Gracias al café, resiste la economía de Talea de Castro en tiempos de crisis y pandemia

La empresa "Aroma del Cielo" comenzó a posicionarse entre la preferencia de los usuarios de redes, quienes pueden solicitar pedidos del producto serrano a partir de cinco kilogramos
Gracias al café, resiste la economía de Talea de Castro en tiempos de crisis y pandemia
Fotos: Cortesía
31/07/2020
11:34
Christian Jiménez
-A +A

Herederos de una tradición cafetalera que ha perdurado por generaciones, la pareja conformada por Israel Hernández y Keyla Mesulemeth, encontró en el periodo de aislamiento ocasionado por la pandemia de Covid-19, la oportunidad de repuntar un proyecto de microempresa dedicada a la venta de café, de nombre "Aroma del cielo".

En entrevista con EL UNIVERSAL, ambos originarios de Talea de Castro, comunidad de la Sierra Juárez —que a cuatro meses y medio de que se registró el primer contagio de Covid-19 en Oaxaca, es uno de los cuatro municipios zapotecas que han tenido éxito en la contención de la pandemia— señalan que "Aroma del Cielo" hace referencia a los bosques de coníferas que rodean a la comunidad, que se caracterizan por una neblina baja y que dan la sensación de "vivir entre las nubes".

"Pensamos en un nombre que haga referencia a nuestra comunidad y al aroma de nuestro café", afirma Keyla.

Desde pequeño, Israel aprendió de sus padres el proceso de producción de café, y ellos lo aprendieron de sus abuelos, por lo que resaltan que se trata de una tradición familiar que germinó en un pueblo donde producir café es la actividad principal.

cafe_cuatro.jpg

Israel acota que su idea empresarial surgió hace dos años, en medio de la crisis del café, cuando la roya devastó los cultivos, ocasionando la caída de la producción. "Antes trabajábamos el café pergamino. Vendíamos la cosecha a intermediarios del pueblo o personas de la ciudad de Oaxaca o Puebla que iban a comprar el café. Con la roya, se cayó la producción y fue, cada vez menos redituable volver a producir", recuerda.

Tras la crisis, los productores de café de la comunidad serrana decidieron darle un valor agregado y comenzar a comercializarlo de manera artesanal. Al respecto, Keyla precisa que la plaga afectó significativamente los ingresos de las familias dedicadas al café, ante ello, la pareja decidió desde el año pasado cambiar de residencia y mudarse a la ciudad de Oaxaca, donde comenzarían a distribuirlo.

Contra todo pronóstico, durante el periodo de cuarentena, cuando decenas de empresas han sucumbido ante la crisis, "Aroma del Cielo" ascendió. "Nos dimos cuenta de que sin empleo o sin un ingreso quincenal seguro, teníamos que buscar una forma de adaptarnos y salir adelante, por lo que le pusimos mayor impulso e incluso echamos mano de las plataformas virtuales", apunta Keyla.

Durante el periodo de aislamiento, el producto comenzó a posicionarse entre la preferencia de los usuarios de Facebook y los compradores de la plataforma Mercado Libre, quienes pueden solicitar pedidos del producto serrano a partir de cinco kilogramos. La venta de su café, se convirtió en el ingreso principal de la familia durante la pandemia.

cafe_dos.jpg

Pese al éxito del producto, las disposiciones de nuevos impuestos a las ventas por Internet, que entraron en vigor a partir del 1 de junio, obligaron a la pareja a pagar montos excesivos de impuestos por sus primeras ventas.

"En toda crisis siempre hay una oportunidad. Cuando empezó la pandemia, estábamos finalizando el periodo de cosecha y a fines de mayo decidimos volver a la ciudad, porque teníamos el producto pero no lo estábamos vendiendo. Cuando llegamos, comenzamos a distribuirlo y hemos tenido buena aceptación", dice Israel.

Oportunidad de empleos

Sobre el proceso de producción, Israel relata que, se trata de un procedimiento totalmente artesanal, el periodo de cosecha abarcó de diciembre a marzo, etapa en la que permanecieron en su comunidad. En ese periodo, la pareja contribuyó a través de su iniciativa a generar cinco empleos directos durante la temporada de cosecha, mientras que en los meses restantes que son empleados para resembrar y dar mantenimiento a los terrenos, se empleó a una persona de la localidad.

Detalla que las parcelas donde sembraron su café fueron herencia de los padres de ambos, donde han renovado la plantación para tener plantas jóvenes de manera permanente. "Es un proceso largo, desde que se siembra hasta que se puede empezar a cosechar grandes cantidades, tienen que pasar alrededor de cinco años", precisa.

Las jornadas en el campo inician desde las 5:00 horas, durante la temporada de cosecha. A esa hora el café se lava, para tenderlo a las 7:00 horas y que comience a secarse. Luego hay que trasladarse de 9:00 a 17:00 horas a la cosecha, en ese lapso se recolecta el producto del día y se inicia el proceso de despulpado para iniciar la fermentación.

Luego, para poder contribuir a la economía de la comunidad, agrega Keyla, en Talea de Castro se trilla, se tuesta y se muele, por lo que quienes se dedican a ello, crean a su vez empleos indirectos, mientras que el proceso de sellado, empaquetado y distribución, lo realiza la pareja en la ciudad de Oaxaca. Cabe mencionar que fue un amigo de los emprendedores, quien colaboró con el diseño de la marca.

cafe_tres.jpg

Producto de calidad

Aunque por el momento Keyla e Israel producen un café "convencional", es decir, que no es de ninguna especialidad, aseveran que se trata de un café de excelente calidad. "Aunque en la Sierra Norte vamos un poco atrasados en ese sentido con respecto a otras regiones que ya producen café de especialidad, vamos en buen camino. En Talea de Castro se produce café arábigo, de la variedad típica o también conocido como criollo.

Sobre el tema, Keyla puntualiza que antes de iniciar la venta de su producto lo llevaron a una prueba para que lo  "testearan", y la bebida obtuvo una calificación de 8. "Tenemos un muy buen café, por un precio justo, que contribuye a la economía de una comunidad que trabaja en el campo", añade.

Aunque por el momento, la pandemia mantiene en pausa los planes de crecimiento de la marca, "Aroma del Cielo" ha recibido propuestas para su distribución en Estados Unidos, sin embargo, deberán esperar a que la actividad se regularice para completar su registro de marca y completar los trámites ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para poder brindar facturas a los clientes que así lo requieran.

Además de distribuirse por ventas en línea, el café "Aroma del cielo" está disponible en algunas tiendas de la colonia Volcanes, y en La Canasta de Payita, una tienda ubicada en Jalatlaco. En tanto, la pareja entrega pedidos de manera personal en la ciudad de Oaxaca los días lunes, miércoles y sábado, con las medidas sanitarias correspondientes.

Comentarios