tanto la profesora, la presidenta del Comité de Padres de Familia y la directora, coinciden que su institución es víctima de discriminación por parte de las autoridades municipales y estatales, porque mientras las escuelas públicas que están a su alrededor reciben diversos apoyos en obra pública, el jardín de niños “Francisco Toledo” no ha sido beneficiario de nada desde hace por lo menos 13 años.

“Todas les escuelas ya tienen techado, por ejemplo. Incluso una que se acaba de inaugurar; mientras a que nosotros nos rechazan todas las gestiones, cuando también somos parte del pueblo. Hemos tenido que ir al municipio a rogar por las necesidades que tenemos”, dice Marycel Ríos.

La directora de la institución espera que no haya represalias de las autoridades municipales por denunciar la falta de apoyo, pero recalca que no se está pidiendo más de lo que los niños merecen y aclara que no se trata de algo para beneficio de las maestras, sino de los menores.

“Que no haya represalias contra la escuela, contra los padres de familia ni contra las maestras. Que la visión de ellos, del presidente municipal y las autoridades, cambie y se den cuenta de que es un beneficio para los maestros”, finaliza.

Comentarios